Fiat Amor (Last day of class)

Hoy es mi último día de clases como maestra de religión, historia de Puerto Rico, y maternidad y paternidad responsable. Esto lo escribí como adoración a Jesús Caridad en el último periodo lectivo, mientras estaba sola en el salón, y también añadí algunos detalles más mientras me tomaba un café en Plaza Las Américas… Créanme, podría dormir una siesta ahora mismo en Plaza, así de sumida estoy en Jesús Caridad en estos momentos, pero no es el momento para hacerlo… Nada, no era el momento, pero igual lo hice, sencillamente dejándome arropar más y más por Su abrazo de luz…

Gracias, Amado Jesús Caridad, por todo cuanto me has concedido irradiar… en medio de la más absoluta negación del estado de derecho y de violaciones de derechos humanos tremendamente horribles y atroces. Gracias por la gracia que me has concedido para irradiar luz como lo hemos hecho. Gracias por como nos haces testigos de la luz, testigos de la verdad, testigos de la nueva vida que resplandece en comunión para absolutamente todos.

No pude hacer absolutamente nada para detener toda la crueldad y el odio que han sucedido aquí… Ni las autoridades tampoco actuaron… pero elegí corresponderte e irradiar luz hasta el final.

El corazón vuelve a encenderse en Tu haz entrañable…

Así seguiré eligiéndolo, sirviendo más y más al bien común, a la comunión, a la paz, a la fraternidad… hasta el último día de mi vida en esta tierra…

Fiat Amor, Amado Jesús Caridad, Fiat Amor… hágase en nosotros según Tu alianza de la caridad, hágase en nosotros según Tu alianza, hágase en nosotros según Tu Palabra, hágase en nosotros según la nueva vida que resplandece en Tu mirada que nos colma una y otra vez de paz, de gracia, de comunión, de esperanza, de paz, de ofrenda viva…

Gracias por como nos has concedidos consumar Tu obra viva de Amor, emprendiendo juntos Tu plan, Tu proyecto de evangelización familiar, Tu revolución de luz… dejándonos convertir más y más en la ofrenda viva que Tú nos llamas a ser, en el ícono vivo del Amor de Dios vivo y encarnado que Tú nos llamas a ser para plasmar juntos la sociedad luz que somos llamados a ser en Ti, por Ti y Contigo, haciendo más y más familia humana, eclesial y civil según Tu plan…

Este horror que han permitido las autoridades es injustificable y brutal… no hay forma de justificarlo, sencillamente no la hay. No hay forma de justificar que se haya tolerado, en una escuela “católica”, el extremo de tortura, odio, gaseo al estilo Auschwitz, prácticas propias de un labor camp de un campo de concentración… sencillamente no hay forma de justificar esto, esa es la cruda verdad. Por supuesto que hace cuestionar a qué clase de “iglesia” y “país” se supone que pertenezcas si permiten el horrendo horror que se ha vivido aquí… pero al elegir corresponderte he descubierto la Iglesia Viva y la Patria Viva que nos llamas a ser, la familia humana que nos llamas a ser… sencillamente elegí corresponderte hasta el final, tanto en medio de la más absoluta falta de estado de justicia y derecho de las autoridades, como también en medio de la más absoluta deshumanización y terrorismo social de los administradores y personal en este death school.

Esa es la lección más profunda que me llevo de esta experiencia: siempre podemos elegir irradiar luz si correspondemos a Tu gracia, al gozo de crecer en más y más comunión, dejándonos convertir en los santos que somos llamados a ser, en la luz que somos llamados a ser, en el ícono vivo del Amor de Dios que somos llamados a ser, persistiendo en la disposición de cultivar más y más nueva vida que resplandece en comunión, en la disposición de sembrar más y más semillas del nuevo albor, semillas de caridad viva, siguiendo más y más la brújula creativa que nos das para seguir caminando como Tú caminas al elegir caminar en dirección comunión, correspondiendo más y más al haz encendido de la voluntad del Padre…

Y es así que abrimos con la creatividad del Espíritu nuevos caminos de encuentro en comunión, de paz, de nueva adoración, de nueva fraternidad, de nueva historia… que hacen resplandecer Tu nuevo horizonte de esperanza encendida, de paz, de bendición, de prosperidad, de buena esperanza que brota y es irradiada para todos…

Eres Tú Quien nos enseña y nos envía a hacer visible el Amor de Dios vivo y encarnado en toda circunstancia, profetizando más y más Tu Amor a absolutamente a todos, profetizando más y más Tu llamada a la conversión, a la paz, a la esperanza, a la alegría, a la fraternidad, a la luz, a la solidaridad, a hacer familia humana, eclesial y civil según Tu plan, a acoger la nueva vida que resplandece en el Amor… Eres Tú Quien nos enseña a anunciar en cada rincón: Tú eres Jesús Caridad que hace nuevas todas las cosas, todos los corazones y toda la historia… y hemos de anunciarlo a absolutamente todos: a los necesitados de luz, a los niños y jóvenes cuya dignidad es ultrajada, a los necesitados de comunión, a los necesitados de paz en sus corazones, a los necesitados de alegría… pues al contemplarlo todo con Tu mirada descubrimos que absolutamente todos somos hermanos llamados a crecer juntos en comunión… y llegará el día en que esto se entienda en todo Puerto Rico y Estados Unidos y cese todo odio, toda desfraternización, toda violencia, todo terrorismo social… y tras hacer vida la reconciliación histórica que nos llamas a emprender, perdonando todo en nuestro pasado histórico que nos impida resplandecer en comunión, que nos impida caminar juntos como hermanos, como la Patria Viva que Tú nos llamas a ser, como la Iglesia Viva que Tú nos llamas a ser…

Hemos de tener siempre en cuenta de que un error histórico no dura para siempre. Sí, llegará el momento en que todos se darán cuenta de que cuanto atente contra la fraternidad y la dignidad del ser humano no es compatible con una auténtica identidad cultural como pueblo puertorriqueño, y se desista finalmente de todo socialismo nacionalista y de toda ideologización que detona nuestra sociedad con bombas de odio y culto a la muerte. Llegará el momento en que todos nos perdonemos y sigamos adelante caminando como la Patria Familia que somos llamado a ser, resplandeciendo juntos como el estado de nueva fraternidad que somos llamados a ser, como el estado paz que somos llamados a ser, como el estado del nuevo albor que somos llamados a ser, como el estado de esperanza que somos llamados a ser, como el estado de justicia y de derecho que somos llamados a ser… como el estado luz que somos llamados a ser, resplandeciendo juntos como estrellas del Cielo, como estrellas de nueva fraternidad que hacen posible con su resplandor el nuevo albor de una Nueva Patria.

No podemos practicar el gaslighting histórico con nuestra historia como pueblo… Hemos de reconocer hechos como corresponde, reconociendo tanto el horror que ha sucedido como la bendición de ser tierra donde hemos dado a luz a Jesús Caridad, reconociendo la verdad de tal forma que el nuevo albor de Su mirada nos transforme, al ser más y más irradiados por la luz del Amor de Dios vivo y encarnado, en el faro vivo de comunión, de nueva adoración, de nueva historia, de nueva fraternidad… que somos llamados a ser para hacer posible juntos un mundo donde se reconozca incondicionalmente todos los derechos humanos de todos, donde se reconozca incondicionalmente la dignidad de todos ser humano, desde la concepción hasta la muerte natural… para hacer posible juntos un mundo donde todos puedan resplandecer como la luz que todos somos llamados a ser, como los hermanos que todos somos llamados a ser, como la familia humana que todos somos llamados a ser… como la mejor persona que podamos ser creciendo juntos en comunión, emprendiendo la revolución de luz que Tú nos llamas a emprender para encenderlo todo en nueva vida que resplandece en comunión, siendo muy, muy, muy humildes, reconociendo que eres Tú Quien hace posible que irradiemos la luz que se nos conceda irradiar, que eres Tú, solo Tú, Quien hace posible que podamos caminar más y más como Tú caminas.

En estos momentos es la última hora del último día de clases. Como los propios estudiantes eligieron dejarme fuera de su fiesta, elegí dedicarla sencillamente a adorarte dando gracias por toda la luz que me has concedido irradiar en cada clase impartida en este lugar de culto a la muerte.

Gracias, Jesús Caridad, por cada haz encendido compartido, el mismo haz encendido que me ha encendido hoy a lo largo del día en Tu ternura entrañable. Gracias por todo cuanto nos revelas que somos en estos momentos, y que también quienes somos llamados a ser siguiendo Tu nuevo camino del mar, resplandeciendo como el santuario vivo del Divino Amor que somos llamados a ser, ondeando más y más Tu bandera Goeiz, cultivando más y más girasoles vivos, haciendo resplandecer más y más estrellas de nueva fraternidad… hasta encender a la humanidad entera en el fuego de Tu Amor.

Estoy en mi escritorio, contemplando Tu foto, que está en la esquina del salón frente a mí… rezando por cada uno de estos niños y jóvenes, y por los niños y jóvenes del mundo entero, para que todos puedan crecer y convertirse en la luz radiante que son llamados a ser.

Es así como nos llamas a hacer vida Tu Eucaristía, haciendo vida Tu consagración encendiendo al mundo entero en el fuego de Tu Amor, hasta hacer posible una sociedad luz donde todos resplandecen como la luz que son llamados a ser, adorándote juntos más y más con todo el crecimiento, tanto con todo el crecimiento personal plasmado a imagen y semejanza de la Trinidad, como también con todo el crecimiento social plasmado según la voluntad del Padre, haciendo posible que se honre la dignidad que Él da a absolutamente todos Sus hijos.

Heme aquí, amado Jesús Caridad… Henos aquí, porque Tú también estás aquí.

Gracias por habernos elegido como Tu nuevo Belén. Gracias por habernos elegido como Tu lienzo vivo para plasmarte como Jesús Caridad, como ícono vivo plasmado en toda nuestra formación personal, abarcando absolutamente todo cuanto somos de formas… que ni nosotros mismos somos capaces de comprender.

Gracias por darnos a la Sagrada Familia del Nuevo Albor para acompañarnos más y más hacia el Cielo, edificados como el templo vivo y doméstico del Espíritu que Tú nos llamas a ser, obrando juntos como los pastores domésticos que Tú nos llamas a ser, haciendo más y más vida juntos Tu fraternidad sacramental doméstica al obrar en más y más unidad a Tu Corazón, obrando en unidad de ser y de acto, de manos y de corazón, de palabra y obrar a Tu obrar, siendo más y más humildes, sencillos y transparentes, de tal forma que irradiemos más y más toda la luz que nos llamas a irradiar, y que viene de Ti…

Te miro, no te dejo de mirar… contemplando más y más el nuevo albor que resplandece en Tu mirada… y solo puedo decirte gracias por ser Quien eres y gracias por irradiar Tu luz como lo estás haciendo… gracias por irradiar a nuestra tierra de esta forma… gracias por hacer posible este nueva historia que transforma todo el horror y todo el odio en historia de Amor, haciéndonos nuevos Juan el Bautista en este hoy y en este ahora, haciéndonos resplandecer como la luz de nueva vida que nos llamas a ser para hacer más y más visible el Amor de Dios vivo y encarnado en este aquí y en este ahora de la historia…

Sí, Amado Niño Amor, Amado Jesús Caridad, sigues naciendo en la historia de la humanidad, en la historia de nuestros pueblos y en la historia de nuestras vidas… en la medida en que dejamos que Tú nos irradies con Tu haz encendido y nos infundas las nueva vida que solo puede venir de Tu Amor, de Tu Corazón… en la medida en que dejamos que nos modeles como barro vivo, palpitante en Tu Corazón, por Tu Corazón y con Tu Corazón…

Puedes nacer en todo lugar, incluso en fábricas de muerte, como lo fue Auschwitz, y como lo ha sido tanto la casa de torturas en la que he crecido y esta escuela de muerte que funciona como labor camp de Auschwitz… puedes nacer en todo lugar donde haya corazones que elijan irradiar Tu luz viva, Tu nuevo albor…

Puedes verdaderamente convertir todo odio, todo culto a la muerte, todo culto a la ideología, toda oscuridad, todo pecado, toda desfraternización, toda violación de derechos humanos… en irradiación de luz, en victoria del Amor que lo hace todo nuevo.

No siento un ápice de odio. No siento un ápice de querer demostrar nada. Todo es noche de paz, noche de luz. Espero de todo corazón que todos estos estudiantes y todas las personas que han sido explotadas a lo largo de los años por el esquema de odio que se estructuró a mi alrededor puedan recuperarse y puedan convertirse en la persona de bien que son llamados a ser, en la luz que son llamados a ser… y que todas las personas responsables de las atrocidades que se han cometido –todas, absolutamente todas— puedan ser procesadas como corresponde ante la justicia… pero eso no está en mis manos. Ya yo hice mi parte, hace mucho tiempo que ya la hice. Yo sigo adelante, en el inmenso resplandor de Tu danza de luz, siguiendo eligiendo irradiar luz.

Sigo inmersa en Tu ternura… Sigo inmersa en Tu paz… Sigo inmersa en Tu mirada… Sigo inmersa en Tu mar de nueva fraternidad…

Anoche, en la comunión de luz, volviste a decirme lo que ya he contemplado tantas veces: sean la familia que son llamados a ser y encenderán al mundo en el fuego de Mi Amor…

Seamos la familia que Tú nos llamas a ser en Ti, por Ti, Contigo, y encenderemos a nuestra Patria como Patria Viva, a nuestra Iglesia como Iglesia viva, a nuestra humanidad como humanidad como humanidad viva… emprendiendo juntos Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización, Tu nueva familiarización… resplandeciendo como el pueblo del nuevo albor que nos llamas a ser, haciendo más y más vida la alegría de dar a luz a la Palabra, de darte a luz a Jesús Caridad, de dar a luz a Tu pueblo-familia del nuevo albor, al que nos llamas a conducir a la plenitud, al gozo de crecer juntos en comunión, a la santidad…

Esta llamada es para todos, para cada uno de estos estudiantes, para quienes son llamados a resplandecer en esta misma arquidiócesis, dejando toda quiebra de unidad eclesial atrás… esta llamada es para todos los puertorriqueños, para todos los estadounidenses y latinoamericanos, para toda la humanidad, para toda la Iglesia… Seamos la familia humana que Tú nos llamas a ser y encenderemos al mundo en el fuego del Amor, siendo juntos el ícono vivo de Jesús Caridad que somos llamados a ser, plasmado no solo con pinceladas vivas que son plasmadas por el Espíritu Santo en toda nuestra formación personal… sino también plasmada con palabras vivas, con el carisma creativo que nos das para encarnar Tu Palabra y para dar testimonio de Tu luz y de Tu nueva vida con palabras vivas, con profecía viva, siendo pueblo-familia-profeta que hace vida Tu historia viva de Amor que hace presente Tu historia de la salvación en este aquí y en este ahora de la historia de la humanidad condensada en Tus lágrimas de luz que quieren colmar a la humanidad de Tu gran alegría: una vez te reconocemos como Dios Amor vivo y encarnado, toda nuestra historia cambia para siempre… y sencillamente deseamos que todos te conozcan para que sean tan felices como Tú nos haces, como Tú lo eres y nos enseñas a serlo, haciendo más y más vida la alegría de crecer juntos en comunión, creando hogar, creando Cielo, creando Eucaristía… resplandeciendo como nueva familia, como nuevo pueblo, como nueva Patria, como nueva Iglesia, como nueva humanidad que hace vida Tu nueva era del Amor, Tu tiempo de la alianza consumada, Tu tiempo del nuevo albor, Tu tiempo de la esperanza, Tu tiempo de la justicia del Cielo, Tu tiempo de la misericordia, Tu tiempo de la gracia.

Fiat Amor, Amado Jesús Caridad… hágase en nosotros según Tu Amor, según Tu alianza, según Tu consagración… Hágase en nosotros según Tu envío, Tu misión, Tu ministerio de crecimiento en comunión…

Hora de prepararme para salir, tan cubierta con Tu manto como en el sueño de anoche…

Como nos enseña una y otra vez nuestra Señora del Nuevo Albor antes de emprender cada danza de luz, más y más ultreia et suseia: hágase en nosotros según Tu caridad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s