Oración Contemplativa: Jueves, 30 de Abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a acoger la luz de Tu mirada —de Tus ojitos misericordiosos y colmados de ternura viva—, a acoger Tu llamada a la conversión en sacramento vivo de Tu Amor, en signos vivos de Tu comunión, en íconos vivos de la Trinidad, en íconos  vivos del Amor de Dios encarnado, en santuario vivo del Divino Amor… convirtiendo cuanto sea necesario convertir en nosotros para seguir la inspiración del Espíritu para así cambiar cuanto sea necesario cambiar en la sociedad —tras cambiar nosotros mismos primero para así ayudar al hermano a convertirse en quien es llamado a ser, haciendo vida Tu fraternidad sacramental…— para erradicar todo cuanto lleve al pecado, para erradicar toda corrupción y oscuridad, todo cuanto nos impidia resplandecer como somos llamados a resplandecer… haciendo más y más vida nuestra vocación bautismal, haciendo resplandecer la unidad del Espíritu haciendo más y más vida la unidad a Tu Corazón al transformar absolutamente todo —también toda humillación… todo mal, todo pecado, toda corrupción, toda injusticia, todo cuanto lleve a pecar, todo cuando impida resplandecer en más y más comunión… todo terrorismo, toda corrupción social, todo odio, toda violencia, toda persecución, toda guerra, todo culto a la muerte, todo aborto social, toda deshumanización, toda violación de derechos humanos… todo atentado contra la verdad, la paz, la justicia, la vida, la familia, la fraternidad, la libertad, la democracia…— en irradiación de Tu luz, en irradiación de Tu comunión, en irradiación de Tu Pan de Nueva Vida… transconsagrando el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu caridad viva como haz, Tu comunión viva como haz… más y más encendidos en el fuego del Espíritu que nos mueve adorarte con todo el crecimiento, a adorarte como deseas ser adorado, a adorarte como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en comunión plasmando iglesia doméstica… creando hogar, Iglesia y humanidad que crea comunión, que crea Eucaristía, que crea caridad, que crea Cielo ayudando a todos a resplandecer como hermanos, a respladecer en comunión, a resplandecer como la mejor persona que puedan ser, a resplandecer como la luz que somos llamados a ser, más y más resplandecientes como una luz única que plasmará un ícono vivo de Tu Amor encarnado que nadie más plasmará, más y más resplandecientes como hijos felices, amados, plenos, santos, dignos, libres, elegidos… llamados a plasmar Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión, haciendo “política pública familiar”, contemplandonos como una familia que al servir humana, eclesial y civilmente plasma iglesia doméstica—, Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar nueva humanización, nueva eclesialización, nueva fraternización y nueva evangelización—, Tu revolución de Amor —plasmar como discípulos del Amor que se dejan mover por el Espíritu a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de Tu comunión; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar en más y más comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de justicia y derecho, estado de nueva fraternidad, estado de comunión, sociedad luz que resplandece como familia civil cuya política pública está estructurada a ayudar a crecer absolutamente a todos en comun-unión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad unida y fraterna, más y más colmada de la fe, la esperanza, la caridad, el nuevo horizonte, la prosperidad, la paz que viene de Dios, de obedecer y hacer vida Su voluntad con corazones humildes y servidores, ayudando a todos a resplandecer como hermanos que resplandecen en comunión—… haciendo más y más vida la victoria del Amor, siguiendo el dulce ejemplo de nuestra Madre del Cielo que nos cubre con su manto: dar a luz a la Palabra, dar a luz a Dios Amor-con-nosotros, dar a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en más y más comunión… haciendo mád y más vida Tu alianza, Tu consagración, Tu memorial, Tu sueño, Tu visión, compartiendo la alianza de la caridad como nos corresponde hacerlo, haciendo vida Tu consagración dejándonos convertir en las estrellas del Cielo que Tú nos llamas a ser, dejándonos convertir en el pueblo del nuevo albor que Tú nos llamas a ser… cambiando cuanto sea necesario cambiar para seguir el nuevo camino aue nos abres, Tu camino del mar, para responder a Tu llamada a la conversión en signos vivos de Tu Amor, a la conversión a la santidad… acogiendo más y más Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, Tu duc in altum… dejándonos guiar por el Espíritu Santo, estructurando nuestro caminar según Su inspiración, plasmando nuestro corazón a imagen y semejanza de la Trinidad, de Su creatividad viva, de Su entrega fiel, de Su fecundidad gozosa… siguiendo más y más Tu estela camino del mar, navegando más y más mar adentro, más y más Divina Misericordia adentro, más y más Divina Providencia adentro, más y más correspondencia adentro, más y más santidad adentro, más y más comunión adentro, más y más misterio adentro, más y más nueva fraternidad adentro… haciendo más y más vida Tu mandatum novum como Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad, somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… somos llamados a elevar el Amor de Dios como corresponde ser elevado, como Tú lo elevas, viviendo más y más la caridad tal cual Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida el orden de la caridad, cambiando en nuestro corazón, en la sociedad y en la Iglesia cuanto haya que cambiar para estructurarnos con más fidelidad a Tu Espíritu Santo, convirtiéndonos en eñ signo vivo de Tu comunión viva, de Tu Pan vivo, que Tú nos llamas a ser… siendo más y más fieles a Tu Corazón, a Tu Evangelio, a Tu Palabra… a la alianza de la caridad que nos conduce según el Espíritu… dejándonos convertir el corazón en altar vivo que da a luz a la Palabra, al Amor de Dios-con-nosotros, a Tu nueva familia del Amor con Nosotros (familia luz), a Tu pueblo del nuevo albor (Iglesia Luz), a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión (a Tu Patria Luz), ofrendándolo todo por ayudar al hermano —a Mi Pueblo— a ser, a hacer, a crecer y a irradiar resplandeciendo en más y más comunión, a imagen y semejanza de la Trinidad-con-nosotros… dejándose convertir en custodia viva de Mi Pan de Nueva Vida, en custodia viva de Mi  sueño: que absolutamente todos resplandezcan como hijos de Dios felices, santos, amados, plenos, libres, iguales, dignos, llamados, elegidos… ¡consagrados, viviendo la caridad más y más haciendo más y más vida como Iglesia viva y como humanidad viva Mi vivificación, Mi santificación, Mi consagración, Mi glorificación… la fe que han recibido como bautismo del Espíritu!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s