Oración Contemplativa: Sábado, 2 de mayo de 2020

Amado Jesús Caridad, gracias por enseñarnos y ayudarnos a ser santos como Tú eres santo, dejándonos convertir en los santos que Tú nos llamas a ser caminando como Tú caminas, tomando Tu cuy y elevando el Amor de Dios como Tú lo elevas, elevando la cruz del cuy como Tú la elevas, elevando la cruz de la misma forma que nos enseñas a elevar el Amor de Dios como Tú lo haces, haciendo vida Tu alianza de la caridad, haciendo vida Tu ministerio de crecimiento en comunión, tomando la cruz y siguiéndote, ayudando a levantar y a caminar a los hermanos con ayuda de Tu cuy, caminando juntos como Tú caminas, acudiendo juntos a Ti, que tienes Palabra de vida eterna, para aprender de Ti a abrazar nuestra cruz, a besar la cruz del cuy, y sembrar más y más buena semilla, sembrar más y más estrellas en el paseo de nueva fraternidad, grabando Tu alianza como sello sobre el corazón, grabando la cruz como sello sobre el corazón, siendo más y más santos, plasmando más y más cultura de nueva vida, estado del nuevo albor, nación de Amor que resplandce en comunión, humanidad fraterna y unida… plasmando más y más Patria Luz elevando la cruz de Tu cuy como corresponde ser elevada (la cruz es la parte más elevada del barco, pero en el sueño de hoy Jesús Caridad elevo la cruz del cuy mientras caminábamos en el mar) al caminar juntos —convirtiéndonos en el estado del nuevo albor que nos llamas a ser, en el estado de nueva fraternidad que nos llamas a ser, en el estado de justicia y derecho que nos llamas a ser, en el estado de comunión que nos llamas a ser— como el pueblo del nuevo albor que nos llamas a ser, brillando más y más en nueva fraternidad, dejando atrás toda corrupción, ayudándonos  alevantar y a caminar juntos como Tú caminas, adorándote como deseas ser adorado: con nueva adoración, nueva historia, nueva fraternidad, nueva visión, nueva historia, nuevo corazón… resplandeciendo juntos —esto se puede referir tanto a Estados Unidos como a Puerto Rico juntos, como a cualquier otra nación en cuanto humanidad unida y fraterna— como la Patria Luz que somos llamados a ser haciendo vida Tu fraternidad sacramental, contemplándonos como hermanos llamados a convertirnos en estrellas del Cielo, en ciudadanos luz que elevan el Amor de Dios como corresponde ser elevado, ayudando a levantar a la Patria como nueva Patria con solidaridad fraterna, haciendo brillar más y más nueva fraternidad, conduciendo a Tu pueblo a la felicidad, a la plenitud, a la santidad, a la libertad… viviendo la libertad de luz: elegir usar la libertad para irradiar luz, para plasmar Tu obra viva de Amor, Tu plan —plasmar familia humana, eclesial y civil según Tu ministerio de crecimiento en comunión, plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios—, Tu proyecto —plasmar Tu nueva humanización, Tu nueva eclesialización, Tu nueva fraternización, Tu nueva evangelización, plasmando Tu ícono vivo del Amor de Dios encarnado…—, Tu revolución de Amor —plasmar Tu santuario vivo del Divino Amor plasmando a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de Tu Amor; plasmando familia que ayuda incondicionalmente a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en comunión; plasmar cultura de nueva vida donde se honran los DDHH de todos; plasmar estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de justicia y derecho, estado de comunión; plasmar nación de Amor que resplandece en comunión; plasmando humanidad fraterna y unida, colmada de la fe, esperanza, caridad, prosperidad, nuevo horizonte y paz que vienen de Dios, de hacer vida Su voluntad, de obedecer Su designio, se ayudar a todos a resplandecer como los hermanos felices, amados, santos, plenos, iguales, dignos, elegidos… que somos llamados a ser—… dejándonos convertir en las estrellas del Cielo que somos llamados a ser, en la nueva Patria —cultura luz, sociedad luz, nación luz, humanidad luz— que somos llamados al ser dejándonos convertir en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que somos llamados a ser irradiando juntos, como Tu pueblo del nuevo albor, como Patria consagrada, santificada, glorificada, vivificada… Tu Eucaristía viva como haz, Tu caridad viva como haz, Tu comunión viva como haz… haciendo vida Tu bendición a nuestra tierra caminando juntos como hermanos, ayudándonos a levantar y resplandecer como tierra de nueva fraternidad, como hijos de Dios santos, felices, amados, plenos, dignos, elegidos, llamados… a caminar juntos como Tú caminas, viviendo juntos como Tú vives, amando juntos como Tú amas, sirviendo juntos como Tú sirves, iluminando juntos como Tú iluminas, enseñando juntos como Tú enseñas, ayudando a levantar y a irradiar sanación como Tú lo haces —irradiando también sanación social a todo lo que impida en nuestra sociedad resplandecer caminando juntos como los hermanos que somos llamados a ser, y esto aplica igual a erradicar la situación colonial de Puerto Rico que nos impide relacionarnos fraternalmente y como iguales con Estados Unidos, como a erradicar todo tipo de corrupción o a transformar todo terremoto o pandemia en irradiación del Amor de Dios… de hecho, también aplica a sanar toda falta de fraternidad social y comunión civil que haya en nuestra Patria—, ayudando a resplandecer como Tú nos ayudas a resplandecer, ayudando a acudir al Amor de Dios encarnado como Tú nos llamas a hacerlo… dejándonos convertir en íconos vivos de la Trinidad, en íconos vivos del Amor de Dios encarnado, en santuario vivo de nueva fraternidad que eleva el Amor de Dios como corresponde ser elevado, elevando la cruz a lo más alto, irradiando Tu nuevo albor de salvación —salvación en todos los sentidos posibles: salvación humana, salvación eclesial, salvación social-cultural… el Amor de Dips salva en todos los sentidos— como corresponde ser irradiado… transformando absolutamente todo —también todo cuanto nos impida caminar juntos resplandeciendo como los hermanos que somos llamados a ser, todo pecado, toda corrupción, también la corrupción social, todo colonialismo, toda ideologización, toda violación de derechos humanos, todo aborto social, todo odio, toda violencia, toda deshumanización, toda inequidad y desigualdad de oportunidades, todo culto a la muerte… toda crisis, toda pandemia, todo terremoto, todo huracán o cualquier otro desastre natural… todo atentado contra la paz, la verdad, la libertad, la justicia, la democracia, la fraternidad, la fe, la esperanza, la caridad— en irradiación de Tu luz, en irradiación de la nueva vida que da el Amor, en irradiación de Tu creatividad viva, de Tu entrega fiel, de Tu fecundidad gozosa… dando a luz juntos a Tu Iglesia viva, a Tu Patria viva —a Tu Puerto Rico vivo, a Tu Estados Unidos vivo, a Tu México vivo, y a cada nación viva— haciendo vida la victoria del Amor de la misma forma que nos lo enseña a hacerlo nuestra Señora del Nuevo Albor al cubrirnos con su dulce manto: dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Su nueva familia del Amor-con-nosotros, a Su pueblo del nuevo albor, a Su nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… haciendo más y más vida Tu ministerio de crecimiento en comunión —Tu camino del mar— que eleva el Amor de Dios como Tú deseas que sea elevado, que eleva Tu cuy (Tu cruz) como deseas que sea elevado… pescando juntos con redes de caridad encarnada, viviendo más y más la caridad, haciendo más y más vida Tu alianza, Tu consagración [la consagración del pueblo del nuevo albor a Jesús Caridad, a vivir la caridad]… adorándote más y más con todo el crecimiento, adorándote más y más dejándonos mover por el Espíritu, adorándote más y más como Dios Amor vivo que colma a nuestra Patria viva —cultura luz, estado luz, nación luz—de paz al ser adorado como Dios Amor vivo en el hermano al que ayudamos a crecer en comunión… acogiendo más y más Tu misión, Tu envío, Tu visión, Tu sueño, Tu duc in altum… navegando juntos más y más como nueva Patria, brillando en solidaridad fraterna… mar adentro, Divina Misericordia adentro, Divina Providencia adentro, santidad adentro, misterio adentro, comunión adentro, nueva fraternidad adentro… compartiendo Tu alianza de la caridad como corresponde ser compartida, no solo en el sentido humano y espiritual sino también en el sentido civil (la alianza de la caridad es para el presidente de Estados Unidos, es una ofrenda viva por nuestra Patria Luz), haciendo vida Tu mandatum novum, amándonos todos como hermanos tal cual nos corresponde hacerlo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas… fiat caritas, hágase en nosotros según Tu caridad, somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos luz… somos familia, somos humanidad, somos fraternidad, somos luz… somos llamados a ayudar a resplandecer a todos juntos como hermanos, dando ofrenda viva de santidad que vive la caridad por todos, desde por el mismísimo presidente de la nación hasta por los niños no nacidos, que son los ciudadanos más indefensos de toda nación… transformando todo en oportunidad para elevar el Amor de Dios como corresponde ser elevado… dejándonos convertir en los ministros de crecimiento en comunión que somos llamados a ser, en los servidores de nueva fraternidad, de luz, de la Palabra… que somos llamados a ser… conociendo y creyendo juntos en Dios Amor que hace nuevas todas las cosas…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s