Elección de luz

¿Como nos corresponde hacer vida la elección de luz con la que Jesús Caridad nos envía día a día a vivir la caridad cara al Cielo, enviándonos a hacer más y más visible allí donde estemos?

Esta es una pregunta que tenemos que hacernos todos los días… y a veces, al responderla el Espíritu puede sorprendernos.

Realmente la mayoría de las veces esa elección de luz se tratará de como ser fiel en lo pequeño… O sea: se tratará de elegir irradiar luz en lo cotidiano del día a día, eligiendo hacerlo todo como ofrenda viva y agradable a Sus ojos, haciendo siempre lo mejor posible, eligiendo vivir más y más la caridad, eligiendo hacer más y más vida Su consagración del corazón y de las manos, del ser y del obrar, del ser y del acto… siendo más y más humildemente fieles a Su Corazón, que nos llama a celebrar más y más Su comunión al plasmar Su Amor vivo y encarnado en todo lo que hacemos, incluso en lo más pequeño…

Pero también hay otra elección de luz, otra mucho más profunda, trascendental y grande. Una que puede transformar incluso la historia misma… porque elegimos vivir Su historia de Amor, porque elegimos no solo irradiar luz… sino que elegirmos irradiarla siendo luz, encarnando Su luz en nuestra propia historia, dejándonos convertir en profecía de luz y de esperanza viva…

Sí, hermanos, elegir amar como Él nos llama a amar es elegir transformar la historia para siempre, haciendo de nuestra historia Su historia viva de Amor. Eso lo tranforma todo, es un antes y después en la vida. De hecho, mi vida se divide entre antes de contemplar a Jesús Caridad y después de contemplar a Jesús Caridad. Algo así como aJC y dJC (lo mismo que hay “aC” para hablar del tiempo antes de Cristo y “dC” para hablar del tiempo después de Cristo, mi vida se divide entre “aJC”, antes de compartir a Jesús Caridad, y “dJC”, después de compartir a Jesús Caridad). El “dJC” comienza al reconocerse con todas las consecuencias que Jesús Caridad es Dios Amor vivo y encarnado que hace nuevas todas las cosas, todos los corazones, toda la historia… plasmando así Iglesia Nueva y Patria Nueva, e incluso humanidad nueva, donde todos resplandecemos como los hermanos que somos llamados a ser, como la luz que somos llamados a ser, como la familia del Amor que somos llamados a ser, caminando juntos en más y más comunión abierta a la vida y a la gracia, haciendo juntos familia humana, eclesial y civil según Su plan, plasmando juntos más y más Iglesia familia y Patria familia donde todos crecen en comunión, donde se honran todos los derechos humanos de todos, donde respladecemos como Patria Luz, como Patria comunión, como Iglesia Luz, como Iglesia comunión.

Cuando contemplé lo de “dJC” en el diálogo contemplativo con Jesús Caridad… sencillamente di gracias por toda la luz que se nos ha concedido irradiar juntos. No se me había ocurrido contemplarlo de esa forma antes, son de esas ideas que Él te da a contemplar y en principio te sorprenden, pero luego te das cuenta de que realmente lo que estás contemplando es una verdad que te supera. Esta elección de luz es clara: al hacer vida Su historia viva de Amor elegimos darle a luz en la medida en que dejamos que Él transforme toda nuestra formación personal en Su lienzo vivo, en que el Espíritu plasma la imagen viva del Amor de Dios vivo y encarnado, de tal forma que la historia misma queda transformada… haciendo vida así Su elección, pues es Él Quien nos elige para amar, servir y caminar como apóstoles de la luz, como apóstoles de la comunión, como apóstoles de la familia…. como apóstoles de la formación personal conforme a Su Corazón.

Incluso en circunstancias tremendamente oscuras, he seguido eligiendo irradiar esa luz con la que Él colma el corazón, sigo eligiendo hacer vida Su elección de luz de tal forma que todo quede transformado en Su historia viva de Amor… con la ayuda de nuestra Señora del Nuevo Albor, que es la que nos enseña a dar más y más a luz a la Palabra…

Sé que toda esta luz es para toda la Iglesia y para toda mi Patria (Puerto Rico y Estados Unidos) y solo puedo estar agradecida por como se me concede irradiarla.

Sigamos eligiendo irradiar luz en absolutamente toda circunstancia, sirviendo así a la Iglesia y a la Patria como nos corresponde servirlas, en primer lugar con nuestro crecimiento más pleno posible, y no solo con el propio crecimiento más pleno posible, sino haciendo posible el mejor crecimieto posible de todos.

En estas dos últimas semanas discutí dos presentaciones con mis estudiantes de religión. La primera habla de las apariciones de la Virgen María más importantes: Lourdes, Guadalupe y Fátima. No les hablé en lo absoluto de Nuestra Señora del Nuevo Albor –de momento ha de ser la Iglesia la que afirme la veracidad de lo que he contemplado, por lo tanto no me parece que deba compartirlo o enseñárselo a los estudiantes– pero sí les hablé de como nuestra Señora de Fátima nos pide rezar por la paz, por el fin de toda guerra y violencia, recordando que la raiz de toda violencia es la deshumanización, el no contemplarnos como hermanos… así que hemos de rezar mucho por la familia, escuela de humanización, y también por que todos crezcamos en comunión, como hermanos, como santos.

En la segunda presentación hablé del maltrato y el abuso infantil como problema social ante el cual todo cristiano ha de estar llamado a actuar. Les hablé de las definiciones de maltrato y maltrato institucional, y les compartí pensamientos que he contemplado gracias a Jesús Caridad que aplican tanto a ellos como a cualquier niño que esté siendo maltratado o abusado: Dios Amor no desea que se permita el abuso de niños, Dios Amor desea que se les brinde todos los recursos que sean necesarios para seguir adelante como ciudadanos de bien, com ciudadanos luz, conscientes de su valor como personas y de su dignidad, que no deben permitir que nadie les ultraje… concientes de que Dios Amor les ama profundamente y les invita a una nueva vida, resplandeciendo como familia de Dios, como hermanos en el Amor.

Nunca dejemos de elegir irradiar luz. Nunca dejemos de hacer vida Su historia viva de Amor. Nunca dejemos de hacer vida Su plan, Su proyecto de evangelización familiar, Su revolución de luz… acogiendo esta alianza de la caridad que nos concede no solo para ser felices, plenos y santos, sino también para hacer vida Su reconstrucción tras toda deshumanización y toda descomunión –toda quiebra de comunión–, reconstruyendo Su Iglesia y nuestra Patria de la misma forma que lo hizo San Francisco de Asís en su momento, encarnando más y más el Evangelio según los signos de los tiempos: si queremos reconstruir nuestra Patria y nuestra Iglesia hoy, y detener la destrucción del odio y la violencia que traen la ideología de género, el comunismo, el socialismo, el feminazismo, el transgenderismo, el marxismo y cualquier otra ideología que deshumanize a nuestra Patria y que quiebre la comunión de nuestra Iglesia… hemos de afirmar toda la formación personal, toda la formación eclesial y toda la formación familiar a imagen y semejanza de la Trinidad, afirmando un pleno sentido de lo que nos hace seres humanos, de lo que nos hace espíritus vivos, afirmando nuestra humanidad de tal forma que se afirme la dignidad de todos incondicionalmente y que todos puedan crecer en comunión, como los hermanos que somos llamados a ser… No podemos permitir que se destruya a la persona y a lo que nos hace contemplarnos como hermanos: nuestra primera identidad ha de ser siempre la de hermanos que crecen en comunión, aprendiendo a honrar incondicionalmente la dignidad de todos, desde la concepción hasta la muerte natural. No podemos permitir que solo se afirmen los derechos humanos de algunos, o que solo se afirmen los derechos humanos que convienen, tal cual lo hacen las ideologías al deformar la formación personal, eclesial y civil. Eso es destruir nuestra humanidad misma. Eso es destruir a la humanidad misma –a nuestra Patria, a nuestra Iglesia, a nuestras familias…– al estilo Auschwitz… y este tipo de destrucción es la que advierte Jesús Caridad que puede destruir a la humanidad más rápido que cualquier crisis climática si no elegimos irradiar luz aprendiendo a contemplarnos como hermanos. No es Dios Amor Quien ha querido o quiere esta destrucción. Él nos está dando el camino para reconstruir lo que hay que reconstruir, y para evitar que sigamos el camino de la dehumanización, de la descomunión, de la desfraternización: hemos de consagrarnos a vivir la caridad, adorándole juntos con todo el crecimiento al plasmar toda nuestra formación personal según Su imagen y semejanza, al adorarle con el crecimiento, tanto el propio crecimiento, creciendo como la mejor persona que podamos ser, y también adorándole honrando la dignidad de todos de tal forma que hagamos posible el crecimiento más pleno posible de todos como hermanos, en lugar de hacer posible el crecimiento solo de algunos, o solo de quienes convenga a la ideología de turno.

Así se construye Patria viva e Iglesia viva, eligiendo irradiar la luz del Amor de tal forma que todos resplandezcamos más y más irradiados por la nueva vida que da el Amor, que nos colma de más y más comunión, libertad, dignidad y fraternidad…

¡Sigamos eligiendo irradiar luz!

Jesús Caridad, te adoramos con todo el crecicimiento…

Pueden ver las dos presentaciones que discutí con mis estudiantes en estas últimas dos semanas aquí:

https://integractive.files.wordpress.com/2021/10/apariciones-de-la-virgen-maria-1.pptx

https://integractive.files.wordpress.com/2021/10/semana-de-accion-social-abuso-infantil-online-version-3.pptx

Construyendo Luz

Hoy tuve una idea creativa y contemplativa que espero poder realizar para Thanksgiving.

Ya conté que para Thanksgiving quiero crear una pizza comunión (una pizza en espiral) con algún ingrediente de pavo (aclaración para quienes no entiendan el porqué del detalle del pavo en la pizza: comer pavo es típico de la comida de Thanksgiving). Es una forma creativa, significativa, feliz y práctica de celebrar Thanksgiving, creando un platillo delicioso que tenga pavo, que tenga un gran significado y que no signifique comprar una pieza de pavo grande que será difícil comerme por mí misma.

Para servir una pizza en espiral hace falta un muy buen plato, por la misma naturaleza de la pizza en espiral, que hace que se entrevea el plato que está debajo de ella. Así pues, se me ocurrió diseñar un “pizza board” con madera puertorriqueña y un texto que aluda al significado de caminar en dirección comunión que tiene la pizza en espiral. Para quien no sepa que es un “pizza board”, es esto:

Pienso que también podría usarse como “pizza board” un buen pedazo de tronco redondo y con el texto grabado, por ejemplo, uno como este:

Supongo que esa decisión (decidir entre servir la pizza en un tronco grabado artesanalmente o entre un pizza board propiamente diseñado artesanalmente) es algo que tendré que dialogar con el artesano al que le pida crearme la pieza. No se trata solo de la pieza de madera, sino de grabar en el “pizza board” un texto alusivo a resplandecer juntos en comunión. Sería buenísimo que el texto estuviera grabado en espiral, pero admito que lo más práctico es que el texto esté grabado en forma rectancular. En primer lugar pensé que podía pedirle al artesano que me creara un “pizza board” y le grabara el mandatum novum, porque esencialmente el caminar juntos en dirección comunión, haciendo posible una sociedad donde todos crezcamos como hermanos, es parte de vivir el mandatum novum. Luego contemplé que era mejor crear un poema que se enfocara en plasmar el sentido de crecer juntos en comunión, aplicando un poco el sueño contemplativo de hoy… y este fue el poema que escribí para pedirle al artesano que lo grabe en el “pizza board” (el título no es para ser grabado, pero igual lo puse):

Patria Luz, Patria Comunión

Ayudemos a crecer a una Patria Luz, a una Patria Comunión

donde todos crezcamos juntos como hermanos

todos resplandeciendo como ciudadanos iguales

ayudándonos a convertirnos, al vivir el encanto,

en las mejores personas que podamos ser

amados, felices, libres, dignos, plenos, honrados, llamados

cada cual a ser una luz que nadie más irradiará

como estrellas del Cielo que van plasmando

una Tierra Luz que resplandece en comunión

donde se viven todos los derechos humanos

una Patria Viva, un estado de nueva fraternidad

Patria familia que sacamos adelante unidos, soñando y trabajando

por cultivar paz, esperanza, solidaridad, equidad, justicia, amor, amistad…

como Isla Luz, como Isla del Encanto

orgullosamente borincanos, americanos y latinos

Pueblo del Nuevo Albor donde todos caminamos de la mano

sirviendo juntos al bien común construyendo sociedad luz

irradiando nueva vida a la Patria a la que amamos

Realmente no dejo de agradecer a Dios Amor todas las formas con las que nos ayuda a plasmar más y más Patria Luz, más y más Patria comunión… Creo que este poema plasma de forma muy creativa y bella la esencia de lo que es plasmar un Puerto Rico donde todos resplandezcamos en comunión, como los hermanos que somos llamados a ser, como la luz que somos llamados a ser, como los ciudadanos iguales de nuestra nación que somos llamados a ser… sirviendo juntos a Dios Amor, a nuestra Iglesia y a nuestra Patria al construir juntos una sociedad luz donde se reconozca incondicionalmente la dignidad de todos, donde se honren todos los derechos humanos de todos.

Ya tengo una idea de a qué artesano le voy a pedir que cree esta pieza. 🙂

Se preguntarán: ¿por qué elegir madera para hacer esto? Bueno, en principio si hay alguien suficientemente creativo como para reciclar latas de aluminio de tal forma que se puedan crear platos de pizza creativos, Dios bendiga la creatividad de ese hermano, eso estaría muy bien y hasta sería muy ecológico, lo que es muy encomiable, loable y necesario en nuestra Isla Luz…

Pero elegí diseñar un pizza board de madera por un detalle muy concreto: tras un huracán tan devastador como lo fue el huracán María, muchísimos árboles quedan tendidos en el piso, y hay que hacer algo con esa madera, hay que hacer algo para convertir toda destrucción en luz, hay que hacer algo para construir luz tras el embate de todo huracán… y de todo lo que atente contra la dignidad y prosperidad de nuestro Pueblo Luz.

Algo así estoy haciendo en estos momentos, con ayuda de la gracia de Dios Amor: eligiendo irradiar luz, eligiendo construir luz, eligiendo plasmar paz y esperanza tras años de guerra civil, de terrorismo doméstico, de abuso, de tortura, de discriminación, de crímenes de odio y de gran violencia social y criminal que ha plagado todo mi derredor a lo largo de toda esta última década… que gracias a Jesús Caridad ha quedado transformada en “material creativo” para plasmar Su obra viva de Amor, Su plan, Su proyecto de evangelización familiar, Su revolución de luz, en el lienzo de mi corazón ensanchado por Su alianza de la caridad, por Su consagración a vivir la caridad.

Hermanos, esto tiene que quedar claro: Dios Amor siempre nos concederá la gracia para elegir irradiar luz en cada circunstancia, para elegir construir luz en cada circunstancia, para elegir plasmar Patria Luz en toda cirscunstancia. Jesús Caridad jamás negará Su gracia a Quien quiera convertirse, a quien quiera cambiar de vida, a quien quiera elegir transformarse en la luz que somos llamados a ser. Yo, con todo mi pasado profundamente pecador, soy un gran ejemplo de esa misericordia de Dios Amor, de ese poder creativo que es capaz de hacer nuevas todas las cosas, todos los corazones y toda la historia como solo el Amor puede hacerlo. Lo digo con toda humildad: es Dios Amor Quien hace posible que esté haciendo lo que estoy haciendo y que esté irradiando la luz que estoy irradiando, Él es el Sol Naciete, la Estrella de la Mañana que hace todas las cosas nuevas.

En algún momento se reconocerá públicamente toda esta historia. Se reconocerá lo atroz de la violencia psicológica y médica, la crueldad inaudita, todos los crímenes de odio y todo los abusos cometidos contra mí y contra inocentes a mi alrededor con propósitos de intentar minar mi credibilidad, deshumanizar, controlar el como otros me perciben o el como yo percibo a otros, y hasta pretender controlar mis propios pensamientos y estilo de vida… en definitiva: con propósitos de impedirme vivir mi fe con todas las consecuencias.

Créanme, no estoy ignorando la crudeza de la realidad que me ha rodeado a lo largo de todos estos años… pero tampoco puedo negar el como Jesús Caridad me ha salvado de responder violencia con violencia, guerra con guerra, odio con odio… aprendiendo de Él una y otra vez a elegir hacer el bien, a hacer la paz, a hacer la esperanza… a ser la luz que Dios Amor me llama a ser, haciendo más y más vida Su consagración a vivir la caridad.

Cuando finalmente toda la prensa y todas las autoridades estatales, federales y eclesiales elijan reconocer públicamente lo que todos ya han sabido por años, pero han elegido una y otra vez no reconocer como corresponde… recuerden también como Dios Amor eligió este momento y esta circunstancia de la historia de la humanidad para elegir revelarse contemplativamente como Jesús Caridad… por favor, recuerden también como Dios Amor eligió “nacer” en medio de estas circunstancias para transformarlo todo con Su luz, con Su ternura, con Su bondad, con Su comunión de luz que recibo noche tras noche desde que las circunstancias me inpide comulgar dominicalmente como me corresponde… recuerden como Jesús Caridad eligió permanecer a mi lado y al lado de nuestra Patria a lo largo de todos estos años, salvaguardándome de todo lo que me impidiera elegir crecer en comunión y salvaguardando a nuestra tierra luz de todo lo que le impidiera resplandecer como Patria Luz, como Patria Comunión, dándonos la gracia para elegir construir luz en medio de la devastación de tal forma que todo queda convertido en “material creativo” para plasmar Su obra viva de Amor. De la misma forma que los troncos de madera caída pueden convertirse en material creativo para una buena “pizza board”, todo tipo de destrucción puede y debe convertirse en material creativo para construir una Patria mejor, un Puerto Rico mejor, un Estados Unidos mejor, un mundo mejor… una sociedad luz donde todos resplandecemos como hermanos luz.

Lo que parece un simple “pizza board” tiene un gran significado… y eso es parte de construir luz: encontrar constantemente nuevas formas de elegir irradiar luz en toda circunstancia. Para mí eso es parte fundamental de lo que me identifica como puertorriqueña, como jíbara luz: elegir irradiar luz en toda circunstancia, elegir ayudar a crecer en comunión en toda circunstancia, elegir hacer resplandecer paz, esperanza, fe y comunión de luz en toda circunstancia… especialmente ante nuestros niños boricuas, a los que Jesús Caridad llama a crecer y a irradiar como la mejor persona que puedan ser, como la luz que todos somos llamados a ser.

Cuando tenga el pizza board ya diseñado les compartiré la foto de como quedó. 🙂

¡Sigamos dando gracias por todas las formas que se nos concede elegir irradiar luz, por todas las formas que se nos concede elegir plasmar Patria Luz, Patria comunión!

Jesús Caridad, te adoramos con todo el crecimiento…

En palabras de Tonny Croatto (es una canción muy bella, pueden escucharla aquí): yo soy tuyo, Puerto Rico, pa´ lo que quieras mandar…

Signos de luz, paz, comunión y esperanza

¡Feliz domingo, hermanos todos!

En este blog post comparto dos presentaciones PowerPoint que creé para mis estudiantes: la presentación “Crecer Juntos en la Palabra”, ya concluída con las preguntas que se me hicieron mientras discutía la presentación en la clase de religión, y la presentación “Jíbaros de Hoy”, que preparé para la clase de Historia de Puerto Rico contemporánea. Como parte de esa presentación los estudiantes decoraron una pava con aquello que más les identificara como puertorriqueños.

En el fondo, ambas presentaciones están muy relacionadas, aunque fueran preparadas para clases distintas. Cuando crecemos juntos en la Palabra la reconocemos juntos como Palabra viva que nos mueve a cumplir la voluntad de Jesús en toda circunstancia… y Jesús nos llama a resplandecer como Patria Luz e Iglesia Luz, Patria Viva e Iglesia viva donde todos resplandecemos como hermanos, como la luz que somos llamados a ser.

Si crecemos juntos en la Palabra y vivimos juntos la Palabra somos capaces de hacer posible una Patria donde todos resplandezcamos como Jíbaros luz, como tierra luz… somos capaces de hacer posible una Iglesia Luz donde todos caminemos como hermanos, siendo signos de luz, siendo signos de esperanza, siendo signos de Amor, siendo signos de gracia, siendo signos de comunión, siendo signos de fe, siendo signos de paz…

Realmente la presentación “Jíbaros de hoy” es una propuesta que no es solo para mis estudiantes, sino para todo puertorriqueño: ¿Estamos construyendo el Puerto Rico luz que somos llamados a construir? ¿Qué nos identifica más como puertorriqueños y porqué? ¿Qué es ser jíbaro hoy? Son preguntas que todos necesitamos responder y reflexionar.

Tuve bastantes problemas para encontrar pensamientos de figuras públicas puertorriqueñas que hablaran acerca de qué es ser puertorriqueño. Esto indica que falta reflexión acerca de este tema, y esto es necesario que lo reflexionemos todos si queremos plasmar un Puerto Rico Luz.

Esta presentación puede ser una gran celebración para el 19 de noviembre. Como ya he dicho en Twitter, esto incluso podría ser un concurso, exhortando a estudiantes de todos los niveles a que preparen videos, ensayos o obras de arte —podrían ser tanto en inglés como en español— en los que se responsa a las preguntas clave: ¿que te identifica más como puertorriqueño y qué es para ti ser jíbaro hoy? Se podría premiar a las mejores obras con una comida con el Gobernador o incluso con el presidente de Estados Unidos (si fuera posible), para que los estudiantes se sientan protagonistas de la vida de nuestra Patria Luz, dialogando con sus líderes políticos acerca de sus inquietudes y propuestas para una Patria mejor. También se les puede premiar con excursiones educativas pagadas para toda la clase del estudiante ganador. Incluso, en el caso de estudiantes de clases graduandas, se podría colaborar con algo para su fiesta de graduación. Digo más: esta propuesta no tiene porqué limitarse al Departamento de Educación de Puerto Rico, también podrían participar Distritos Escolares de alta afluencia puertorriqueña en Estados Unidos (Texas, Florida, New York, etc…). Esto es parte de enseñar a ser ciudadanos de bien y también es parte de aprender a escucharnos uno a otros como hermanos, como ciudadanos luz, como ciudadanos iguales de nuestra nación.

Todos somos llamados a plasmar un Puerto Rico vivo, un Puerto Rico de paz donde podamos compartir estas respuestas, escucharnos con respeto y fraternidad y construir juntos la Patria Luz que somos llamados a construir haciendo posible el mejor crecimiento posible de todos, haciendo posible que se honre la dignidad de todos, haciendo posible que todos resplandezcamos como ciudadanos iguales y dignos.

Sí, hermanos, para un cristiano el plasmar juntos una Patria viva que resplandece en comunión es parte de crecer juntos en la Palabra, de hacer vida la Palabra viva y eficaz. Es Jesús Caridad Quien nos inspira a contemplar a todos como hermanos y como hijos de Dios llamados a una vida feliz, plena y digna. Es Jesús Caridad Quien nos inspira a entregarlo todo por hacer posible el Puerto Rico que somos llamados a ser, un Puerto Rico resplandeciente en comunión, en paz, en nueva vida, en esperanza, en nueva fraternidad, en nueva historia, en nueva adoración a Dios Amor, adoración que al adorar a Dios también hace posible que todos crezcan como la luz viva que todos somos llamados a ser.

Sabemos que Puerto Rico ha atravesado y está atravesando varias crisis muy profundas e importantes: el colonialismo, el huracán María, los terremotos, la pandemia de Covid 19, la violencia rampante que ha sucedido a mi alrededor —tanto contra mí como contra niños, ancianos y personas vulnerables— a lo largo de los últimos 10 años, pretendiendo imponer via violencia ciertas ideologías… No podemos permitir que ninguna crisis mengue nuestra llamada a resplandecer como puertorriqueños luz y, para quienes sean cristianos, como cristianos luz que escuchan la voz de la Palabra y los signos de los tiempos. No podemos de dejar de abrir nuevos caminos de crecimiento en comunión, caminos de encuentro, nuevos caminos de perdón histórico y de nueva vida que resplandece en el Amor, caminos de paz, solidaridad y fraternidad, nuevos caminos donde todos podamos crecer como hermanos, dejando a yn lado todo tipo de violencia, todo tipo de actitud de guerra y terrorismo doméstico, todo tipo de afán de imponerse y dominar al otro en lugar de tratarnos como hermanos, todo tipo de afán de controlar una sociedad que es patrimonio de todos, no marioneta social de unos pocos… un Puerto Rico donde podemos crecer todos, no solo algunos.

Como puertorriqueños y como cristianos somos llamados a ser signos de esperanza, signos de comunión, signos de luz, signos de paz, signos de nueva vida, signos de crecimiento, signos de fraternidad… Ante todo tipo de violencia, ante todo tipo de odio, ante todo tipo de violación de derechos humanos —que quede claro: el colonialismo es una violación de derechos humanos—, ante todo tipo de crímen y deshumanización, hemos de responder con luz, eligiendo irradiar juntos la luz que somos llamados a irradiar para transformarnos juntos en la Patria viva que somos llamados a ser, Patria donde todos podemos crecer y dar lo mejor de nosotros, creciendo juntos hasta convertirnos en la mejor persona que podamos ser, trabajando dura y honradamente no solo en un trabajo honrado sino también en nosotros mismos, para así, buscando ser juntos la mejor persona que podamos ser, podamos también hacer posible la mejor Patria posible para nuestros niños, no solo defendiéndoños de todo tipo de abuso, sino abriéndoles también nuevos caminos de crecimiento, comenzando con nuestro propio ejemplo de superación, crecimiento y resiliencia.

No podemos cesar de encontrar y crear ideas para hacer posible un Puerto Rico luz para todos donde sobreabunde la solidaridad, la bondad, la comunión, la paz y la luz sobre todo mal. Diré dos ejemplos concretos de a qué tipo de ideas me refiero. Una la dije hace bastante tiempo atrás. Otra la dije ayer.

Hace algún tiempo atrás propuse crear una vela para recaudar fondos para Caritas (fundación católica que se dedica a ayudar a los más necesitados). Esa vela sería una vela con olor a coquito, algo muy puertorriqueño… y con los fondos en primer lugar propuse que se compraran canastas de comida para Thanksgiving y Navidad, regalando a familias necesitadad todo lo necesario para tener una comida de Thanksgiving y Navidad digna y familiar. Luego amplié un poco más la idea, proponiendo usar los fondos que sobraran (estoy muy segura de que una vela así será muy popular y muy bien vendida, el coquito huelr riquísimo y en estos momentos no existen velas de coquito) para fundar centros de apoyo psicológico en Puerto Rico, frente a la crisis de salud mental sin precedentes que está confrontando la isla tras tantas crisis sociales y naturales sucesivas. Lo mejor de esta iniciativa es que visualiza como somos llamadoa a irradiar luz haciendo posible una Patria viva pata todos, siendo como velas encendidas en medio de la oscuridad que hacen resplandecer nueva vida, paz, esperanza, gracia, solidaridad, esperanza… eligiendo hacer el bien, eligiendo hacer resplandecer la luz con nuestro obrar.

Ayer compartí en mi Twitter otro ejemplo concreto de idea creativa para elegir irradiar luz: una communion pizza: una pizza en espiral. ¿Por qué en espiral? Porque en la iconografía de Iesu Amor los espirales simbolizan “dirección comunión”: de la misma forma que un círculo es símbolo de una alianza eterna, de un compromiso eterno, un espiral es caminar juntos en dirección comunión, no hacia derechas ni hacia izquierdas, sino hacia la persona, haciendo posible una sociedad centrada en la persona, una sociedad que reconozca la dignidad de todos (eso está en la constitución de Puerto Rico), una sociedad donde todos caminamos como hermanos, dejando atrás todo cuando nos impida contemplarnos como hermanos y ayudarnos a crecer como hermanos. Eso es plasmar nueva adoración y nueva historia. Compartí esa idea contemplativa para que cualquier pizzería pueda servir una pizza comunión y donar una parte de las ganancias a fundaciones que se dediquen a ayudar a niños maltratados y afectados con la violencia. No me refiero solo a ayudar a los niños que están siendo abusados a mi alrededor: todos sabemos que en estas semanas han ocurrido graves casos de abusos de niños, incluso provocando su muerte. Como puertorriqueños y como cristianos nos tiene que apasionar la defensa de la dignidad de todos, comenzando por los más vulnerables e inocentes entre nosotros: los niños. Eso es parte de comprometernos con sacar adelante una Patria Viva donde todos resplandecemos en comunión, sobreabundando en luz ante toda violencia, abuso, odio y afán de desunir y corromper a nuestro pueblo.

Realmente la idea contemplativa de la pizza comunión también puede ser una idea creativa para elegir irradiar luz en familia: compartiendo un buen momento en familia preparabdo juntos y comiendo juntos en familia. Eso también es una idea creativa para elegir irradiar luz. Quiero decir: ha de haber ideas para elegir irradiar luz a toda la sociedad, pero en primer lugar hemos de irradiarla creando luz allí donde estemos: en donde vivamos, en donde trabajemos, por donde pasemos… eligiendo en todo momento ser signos de esperanza, signos de luz, signos de comunión, signos de gracia, signos de Amor…

No importa cuantos abusos, cuanda violencia, cuanta guerra, cuanta discriminación, cuanto odio… puedan pretender imponer algunos: siempre podemos y debemos elegir irradiar luz de tal forma de que el mal se transforme en bien, en irradiación de nueva vida que resplandece en comunión. Lo que ha de definir nuestra historia como pueblo no es el mal que hagan algunos, sino el como elegimos irradiar luz juntos como pueblo. Lo que nos ha de caracterizar como boricuas luz es elegir dar lo mejor e irradiar toda la luz que podamos irradiar en todo momentos, pues habitamos en una tierra luz.

Realmente lo mismo nos aplica como cristianos ante todo tipo de caso de abuso e intento de imponer ideologías dentro de la Iglesia: como cristianos no nos ha de caracterizar los abusos que cometen algunos, sino la luz que somos llamados a irradiar como Iglesia viva, caminando juntos como hermanos, haciendo posible una Iglesia donde todos podamos crecer y convertirnos en los santos que somos llamados a ser… determinados a hacer más y más el bien, determinados a vivir más y más la caridad, determinados a irradiar más y más luz eligiendo una y otra vez seguir a Jesús Caridad como Él nos llama a hacerlo, haciendo más y más vida la Palabra viva y eficaz, desprendiéndonos de todo afán de dinero y de todo afán desordenado para elegir amar a Dios como Él nos llama a hacerlo: dando la vida por el hermano, dando la vida por hacer posible una Iglesia viva para todos, dando la vida por hacer posible una Patria viva para todos.

Acabo de escuchar la misa del Papa Francisco para el comienzo del Sínodo que comienza hoy. El Papa propuso tres claves: encuentro, escucha y discernimiento. Estas tres claves nos pueden ayudar para elegir irradiar luz a lo largo de nuestro día a día como puertorriqueños luz y como cristianos luz al elegir crear una Iglesia y una sociedad donde hay espacio creativo para la escucha incondicional, donde hay espacio creativo para encontrarnos juntos como hwrmanos, donde hay espacio creativo para para discernir cual es el Puerto Rico y el Estados Unidos que nos corresponde construir para hacer posible que todos resplandezcan como la luz que somos llamados a ser… Esto tenemos que hacerlo juntos. No importa cual sea la oscuridad que confrontemos –guerra, violencia social, violencia psicológica, terrorismo doméstico, crímenes de odio, abuso de niños, abuso de anciano, abuso legal, abuso cibernético, discrimen, violaciones de derechos humanos…— somos llamados a ser la luz que hace la diferencia, somos llamados a ser la luz que resplandece como signo vivo de esperanza, de comunión, de don, de hermandad… de paz viva.

Pregúntate, pues, ¿cómo eres llamado a irradiar luz allí donde estás? ¿cómo eres llamado a ser signo de esperanza, signo de nueva vida, signo de crecimiento en comunión, signo de paz, signo de fraternidad, signo de don, signo de resiliencia… signo vivo de la identidad que nos caracteriza como puertorriqueños luz, como Americanos luz?

Recuerda: la luz que tú no irradies nadie la podrá irradiar por ti. Si queremos ser Patria Luz, si queremos habitar en una tierra luz, tenemos que hacer posible que todos puedan resplandecer en comunión.

¿Cómo elegirás irradiar luz hoy?

Yo acabo de elegirlo compartiendo este blog post. ☺️

¡Sigamos eligiendo irradiar luz y crecer juntos en comunión! ¡Sigamos eligiendo resplandecer como el Puerto Rico luz que somos, como los jíbaros luz que somos, como el pueblo-familia de nuevo albor que somos, como la Iglesia luz que somos, como la tierra paz que somos, dejando atrás todo lo que nos impida resplandecer como hermanos!

Aquí están las dos presentaciones:

¡Sigamos creciendo juntos en el Amor!

Jesús Caridad, te adoramos con todo el crecimiento…

PD: Le hice una pequeña corrección a la presentación Jíbaros de Hoy. Esta es la nueva versiók: