Oración Contemplativa: Jueves, 30 de Abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a acoger la luz de Tu mirada —de Tus ojitos misericordiosos y colmados de ternura viva—, a acoger Tu llamada a la conversión en sacramento vivo de Tu Amor, en signos vivos de Tu comunión, en íconos vivos de la Trinidad, en íconos  vivos del Amor de Dios encarnado, en santuario vivo del Divino Amor… convirtiendo cuanto sea necesario convertir en nosotros para seguir la inspiración del Espíritu para así cambiar cuanto sea necesario cambiar en la sociedad —tras cambiar nosotros mismos primero para así ayudar al hermano a convertirse en quien es llamado a ser, haciendo vida Tu fraternidad sacramental…— para erradicar todo cuanto lleve al pecado, para erradicar toda corrupción y oscuridad, todo cuanto nos impidia resplandecer como somos llamados a resplandecer… haciendo más y más vida nuestra vocación bautismal, haciendo resplandecer la unidad del Espíritu haciendo más y más vida la unidad a Tu Corazón al transformar absolutamente todo —también toda humillación… todo mal, todo pecado, toda corrupción, toda injusticia, todo cuanto lleve a pecar, todo cuando impida resplandecer en más y más comunión… todo terrorismo, toda corrupción social, todo odio, toda violencia, toda persecución, toda guerra, todo culto a la muerte, todo aborto social, toda deshumanización, toda violación de derechos humanos… todo atentado contra la verdad, la paz, la justicia, la vida, la familia, la fraternidad, la libertad, la democracia…— en irradiación de Tu luz, en irradiación de Tu comunión, en irradiación de Tu Pan de Nueva Vida… transconsagrando el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu caridad viva como haz, Tu comunión viva como haz… más y más encendidos en el fuego del Espíritu que nos mueve adorarte con todo el crecimiento, a adorarte como deseas ser adorado, a adorarte como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en comunión plasmando iglesia doméstica… creando hogar, Iglesia y humanidad que crea comunión, que crea Eucaristía, que crea caridad, que crea Cielo ayudando a todos a resplandecer como hermanos, a respladecer en comunión, a resplandecer como la mejor persona que puedan ser, a resplandecer como la luz que somos llamados a ser, más y más resplandecientes como una luz única que plasmará un ícono vivo de Tu Amor encarnado que nadie más plasmará, más y más resplandecientes como hijos felices, amados, plenos, santos, dignos, libres, elegidos… llamados a plasmar Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión, haciendo “política pública familiar”, contemplandonos como una familia que al servir humana, eclesial y civilmente plasma iglesia doméstica—, Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar nueva humanización, nueva eclesialización, nueva fraternización y nueva evangelización—, Tu revolución de Amor —plasmar como discípulos del Amor que se dejan mover por el Espíritu a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de Tu comunión; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar en más y más comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de justicia y derecho, estado de nueva fraternidad, estado de comunión, sociedad luz que resplandece como familia civil cuya política pública está estructurada a ayudar a crecer absolutamente a todos en comun-unión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad unida y fraterna, más y más colmada de la fe, la esperanza, la caridad, el nuevo horizonte, la prosperidad, la paz que viene de Dios, de obedecer y hacer vida Su voluntad con corazones humildes y servidores, ayudando a todos a resplandecer como hermanos que resplandecen en comunión—… haciendo más y más vida la victoria del Amor, siguiendo el dulce ejemplo de nuestra Madre del Cielo que nos cubre con su manto: dar a luz a la Palabra, dar a luz a Dios Amor-con-nosotros, dar a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en más y más comunión… haciendo mád y más vida Tu alianza, Tu consagración, Tu memorial, Tu sueño, Tu visión, compartiendo la alianza de la caridad como nos corresponde hacerlo, haciendo vida Tu consagración dejándonos convertir en las estrellas del Cielo que Tú nos llamas a ser, dejándonos convertir en el pueblo del nuevo albor que Tú nos llamas a ser… cambiando cuanto sea necesario cambiar para seguir el nuevo camino aue nos abres, Tu camino del mar, para responder a Tu llamada a la conversión en signos vivos de Tu Amor, a la conversión a la santidad… acogiendo más y más Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, Tu duc in altum… dejándonos guiar por el Espíritu Santo, estructurando nuestro caminar según Su inspiración, plasmando nuestro corazón a imagen y semejanza de la Trinidad, de Su creatividad viva, de Su entrega fiel, de Su fecundidad gozosa… siguiendo más y más Tu estela camino del mar, navegando más y más mar adentro, más y más Divina Misericordia adentro, más y más Divina Providencia adentro, más y más correspondencia adentro, más y más santidad adentro, más y más comunión adentro, más y más misterio adentro, más y más nueva fraternidad adentro… haciendo más y más vida Tu mandatum novum como Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad, somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… somos llamados a elevar el Amor de Dios como corresponde ser elevado, como Tú lo elevas, viviendo más y más la caridad tal cual Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida el orden de la caridad, cambiando en nuestro corazón, en la sociedad y en la Iglesia cuanto haya que cambiar para estructurarnos con más fidelidad a Tu Espíritu Santo, convirtiéndonos en eñ signo vivo de Tu comunión viva, de Tu Pan vivo, que Tú nos llamas a ser… siendo más y más fieles a Tu Corazón, a Tu Evangelio, a Tu Palabra… a la alianza de la caridad que nos conduce según el Espíritu… dejándonos convertir el corazón en altar vivo que da a luz a la Palabra, al Amor de Dios-con-nosotros, a Tu nueva familia del Amor con Nosotros (familia luz), a Tu pueblo del nuevo albor (Iglesia Luz), a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión (a Tu Patria Luz), ofrendándolo todo por ayudar al hermano —a Mi Pueblo— a ser, a hacer, a crecer y a irradiar resplandeciendo en más y más comunión, a imagen y semejanza de la Trinidad-con-nosotros… dejándose convertir en custodia viva de Mi Pan de Nueva Vida, en custodia viva de Mi  sueño: que absolutamente todos resplandezcan como hijos de Dios felices, santos, amados, plenos, libres, iguales, dignos, llamados, elegidos… ¡consagrados, viviendo la caridad más y más haciendo más y más vida como Iglesia viva y como humanidad viva Mi vivificación, Mi santificación, Mi consagración, Mi glorificación… la fe que han recibido como bautismo del Espíritu!

Oración Contemplativa: Miércoles, Abril 29, 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a ser los santos que el Padre desea que seamos, aprovechando absolutamente toddo para crecer en más y más santidad que te hace más y más visible como Dios Luz, Dios Amor, Dios vida… Gracias por enseñarnos y ayudarnos a ser santos que irradian Tu luz con humildad y mansedumbre de corazón, confesando que eres Dios Amor vivo que hace nuevas todas las cosas, todos los corazones, toda la historia… ayudándonos a ser más y más santos como Tú eres santo, bendiciéndote en todo cuanto hacemos, transformando absolutamente todo —también todo tipo de mal, todo tipo de pecado, de envidia, de corrupción, de egoísmo, de violencia, de odio, de persecución… todo tipo de guerra, de terrorrismo, de aborto social, de violación de DDHH, de deshumanización, de ideologización, de culto a la muerte… todo atentado contra la verdad, la familia, la vida, la paz, la unidad, la fraternidad, la justicia, la libertad… todo cuanto impida resplandecer como los hermanos que somos llamados a ser, resplandeciendo en comunión, viviendo como resucitados…— en irradiación de Tu luz, en irradiación de la nueva vida que da el Amor… siguiendo Tus huellas con más y más cercanía de corazón, creciendo en más y más unidad a Tu Corazón en toda circunstancia… creando hogar, Iglesia y humanidad que crean Cielo, que crean comunión, que crean Eucaristía, que crean caridad, que crean santidad… siendo los santos que Tú nos llamas a ser, incluso en la persecución, plasmando reino de comunión ofrendando absolutamente todo por ayudar a ser, a hacer, a crecer y a irradiar a todos como hermanos, por ayudar a todos a resplandecer en comunión, por ayudar  a todos a resplandecer como la mejor persona que puedan ser, por ayudar a resplandecer a todos como la mejor persona que puedan ser, por ayudar a resplandecer a todos como hijos felices, plenos, santos, dignos, llamados, elegidos… adorándote como deseas ser adorado, adorándote juntos con todo el crecimiento, adorándote como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en más y más comunión, con más y más santidad… siendo santos como Tú eres santo, amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, profetizando como Tú profetizas, enseñando como Tú enseñas, formando como Tú formas, viviendo como Tú vives, caminando como Tú caminas… plasmando reino de los Cielos en la tierra —comenzando a vivir el Cielo en la tierra— al hacer más y más vida la victoria del Amor de la misma forma que lo hace nuestra Madre del Cielo, que no deja de cubrirnos con Su manto y de enseñarnos a hacer lo que Tú dices: dar a luz a la Palabra, dar a luz a Dios Amor-con-nosotros, dar a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… haciendo más y más vida Tu sueño, Tu visión, siguiento tu ejemplo de santidad con fidelidad, haciendo más y más vida Tu alianza, Tu memorial, Tu consagración, viviendo más y más la caridad… plasmando más y más Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión plasmando ícono vivo de la Trinidad—, Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización y Tu nueva evangelización plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado—, plasmar Tu revolución de Amor —plasmar santuario vivo del Divino Amor plasmando a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de Dios Amor vivo; plasmando familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en comunión; plasmando cultura de nueva vida; plasmando estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de justicia y derecho, estado de comunión; plasmando nación de Amor que resplandece en comunión; plasmando humanidad unida y fraterna, colmada de la fe, esperanza, caridad, nuevo horizonte, prosperidad y paz que vienen de hacer vida la voluntad de Dios, de ayudar a todos a resplandecer como hermanos—… dejándonos convertir en el sacramento vivo del Amor de Dios que somos llamados a ser, haciendo vida Tu fraternidad sacramental al contemplar absolutamente a todos como hermanos llamados a la conversión, dejándonos transconsagrar el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu comunión viva como haz, Tu caridad viva como haz, haciendo brillar más y más nueva fraternidad y solidaridad fraterna… siguiendo el nuevo camino que abres para ser adorado con nueva adoración, nueva fraternidad, nueva historia, nueva visión, nuevo caminar, nuevo palpitar que sigue Tu camino del mar, que acoge Tu misión, Tu envío, Tu ministerio de crecimiento en comunión, Tu discite a me (tu destello de carisma de luz), Tu duc in altum… navegando juntos más y más mar adentro, más y más Divina Misericordia adentro, más y más Divina Providencia adentro, más y más santidad adentro, más y más correspondencia adentro, más y más comunión adentro, más y más misterio adentro, más y más nueva fraternidad adentro… acogiendo más y más Tu llamada —Tu vocación— a la santidad, a vivir más y más la caridad como nos corresponde hacerlo, compartiendo Tu alianza de la caridad como nos corresponde hacerlo, haciendo más y más vida el orden  de la caridad… haciendo vida el mandatum novum como nos llamas a hacerlo: fiat luz, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad… Somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… somos llamados a hacer Tu reino día a día plasmando más y más santidad, con más y más humildad y mansedumbre de corazón. irradiando más y más Tu luz al dejarnos convertir en las estrellas del Cielo que nos llamas a ser más y más en Ti, por Ti y Contigo, haciendo más y más vida la belleza de la Trinidad, de Su comunión, de Su creatividad viva, de Su fecundidad gozosa, de Tu entrega fiel a Tu Iglesia viva, a Tu humanidad viva, a la que llamas a hacer vida Tu resurrección, a hacer vida misterio pascual —Tu regalo pascual— viviendo como resucitados, como llamados a Mi nueva vida —hoy a hoy y para siempre— sirviendo al bien común con corazones humildes y servidores, dóciles al Espíritu Santo y Su acción, acogiendo Mi gracia incondicional para dejarse convertir en la obra viva de Amor que Yo les llamo a ser siguiendo el nuevo camino que les abro, sin dejar que nadie se pierda, sin rebelarse a Mi voluntad ni a Mi bondad, convirtiendo absolutamente todo —también todo pasado pecaminoso y toda persecución— en irradiación de Mi luz, de la nueva vida que da el Amor, colmando todo vacío del corazón con Mi comunión, encontrando una nueva dirección de vida de la mano del Dios Amor que no abandona sin importar cual haya sido el pecado cometido ni cuan extremadamente pecaminoso haya sido el pasado, de la mano del Dios Amor vivo que hace nuevas todas las cosas y que ayuda a convertirse en las mejores personas que puedan ser… ¡en estrellas del Cielo, en santos felices, amados y plenos, colmados del tesoro de Mi Corazón, de Mi comunión, de Mi santidad!

Oración Contemplativa: Martes, 28 de Abril del 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a dar nueva vida que resplandece en comunión ofrendando todo cuanto somos como Tú lo haces al darte como Pan dde nueva vida que sacia para siempre el hambre y la sed de todo corazón, ofrendando cuanto somos por ayudar a ser, a hacer, a crecer y a irradiar al hermano tal cual le corresponde resplandecer, haciendo vida el martirio de la caridad: ofrendarlo todo por vivir la caridad como nos corresponde hacerlo, creando Cielo abierto, creando Eucaristía viva, creando caridad viva, creando comunión viva… ayudando a resplandecer a todos en más y más comunión, ayudando a todos a resplandecer como hermanos, como la luz que somos llamados a ser, como las mejores personas que somos llamados a ser, como la luz única que somos llamados a irradiar cumpliendo Tu misión, respondiendo a Tu llamada a plasmar Tu obra viva de Amor, a plasmar Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento wn comunión—, a plasmar Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización—, a plasmar Tu revolución de Amor —plasmar a toda la persona y a toda persona a imagen y semejanza del Amor; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer crecer e irradiar resplandeciendo en más y más comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de justicia y derecho, estado de comunión, estado de nueva fraternidad; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad unida y fraterna, colmada de la fe, esperanza, caridad, nuevo horizonte, prosperidad y paz de hacer vida la voluntad de Dios, de ayudar a todos a resplandecer como hermanos—… más y más llenos de Tu Espíritu, mostrando Tu Cielo abierto ofrendándonos al convertirnos en Pan compartido como Tú lo eres, al dejarnos convertir en signo vivo de Tu Amor, en sacramento vivo de Tu Amor, ayudando al hermano a convertirse en sacramento vivo de Tu Amor haciendo vida Tu fraternidad sacramental, ayudando al hermano a hacer vida Tu Pan de nueva vida, a encontrarte como Dios Amor vivo en el hermano con el que compartimos la comunión al ayudar a todos a resplandecer como hijos santos, felices, amados, plenos, elegidos, dignos, libres, llamados… haciendo vida la victoria del Amor siguiendo el ejemplo de nuestra dulce Madre del Cielo que nos cubre con su manto y nos anima a ofrendarnos como Tú nos llamas a hacerlo: dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Tu familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… como mártires de la caridad que viven la caridad dejándose transconsagrar el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu comunión viva como haz, Tu caridad viva como haz… contemplando como Tú contemplas, formando como Tú formas, haciendo vida Tu consagración como Tú lo haces, amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, caminando como Tú caminas, perdonando como Tú perdonas, siendo misericordioso como Tú lo eres, viviendo como Tú vives, enseñando como Tú enseñas, predicando como Tú predicas, enseñando como Tú enseñas, ayudando a resplandecer como Tú lo haces… desgastando la vida por el prójimo en lo cotidiano, ofrendándonos como Tú te ofrendas en lo cotidiano, transformando todo —también todo mal, todo pecado, toda corrupción… toda persecución, todo odio, toda violencia, toda guerra, toda lapidación moral, toda violación de DDHH, toda deshumanización, todo aborto social, todo terrorismo… todo lo que impida resplandecer como los hermanos que somos llamados a ser, todo lo que nos impida resplandecer en más y más comunión… todo atentado contra la paz, la fraternidad, la democracia, la justicia, la libertad, la fraternidad, la fe, la esperanza, la caridad…— en irradiación de Tu caridad viva que hace brillar más y más nueva fraternidad, que hace resplandecer más y más nueva vida que resplandece en comunión… haciendo más y más vida Tu sueño, Tu visión, Tu memorial, Tu alianza, Tu consagración, viviendo más y más el orden de la caridad, ordenando el corazón a vivir más y más la caridad… navegando duc in altum, navegando mar adentro, Divina Misericordia adentro, Divina Providencia adentro, correspondencia adentro, misterio adentro, santidad adentro, comunión adentro, nueva fraternidad adentro… haciendo más y más vida Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, Tu mandatum novum como Tú nos llamas a hacerlo, ofrendando la vida por el hermano, por servir a la Iglesia y a la humanidad, tal cual Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad. Somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… somos llamados a compartir Tu alianza de la caridad viviendo más y más la caridad, como estrellas del Cielo que irradian la nueva vida que da el Amor como haz, ayudados por Tu gracia incondicional para transmitir Tu Palabra irradiada como haz dr nueva vida que resplandece en más y más comunión, adorándote más y más con todo el crecimiento, adorándote más y más como deseas ser adorado, dejándonos mover más y más por el Espíritu vivo que nos llena haciendo vida la creatividad viva, la entrega fiel y la fecundidad viva de la Trinidad al adorarte como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en más y más comunión, haciendo más y más vida la luz de Tu resurrección, la luz de la nueva vida que da el Amor, removiendo toda piedra —todo tipo de corrupción— que impida el paso de la luz de la vida pascual, de la vida de resucitados que resplandecen en más y más comunión para gloria de Dios Amor, haciendo un mundo mejor al hacer brillar más y más nueva vida, nueva fraternidad…

Oración Contemplativa: Lunes, Abril 27, 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a navegar más y más mar adentro, sembrando más y más nueva fraternidad con “pastoral de luz”, con pastoral que plasma Evangelio vivo irradiando Tu Eucaristía viva como haz, llenos del Espíritu Santo y de Su entendimiento, sabiduría, ciencia, temor de Dios, consejo… dejándonos irradiar por la luz de Tu mirada para compartir Tu luz con pastoral de luz que te adora como quieres ser adorado, dejándonos mover por el Espíritu en toda circunstancia, también cuando estemos ante los “acusadores de hoy”, como le sucedía a Esteban, que ante la persecución sencillamente irradió la Luz del Espíritu… adorándote juntos como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en comunión incondicional, plasmando Tu obra viva de Amor al creer en el Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer plasmando Tu obrar en unidad de ser y acto, de manos y de corazón, de palabra y obrar unidos a Tu obrar, plasmando en unidad a Tu obrar Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión—, Tu proyecto de evangelización familiar—plasmar nueva humanización, nueva eclesialización (hacer vida el sacramento que se acoge, no solo recibir los sacramentos sino plasmar Su obra viva de Amor con una vida sacramental que nos hace faros vivos [familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz] de Su Eucaristía viva irradiada como haz, plasmando iglesia doméstica aue hace vida la Eucaristía com creatividad sacramental, como Eucaristía viva acogida viviendo más y más la caridad, compartiendo más y más la alianza de la caridad como nos corresponde compartirla, irradiando más y más nueva vida que resplandece en comunión tal cual somos llamados a darla…), nueva fraternización, nueva evangelización—, Tu revolución de Amor —plasmar a toda la persona y a toda persona como faro vivo, como persona luz, a imagen y semejanza del Amor de Dios; plasmar familia luz que ayuda a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo incondicionalmente en comunión; plasmar cultura luz, cultura de nueva vida; plasmar sociedad luz, estado del nuevo albor, estado de justicia y derecho, estado de nueva fraternidad, estado de comunión; plasmar nación de Amor aue resplandece en comunión; plasmar humanidad unida y fraterna, colmada de la fe, esperanza, caridad, nuevo horizonte, prosperidad y paz que viene de Dios, de hacer vida Su voluntad, de obedecerle siguiendo Su brújula creativa con humildad, ayudando a todos a resplandecer como hermanos, en más y más comunión—… dejándonos convertir en la obra viva de Amor que Tú quieres que seamos, haciendo vida Tu fraternidad sacramental plasmando al hermano como sacramento vivo de Tu Amor a la misma vez que Tu Espíritu nos plasma como ícono vivo de la Trinidad, como ícono vivo del Amor de Dios encarnado, como santuario vivo del Amor de Dios encarno… a la usanza de un “arte de luz” que es también “pastoral de luz” que plasma la obra viva del Espíritu, que a la misma vez que plasma (pinta) en el corazón el faro vivo que somos llamados a ser también plasma el corazón del hermano de la misma forma que el Espíritu le plasma, plasmando todo con creatividad sacrametal, con creatividad que plasma sacramento vivo del Amor en el hermano al que consagra con el corazón lleno del Espíritu a vivir la caridad, haciendo “artesanía de la caridad”… como artesanos de luz que plasman la obra viva del Amor creando hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea Eucaristía, que crea comunión, que crea caridad… ayudando a todos a resplandecer como la luz que son llamados a ser, como la mejor persona que puedan ser, como los hermanos que son llamados a ser, como la luz única e irrepetible que son llamados a irradiar… cumpliendo una misión única e irrepetible, plasmando Su ícono vivo del Amor encarnado de una forma que nadie más lo hará, acogiendo Su misión, Su envío y Su llamada (ministerio de crecimiento en comunión) a plasmar Su obra viva de Amor dejándonos convertir en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que somos llamados a ser transconsagrando el corazón en estrella del Cielo que irradia Su Eucaristía viva como haz, Su comunión viva como haz, Su caridad viva como haz… haciendo más y más vida la victoria del Amor siguiendo el ejemplo de nuestra Madre del Cielo que no deja de cubrirmos con Su dulce manto enseñandonos a plasmar pastoral de luz que al dar a concer a Dios Amor vivo lo encarna, dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Su nueva familia de Dios Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… ayudando absolutamente a todos a irradiar la luz que son llamados a irradiar resplandeciendo en comunión como hijos felices, amados, dignos, libres, consagrados, plenos, santos, elegidos, llamados… a plasmar Tu obra viva de Amor día a día, como obra de arte cotidiana, amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, iluminando como Tú iluminas, formando como Tú formas, enseñando como Tú enseñas, profetizando como Tú profetizas, viviendo como Tú vives, ayudando a resplandecer como Tú lo haces, plasmando como Tú lo haces… haciendo más y más vida la creatividad viva, la entrega fiel y la fecundidad gozosa de la Trinidad al plasmar la obra viva de Amor que somos llamados a plasmar haciendo más y más vida el orden de la caridad, con pastoral de luz aue se ordena más y más a vivir la caridad tal cual Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu misión, Tu envío, Tu llamado a navegar más y más duc in altum, más y más mar adentro, Divina Misericordia adentro, Divina Providencia adentro, misterio adentro, comunión adentro, correspondencia adentro, santidad adentro, nueva fraternidad adentro… adorándote como quieres ser adorado, trasformando todo —transformando también todo mal, todo pecado, toda corrupción, toda persecución, toda violencia, toda injusticia, todo odio, toda envidia, toda soberbia, todo egoísmo, toda guerra, todo aborto social, toda deshumanización, toda violación de derechos humanos, todo terrorismo, todo plan criminal, todo abuso… todo atentado contra la verdad, la caridad, la fe, la esperanza, la democracia, la libertad, la justicia, la fraternidad, la paz, la vida… todo cuanto nos impida resplandecer como hermanos, en más y más comunión— en irradiación de la nueva vida aue da el Amor con corazón que plasma “artesanía sacramental” lleno del Espíritu, haciendo vida el mandatum novum como nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat amor, fiat pax, fiat unitas, fiat caritas… hágase en nosotros según Tu caridad… somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz (somos llamada a irradiar con ministerio de crecimiento en comunión que plasma con corazones humildes y servidores Tu obra viva de Amor haciendo más y más vida Tu visión, Tu sueño, Tu alianza, Tu consagración, Tu llamada a vivir más y más la caridad, a plasmar telogía de la luz viva con más y más obediencia creativa a la brújula creativa con la que nos conduces a esta creatividad sacramental con la que plasmamos Tu obra viva de Amor más y más llenos del Espíritu, siguiendo más y más el ejemplo de nuestro maestro del corazón como discípulos del Amor, como apóstoles de luz, como servidores de la caridad… sin temor alguno, porque Tú estás con Tu Iglesia viva, con Tu humanidad viva… esta alianza de la caridad es Tuya, hoy a hoy y para siempre… Si podemos compartirla como la compartimos es como don y gracia incondicional Tuya…)

Oración Contemplativa: Domingo, 26 de Abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por ayudarnos y enseñarnos a reconocerte como Pan de Nueva Vida, como Eucaristía viva, como Dios Amor vivo que se hace el encontradizo con Su pueblo en el sacramento del Amor que nos hace altares vivos donde se adora Tu Presencia ayudando al hermano a reconocerte como Palabra viva, como Dios Amor vivo, como Dios Amor que permanece en nuestros corazones, que permanece con Su pueblo del nuevo albor, acompañándolo en su caminar en la medida en que le acoge con la vida como Pan de Nueva Vida, en la medida en que crea hogar, Iglesia y humanidad que hace vida el sacramento del Amor con una vida sacramental, alejándose de toda corrupción, siguiendo el sendero de la vida que abre Dios Amor-con-nosotros y dejándose convertir, siguiendo Su camino de vida, en sacramento vivo del Amor, dejándose transconsagrar el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu comunión viva como haz, Tu caridad viva como haz… creando hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea Eucaristía, que crea comunión, que crea caridad… ayudando incondicionalmente a todos a crecer en comunión, a resplandecer como somos llamados a resplandecer, como la luz que somos llamados a ser, como los hermanos que somos llamados a ser, como las mejores personas que podamos ser… dejando a un lado todo tipo de corrupción para ayudarnos a resplandecer en más y más nueva fraternidad que hace vida la Palabra, para vivir vida de resucitados que hacen vida la victoria del Amor, siguiendo más y más el ejemplo de nuestra Madre del Cielo que no deja de cubrirnos con Su dulce manto: dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… plasmando juntos Tu sacramento vivo de Amor al plasmar Tu obra viva de Amor, al plasmar Tu ícono vivo de la Trinidad plasmando Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu plan—, al plasmar Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado plasmando Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar nueva humanización, nueva eclesialización, nueva fraternización, nueva evangelización—, al plasmar como santuarios de la vida Tu santuario vivo del Divino Amor plasmando Tu revolución de Amor —plasmar a toda la persona y a toda persona a imagen y semejanza de Tu comunión; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en comunión; plasmar cultura de nueva vida, cultura de resurrección; plasmar estado del nuevo albor, estado de derecho y justicia, estado de nueva fraternidad, estado de comunión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad fraterna y unida, colmada de la fe, esperanza, caridad, nueva vida, nuevo horizonte, prosperidad y paz que Dios Amor vivo da al hacer vida Su voluntad, al ayudar a todos a resplandecer como hermanos…— ayudando absolutamente a todos a resplandecer como hijos amados, felices, plenos, santos, elegidos, llamados… ayudando a todo hermano —a Tu pueblo— a encontrarse con Dios Amor vivo, con la Palabra viva, con el Pan de nueva vida vivo… amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, ayudando a abrir el corazón a la gracia como Tú lo haces, viviendo como Tú vives, iluminando como Tú iluminas, enseñando como Tú enseñas, profetizando como Tú profetizas, ayudando a resplandecer como Tú lo haces, ayudando a convertir como Tú lo haces… ayudando a convertir haciendo vida Tu fraternidad sacramental, contemplando a cada hermano como llamado a la conversión en sacramento vivo del Amor, cada cual plasmado como obra viva de Amor con obras de caridad concretas que cumplen una misión única e irrepetible, adorándote de una forma que nadie más lo hará, adorándote con todo el crecimiento, adorándote dejándonos mover por el Espíritu como deseas ser adorado: como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a resplandecer incondicionalmente en comunión, como familia del Amor, como discípulos del Amor, como apóstoles de la luz que siguen Tu sendero de la vida navegando más y más mar adentro, más y más duc in altum, Divina Misericordia adentro, Divina Providencia adentro, correspondencia adentro, misterio adentro, santidad adentro, comunión adentro, nueva fraternidad adentro… dejándonos abrir los ojos por Ti para contemplarte como Dios Amor vivo haciendo vida Tu sueño, Tu visión, la luz de Tu mirada, Tu paciencia al explicar y al ayudar a ver como Tú ves… transformando absolutamente todo —también todo lo que impida resplandecer como hermanos: toda corrupción, todo pecado, todo mal, toda falta de mirada fraterna… toda corrupción social, todo aborto social, toda deshumanización, toda persecución, toda violencia, toda guerra, toda deshumanización, toda violación de derechos humanos, todo terrorismo… todo atentado contra la luz, la paz, la verdad, la justicia, la libertad, la democracia, la fraternidad… todo cuanto nos impida resplandecer como somos llamados a resplandecer, en más y más comunión, a imagen y semejanza de la Trinidad— en irradiación de Tu Luz, de Tu comunión, de la nueva vida aue da el Amor, haciendo más y más vida Tu consagración, Tu  vivir la caridad, Tu alianza, Tu memorial, Tu mandatum novum, de la forma en que Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad, según Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión… somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… somos templos vivos del Espíritu Santo, somos santuarios vivos del Divino Amor, altares vivos del Pan de Nueva Vida, sagrarios vivos de Tu sacramento vivo del Amor que hacen más y más vida como santuarios de vida la creatividad viva, la entrega fiel y la fecundidad gozosa de la Trinidad-con-nosotros, con la alegría cotidiana de buscar hacer el bien y de vivir la solidaeidad fraterna encontrándonos hoy a hoy y para siempre con el Dios Amor vivo que nos hace arder más y más el corazón con Su presencia, colocando Tu mano sobre el corazón, haciendo el corazón arder con Tu Palabra viva…

Oración contemplativa: sábado, 25 de abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por ayudarnos y enseñarnos a evangelizar irradiando más y más como luz viva Tu nuevo albor a todas las gentes, sin que absolutamente nadie se quede atrás, en la oscuridad, moviendo cuanto obstaculice el paso de Tu luz, de la vida nueva que da el Amor absolutamente a todo aquel que le abra el corazón incondicionalmente. Gracias por enseñarnos y ayudarnos a evangelizar con redes de caridad encarnada, viviendo más y más la caridad, haciendo más y más vida Tu consagración, consagrando con el corazón el corazón del hermano (de Tu Iglesia viva, de Tu humanidad viva) a vivir la caridad predicando la buena nueva del Amor de Dios a todas las gentes, a usanza de un Evangelio vivo, irradiado como haz al dejarnos transconsagrar el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, que irradia Tu comunión viva como haz, aue irradia Tu caridad viva como haz… con corazones humildes y servidores que irradian con el poder de la luz el Evangelio vivo al crear hogar, Iglesia y humanidad que crean Cielo, que crean Eucaristía, que crean comunión, que crean caridad… evangelizando absolutamente a todos, ayudando a crecer en más y más comunión absolutamente a todos, ayudando a resplandecer como la luz que somos llamados a ser absolutamente a todos, pues cada cual ha de irradiar una luz única que nadie más irradiará, y evangelizar es hacer más y más radiante, de forma incondicional, esa luz… haciendo vida juntos la victora del Amor, siguiendo el ejemplo de nuestra Madre del Cielo que nos cubre con su dulce manto, dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Tu nueva familia del Amor, a Tu pueblo el nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… confesando con profunda humildad que eres Dios Amor que hace todo nuevo, que hace nuevas todas las cosas, todos los corazones, toda la historia… mediante tus evangelizadores, que plasman juntos Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio decrecimiento en comunión, plasmando ícono vivo de la Trinidad—, Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización, plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado—, Tu revolución de Amor —plasmar persona luz [faro vivo], plasmar a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de Dios Amor; plasmar familia luz que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en más y más comunión; plasmar cultura de nueva vida, plasmar cultura luz; plasmar estado del nuevo albor, estado de justicia y de derecho, estado de nueva fraternidad, estado de comunión, plasmar sociedad luz; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión, plasmar Patria luz; plasmar humanidad luz, humanidad unida y fraterna, resplandeciente en la fe, esperanza, caridad, nuevo horizonte, prosperidad, paz… que vienen de Dios, de hacer vida Su voluntad, de ayudar a todos a resplandecer como más y más hermanos, plasmando santuario vivo del Divino Amor—… evangelizando con predicación de luz que hace vida Tu nueva evangelización haciendo vida Tu alegría al ayudar absolutamente a todos a crecer como hijos santos, felices, amados, plenos, llamados, elegidos al amar como Tú amas, servir como Tú sirves, enseñar como Tú enseñas, iluminar como Tú iluminas, caminar como Tú caminas, vivir como Tú vives, ayudar a resplandecer como Tú lo haces… adorándote juntos con todo el crecimiento, dejándonos mover por el Espíritu… adorándote como deseas ser adorado, como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer incondicionalmente al adorarte con nueva adoración, nueva fraternidad, nuevo camino, nueva visión, nuevo corazón, nueva historia… transformando absolutamente todo —también todo mal, pecado, corrupción… toda deshumanización, plan criminal, violación de derechos humanos, aborto social, guerra, terrorismo, corrupción social… todo atentado contra la paz, la verdad, la justicia, la fraternidad, la libertad, la vida… todo cuanto impida resplandecer en comunión, tal cual somos llamados a resplandecer…— en irradiación de la nueva vida que da el Amor… siguiendo más y más Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, Tu duc in altum… navegando más y más mar adentro, correspondencia adentro, santidad adentro, Divina Providencia adentro, Divina Misericordia adentro, comunión adentro, nueva fraternidad adentro… haciendo más y más vida Tu fraternidad sacramental al evangelizar contemplando al hermano como llamado a convertirse en sacramento vivo de Tu Amor, haciendo más y más vida el carisma sacramental acogido… haciendo mas y más vida Tu visión, Tu sueño, Tu memorial, Tu llamada, Tu discite a me, Tu mandatum novum, tal cual Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… hágase en nosotros según Tu caridad… somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… hoy a hoy y para siempre, como las estrellas del Cielo que nos llamas a ser evangelizando como humildes irradiadores de Tu luz viva que hacen brillar más y más Tu nueva fraternidad con solidaridad fraterna, a la usanza de Tu mandatum novum, dando testimonio de la verdad: eres Dios Amor que hace todo nuevo… que nos envía a expulsar demonios, a hablar nuevas lenguas, a sanar, a irradiar más y más luz contemplando al hermano como Tú le contemplas, como llamado a la conversión…

Oración Contemplativa: Viernes, 24 de abril del 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por ayudarnos y a enseñarnos a darnos a nosotros mismos para que Tú conviertas nuestra pobreza en riqueza compartida, volviendo nuestros talentos en don para dar gloria a Dios compartiendo Tu Pan de nueva vida en lo cotidiano, irradiando día a día la nueva vida que da el Amor en todo cuando hacemos y nos damos. Gracias por ayudarno y enseñarnos a obedecer la voluntad de Dios, a no destruir Su obra. a no luchar contra Él, contra Su obra viva de Amor, contra Su plan, Su proyecto, Su revolución… irradiando más y más Tu nuevo albor en todo cuanto hacemos y nos damos al hacer vida Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión—, Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar Tu nueva evangelización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización—, Tu revolución de Amor —plasmar a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de la Trinidad; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en más y más comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de justicia y derecho, estado de comunión, estado de nueva fraternidad; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad unida y fraterna, colmada de la fe, esperanza, caridad, prosperidad, nuevo horizonte y paz que viene de Dios, de hacer vida Su voluntad, de ayudar a todos a resplandecer como hermanos— desde lo cotidiano y secreto del corazón que se da como ofrenda de intercesión viva, adorándore como deseas ser adorado, dejándonos mover por el Espíritu para adorarte con todo el crecimiento, contemplándote como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en comunióm… creando hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea Eucaristía, que crea caridad, que crea comunión haciendo posible que todos resplandezcan tal cual son llamados a resplandecer, que todos resplandezcan como la luz que son llamados a ser, que todos resplamdezcan como la luz que son llamados a irradiar de forma única, plasmando Tu ícono vivo de la Trinidad, Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado y Tu santuario del Divino Amor de una forma que nadie más lo hará, buscando obedecerte y agradarte en todo, ofrendándos desde lo más cotidiano, transconsagrando el corazón en ofrenda que es faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu caridad viva como haz, Tu comunión viva como haz… acogiendo Tu gracia incondicional para dejarnos convertir en sacramento vivo de Tu Pan de nueva vida, en sacramento vivo de Tu Amor que es Pan compartido, que es Corazón compartido que transforma absolutamente todo —también todo mal, todo pecado, toda corrupción, toda soberbia, todo egoísmo, toda cobardía, toda injusticia, toda desobediencia a Dios… todo abuso, todo aborto social, todo plan criminal, toda corrupción social, todo terrorismo, toda deshumanización, toda violación de derechos y negación de la dignidad inalienable de toda persona… toda pandemia, todo culto a la muerte… todo atentado contra la verdad, la democracia, la justicia, la paz, la vida, la fraternidad… todo cuando impida resplandecer como somos llamados a resplandecer— en irradiación de la nueva vida que da el Amor, en irradiación de Tu luz y salvación, en irradiación de Tu nuevo albor que ayuda absolutamente a todos a crecer como hijos santos, felices, amados, plenos, elegidos, llamados… asumiendo la responsabilidad sacramental de darnos tal cual somos llamados a hacerlo… la responsabilidad sacramental de hacer vida Tu fraternidad sacramental como somos llamados a hacerlo, ayudando al hermano a convertirse en el sacramento del Amor que es llamado a ser… asumiendo la responsabilidad sacramental de convertirnos en discípulos del Amor que hagan posible un mundo que resplandezca en más comunión —una Iglesia viva y una humanidad viva más fraterna— amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, iluminando como Tú iluminas, viviendo como Tú vives, enseñando como Tú enseñas, caminando como Tú caminas, ayudando a resplandecer como Tú lo haces… acogiendo más y más Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, Tu duc in altum… navegando juntos más y más mar adentro, Divina Misericordia adentro, Divina Providencia adentro, correspondencia adentro, santidad adentro, nueva fraternidad adentro, comunión adentro… caminando juntos con Tu cuy el nuevo camino que nos abres, dejándonos conducir por Ti a conducir a la plenitud, la felicidad, la santidad haciendo vida con más y más generosidad, ofrendándonos con más y más generosidad, el mandatum novum —Tu alianza, Tu consagración, Tu memorial, Tu sueño, Tu visión— tal cual Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas, fiat caritas… Hágase en nosotros según Tu caridad… Somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz…

 

Oración Contemplativa: Jueves, 23 de abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a hacer vida la libertad de elegir predicar Tu luz, obedecerte y adorarte como deseas ser adorado, con todo el crecimiento, como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer incondicionalmente en comunión, irradiando el Amor de ese Dios que no viene para juzgar a nadie sino para amar a todos, para irriadiar luz absolutamente a todos al hacerse más y más visible como Dios Amor-con-nosotros. Gracias por enseñarnos a plasmar con obras de luz —con obras de verdad, con obras hechas según Dios Amor vivo— Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunióm, plasmando Tu ícono vivo de la Trinidad—, Tu proyecto de evagelizacióm familiar —plasmando Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización, plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado—, Tu revolución de Amor —plasmar a toda la persona y a toda persona a imagen y semejanza de la Trinidad; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de justicia y de derecho, estado de comunión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad fraterna y unida, colmada de la prosperidad, la fe, la esperanza, la caridad y la paz que vienen de Dios Amor vivo, de Su nuevo horizonte, de cumplir Su voluntad y ayudar a resplandecer a todos tal cual son llamados a ser, siendo santuarios de vida que edifican Su santuario del Divino Amor—… dando gracias a Dios por todo cuanto se nos conceda sobrellevar y sufrir por causa del Evangelio haciendo vida Tu martirio de la caridad, porque Tú lo transformas todo en bien, Tú das la gracia incondicional para transformarlo absolutamente todo —también toda injusticia, todo odio, toda violencia, toda persecución, todo aborto social, toda deshumanización, toda violación de derechos humanos, todo plan criminal, todo culto a la muerte… toda pandemia… todo pecado, toda corrupción— en irradiación de la luz de Tu Amor, en irradiación que crea hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo —¡que crea Eucaristía!—, que crea comunión, que crea caridad… ayudando absolutamente a todos a crecer en comunión, a resplandecer como somos llamados a resplandecer, a resplandecer como hermanos, a reslandecer como la mejor persona que somos llamados a ser, a resplandecer como luz, a resplandecer cumpliendo con obras de luz esa misión única que cada cual es llamado a irradiar… adorándote juntos con todo el crecimiento, como deseas ser adorado, dejándonos arropar por Tu manto de misericordia y ternura entrañable, adorádote dejándonos mover más y más por el Espíritu… dejándonos convertir en estrellas del Cielo, cuya irradiación te adora haciendo vida la victoria del Amor, siguiendo el ejemplo de nuestra Madre del Cielo que nos cubre con su dulce manto: dar a luz a la Palabra, dar a luz a Dios Amor-con-nosotros, dar a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… eligiendo una y otra vez aprender de Ti, Maestro del Corazón, a amar como Tú amas, a servir como Tú sirves, a enseñar como Tú enseñas, a iluminar como Tú iluminas, a perdonar como Tú perdonas, a profetizar como Tú profetizas, a vivir como Tú vives, incluso si los perseguidores se ensañan con nosotros… ayudando absolutamente a todos —incluso a quienes nos persigan— a vivir como hijos plenos, santos, amados, felices, elegidos, llamados a irradiar una luz que nadie más irradiará… dejándonos convertir en el sacramento vivo de Tu Amor que nos llamas a ser, en el pueblo del nuevo albor que nos llamas a ser como corazones descalzos, humildes y servidores, abiertos a Tu gracia incondicional —todo es don, todo es gracia, todo es luz para ayudar a crecer en más y más comunión— aue siguen a su Maestro del corazón más y más duc in altum, más y más Divina Misericordia adentro, más y más Divina Providencia adentro, más y más correspondencia adentro, más y más santidad adentro, más y más misterio adentro, más y más comunión adentro, más y más nueva fraternidad adentro… haciendo más y más vida Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, tal cual Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida la creatividad viva del Padre, la entrega fiel del Hijo y la fecundidad gozosa del Espíritu como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu visión, Tu sueño, como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu alianza, Tu consagración, como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu mandatum novum como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo reino de Dios, reino de comunión, como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu solidaridad fraterna y Tu fraternidad sacramental como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu alegría y Tu santidad como Tú nos llamas a hacerlo, compartiendo Tu alianza de la caridad como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu creatividad viva cuidando a toda la creación, a toda la naturaleza y a todo el planeta como Tú nos llamas a hacerlo, con nueva fraternidad que abarca toda la creación y a todas las criaturas como Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat Caritas, hágase en nosotros según Tu caridad, hágase en nosotros según Tu llamada a dejarnos transconsagrar el corazón en faro vivo, en familia luz, Iglesia Luz y Patria Luz que irradia Tu Eucaristía viva como haz, Tu comunión viva como haz, Tu caridad viva como haz…

Oración Contemplativa: Miércoles, 22 de abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a hacer vida la libertad de elegir predicar Tu luz, obedecerte y adorarte como deseas ser adorado, con todo el crecimiento, como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer incondicionalmente en comunión, irradiando el Amor de ese Dios que no viene para juzgar a nadie sino para amar a todos, para irriadiar luz absolutamente a todos al hacerse más y más visible como Dios Amor-con-nosotros. Gracias por enseñarnos a plasmar con obras de luz —con obras de verdad, con obras hechas según Dios Amor vivo— Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunióm, plasmando Tu ícono vivo de la Trinidad—, Tu proyecto de evagelizacióm familiar —plasmando Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización, plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado—, Tu revolución de Amor —plasmar a toda la persona y a toda persona a imagen y semejanza de la Trinidad; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de justicia y de derecho, estado de comunión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad fraterna y unida, colmada de la prosperidad, la fe, la esperanza, la caridad y la paz que vienen de Dios Amor vivo, de Su nuevo horizonte, de cumplir Su voluntad y ayudar a resplandecer a todos tal cual son llamados a ser, siendo santuarios de vida que edifican Su santuario del Divino Amor—… dando gracias a Dios por todo cuanto se nos conceda sobrellevar y sufrir por causa del Evangelio haciendo vida Tu martirio de la caridad, porque Tú lo transformas todo en bien, Tú das la gracia incondicional para transformarlo absolutamente todo —también toda injusticia, todo odio, toda violencia, toda persecución, todo aborto social, toda deshumanización, toda violación de derechos humanos, todo plan criminal, todo culto a la muerte… toda pandemia… todo pecado, toda corrupción— en irradiación de la luz de Tu Amor, en irradiación que crea hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo —¡que crea Eucaristía!—, que crea comunión, que crea caridad… ayudando absolutamente a todos a crecer en comunión, a resplandecer como somos llamados a resplandecer, a resplandecer como hermanos, a reslandecer como la mejor persona que somos llamados a ser, a resplandecer como luz, a resplandecer cumpliendo con obras de luz esa misión única que cada cual es llamado a irradiar… adorándote juntos con todo el crecimiento, como deseas ser adorado, dejándonos arropar por Tu manto de misericordia y ternura entrañable, adorádote dejándonos mover más y más por el Espíritu… dejándonos convertir en estrellas del Cielo, cuya irradiación te adora haciendo vida la victoria del Amor, siguiendo el ejemplo de nuestra Madre del Cielo que nos cubre con su dulce manto: dar a luz a la Palabra, dar a luz a Dios Amor-con-nosotros, dar a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… eligiendo una y otra vez aprender de Ti, Maestro del Corazón, a amar como Tú amas, a servir como Tú sirves, a enseñar como Tú enseñas, a iluminar como Tú iluminas, a perdonar como Tú perdonas, a profetizar como Tú profetizas, a vivir como Tú vives, incluso si los perseguidores se ensañan con nosotros… ayudando absolutamente a todos —incluso a quienes nos persigan— a vivir como hijos plenos, santos, amados, felices, elegidos, llamados a irradiar una luz que nadie más irradiará… dejándonos convertir en el sacramento vivo de Tu Amor que nos llamas a ser, en el pueblo del nuevo albor que nos llamas a ser como corazones descalzos, humildes y servidores, abiertos a Tu gracia incondicional —todo es don, todo es gracia, todo es luz para ayudar a crecer en más y más comunión— aue siguen a su Maestro del corazón más y más duc in altum, más y más Divina Misericordia adentro, más y más Divina Providencia adentro, más y más correspondencia adentro, más y más santidad adentro, más y más misterio adentro, más y más comunión adentro, más y más nueva fraternidad adentro… haciendo más y más vida Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión, tal cual Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida la creatividad viva del Padre, la entrega fiel del Hijo y la fecundidad gozosa del Espíritu como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu visión, Tu sueño, como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu alianza, Tu consagración, como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo más y más vida Tu mandatum novum como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo reino de Dios, reino de comunión, como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu solidaridad fraterna y Tu fraternidad sacramental como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu alegría y Tu santidad como Tú nos llamas a hacerlo, compartiendo Tu alianza de la caridad como Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu creatividad viva cuidando a toda la creación, a toda la naturaleza y a todo el planeta como Tú nos llamas a hacerlo, con nueva fraternidad que abarca toda la creación y a todas las criaturas como Tú nos llamas a hacerlo, irradiando más y más nueva vida que resplandece en comunión tal cual Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat Caritas, hágase en nosotros según Tu caridad.

Oración Contemplativa: Martes, 21 de abril de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por ayudarnos y enseñarnos a vivir el Evangelio con un solo corazón y una sola alma, como comunidad luz, desprendiéndonos de cuanta cosa tengamos para compartir con un solo corazón y una sola alma, entregando cuanto somos al servicio de la Iglesia viva y de la humanidad viva, entregándonos de una forma concreta que hace visible el Amor de Dios de una forma conreta que hace vida la unidad eclesial que late con un solo corazón y una sola alma, con Tu Corazón, siguiendo el nuevo camino que nos abres para irradiarnos con Tu nuevo albor renaciendo en Tu Espíritu, predicando y anunciando con fidelidad, unidad, audacia, valentía y valor la buena nueva de la vida nueva que da el Amor, dando testimonio de la verdad —eres Dios Amor que hace todo nuevo— con un solo corazón y un sola alma, creando hogar, Iglesia y humanidad que ayuda a renacer a la nueva vida que resplandece en comunión, que crea hogar  —¡que crea Eucaristía viva!—, que crea comunión y que crea caridad haciendo posible que todos resplandezcan tal cual son llamados a resplandecer, que todos resplandezcan en comunión, como hermanos, resplandeciendo como la luz que todos son llamados a ser, cumpliendo la misión única a la que todos son llamados… plasmando juntos reino comunión haciendo más y más vida la victoria de Dios Amor, siguiendo el ejemplo de nuestra Madre del Cielo que nos cubre dulcemente con su manto: dar a luz a la Palabra, dar a luz a Dios Amor-con-nosotros, dar a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu nuevo pueblo del Amor-con-nosotros , a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… ayudando a todos a resplandecer tal cual Tú les llamas a hacerlo, como hijos santos, amados, plenos, felices, elegidos, llamados dejarse convertir en estrellas del Cielo, en Tu pueblo del nuevo albor… llamados a plasmar Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión, plasmando ícono vivo de la Trinidad—, Tu proyecto de evangelización familiar —plasmar Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización… plasmando nueva familiarización, plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado—, Tu revolución de Amor —plasmar a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de la Trinidad; plasmar familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciedo en más y más comunión; plasmar cultura de nueva vida; plasmar estado del nuevo albor, estado de nuevs fraternidad, estado de justicia y de derecho, estado de comunión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmar humanidad fraterna y unida, colmada de la esperanza, fe, caridad, prosperidad, nuevo horizonte, paz… que vienen de Dios, de hacer vida Su voluntad, de ayudar a todos a resplandecer como hermanos, de plasmar Su santuario de vida, Su santuario del Divino Amor—… adorándote más y más con todo el crecimiento, como deseas ser adorado, adorándote como Dios Amor vivo en el hermano, adorándote dejándonos mover más y más por el Espíritu que nos hace renacer a la nueva vida en Él… transformando absolutamente todo —también todo lo que impida resplandecer como somos llamados a resplandecer: todo plan criminal, toda persecución, toda violencia, todo odio, todo aborto social, todo abuso (también el abuso infantil), toda corrupción social, toda desunión, toda guerra, todo terrorismo, todo plan criminal… todo pecado, toda corrupción… toda pandemia… todo atentado contra la paz, la justicia, la verdad, la democracia, la fraternidad, la vida…— en irradiación de Tu Amor, en irradiación de la nueva vida que da el Amor… haciendo más y más vida Tu creatividad viva, Tu entrega fiel y Tu fecundidad gozosa renaciendo en Tu Espíritu, amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, enseñando como Tú enseñas, profetizando como Tú profetizas, caminando como Tú caminas, iluminando como Tú iluminas, ayudando a resplandecer como Tú lo hace, plasmando reino de comunión en el que reina Dios Amor-con-nosotros como Tú lo haces… acogiendo juntos más y más Tu ministerio de crecimento en comunión, Tu duc in altum, Tu envío, Tu misión… navegando juntos más y más mar adentro, más y más Divina Misericordia adentro, más y más Divina Providencia adentro, más y más correspondencia adentro, más y más santidad adentro, más y más misterio adentro, más y más comunión viva adentro, más y más   misericordia viva adentro, más y más nueva fraternidad adentro… más y más desprendidos de nosotros mismos, amándote por sobre todas las cosas, con todo el corazón, con toda la mente, con toda la vida, con todas las fuerzas… hacienvo vida Tu mandatum novum, Tu comunión, Tu alianza, Tu consagración, Tu llamada a vivir más y más la caridad, a ordenar más y más el corazón a vivir la caridad… tal cual Tú nos llamas a hacerlo, escuchando más y más a la usanza del Espíritu Santo, abriendo más y más el corazón a Tu voz, viviendo más y más la solidaridad fraterna como Tú nos llamas a hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad…