Oración Contemplativa: Sábado, 29 de Agosto de 2020 (Martirio de Juan el Bautista)

Amado Jesús Caridad, ¡feliz y buen día! Gracias por ayudarnos y enseñarnos a dar testimonio de la luz mientras navegamos más y más duc in altum caminando y danzando en el nuevo camino que nos abres para adorarte más y más con todo el crecimiento, para adorarte con nueva adoración, nueva fraternidad, nuevo caminar, nueva visión, nuevo palpitar… para adorarte dejándonos mover más y más por el espíritu haciendo resplandecer la luz: no importa cual sea la circunstancia, siempre podemos elegir dar testimonio de la luz, siempre podemos dar testimonio del Amor, siempre podemos dar testimonio de la verdad: eres Dios Amor que hace nuevas todas las cosas, eres Dios Amor que no consiente la corrupción y el pecado pero que ama al pecador y desea su felicidad, su plenitud y su conversión, eres Dios Amor que es capaz de transformarlo absolutamente todo en irradiación de Tu nueva vida que resplandece en comunión, eres Dios Amor capaz de movernos a denunciar el mal con sobreabundancia de bien, con ofrenda de la vida que irradia más y más Tu Amor ofrendando todo cuanto somos por ayudar a ser, a hacer, a crecer y a irradiar a todos como hermanos, creando hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea comunión, que crea Eucaristía, que crea belleza, que crea alegría, que crea gracia, que crea santidad, que crea unidad, que crea fe, que crea esperanza, que crea caridad, que crea bendición, que crea nueva fraternidad… transformando todo, absolutamente todo, en irradiación de luz, plasmando juntos Tu obra viva de Amor, plasmando Tu plan —hacer familia humana, eclesial y civil según Tu plan—, plasmando Tu proyecto de evangelización familiar, plasmando Tu revolución de Amor… dando testimonio heróico de la verdad, de la luz que viene de lo alto, de la luz del Sol cada vez más cerca del zenit que transparentamos con el corazón abierto a la gracia y a la nueva vida del Señor de la vida, que nos envía a hacer vida Su misión, Su ministerio de crecimiento en comunión, Su orden de la caridad, Su mandatum novum, Su alianza, Su consagración, Su sueño, Su visión… haciendo resplandecer más y más la esperanza… siendo Iglesia viva, siendo Iglesia fiel al Esposo, siendo Iglesia una con el Esposo que hace vida el misterio de la comunión como cirio pascual doméstico que resplandece haciendo visible la luz de Tu comunión, siendo faro vivo que resplandece haciendo visible la luz de Tu comunión: somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos Eucaristía, somos santos, somos las estrellas del Cielo que Tú nos llamas a ser, somos mártires de la caridad que lo entregan todo por plasmar iglesia doméstica que ayude a ser, a hacer, a crecer y a irradiar a todos resplandeciendo en comunión, sirviendo a Dios, a la familia, a la Iglesia y a la nación con heroicidad, ofrendando nuestros cuerpos y a nosotros mismos como ofrenda agradable al plasmar faro vivo tal cual nos corresponde plasmarlo, al plasmar iglesia doméstica como nos corresponde plasmarla… revistiéndonos de caridad viva, soñando como Tú sueñas para Tu Iglesia viva, pada Tu humanidad viva, para Tu Patria viva… elevando más y más Tu Amor como ciudadanos luz y evangelizadores que son testigos de la luz que cantan Tu cántico nuevo plasmando Iglesia doméstica como Tú nos enseñas a hacerlo, nos llamas a hacerlo y nos concedes la libertad y el carisma de luz para hacerlo… como llamados a ser servidores de la Palabra, servidores de la luz, servidores de la unidad, servidores del Espíritu, servidores de la verdad que hacen vida la unidad eclesial viviendo en más y más unidad a Tu Corazón, dándote a conocer transparentando más y más Tu esperanza, Tu caridad viva y Tu fe viva haciendo vida Tu Palpitar en nuestro palpitar, haciendo presente Tu historia de la salvación encarnada como historia de Amor que hace vida Tu tiempo del nuevo albor, Tu tiempo de oración en el Espíritu, Tu tiempo de santidad, Tu tiempo del Sí-Dar, Tu tiempo de alianza de la caridad consumada, Tu tiempo de nueva fraternidad consumada, Tu tiempo de consagrar el corazón del hermano a vivir la caridad, Tu tiempo de plasmar iglesia doméstica, consagración familiar que crea hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea comunión, aue crea Eucaristía, que crea caridad, aue crea nueva fraternidad, que crea estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de comunión, estado de justicia y de derecho del Cielo… que crea cielos nuevos y tierra nueva en Tu Amor, con más y más obras de paz que hacen vida la paz que viene de Ti, la paz de hacer vida la voluntad de Dios, la paz de ayudar a todos a resplandecer como hermanos, haciendo vida la pasión de Tu corazón con obras de ternura y de pasión aue hacen visible la entrañable ternura y pasión de Tu Corazón, con obras que dan a luz a la la Palabra, con obras de caridad, con obras de unidad que consagran el corazón del hermano a vivir la caridad, a dar a concer el Amor de Dios encarnado como Tú das a conocer el Amor del Padre, siendo comunión, haciendo unidad con vínculo de luz, con fraternidad sacramental hace vida el orden de la caridad plasmando iglesia doméstica con carisma sacramental, con carisma de luz que plasma ícono vivo de la Eucaristía ensanchando la barca de la misma forma que se dilata el corazón para ayudar a crecer a todos como hermanos, acogiendo la vida y la gracia incondicionalmente haciedo vida Tu alianza de la caridad, compartiendo la alianza de la caridad como correspode ser compartida, haciendo vida el orden de la caridad en el sentido humano (nueva familiarización, dejarnos edificar como nueva familia del Amor-con-nosotros), eclesial (nuevo pentecostés, dejarnos encender por el fuego del Amor de Dios) y civil (nueva fraternidad, dejarnos fraternizar como nueva civilización del Amor que crece en comunión), emprendiendo Tu plan, Tu proyecto, Tu revolución… adorándote con nueva adoración, nueva fraternidad, nueva historia, nueva visión, nuevo caminar, nuevo palpitar… nuevo corazón transconsagrado en faro vivo que irradia Tu Eucaristía viva como haz, del que mana más y más comunión viva, más y más nueva fraternidad… tranconsagrado en faro vivo que es Iglesia viva unida al Esposo, unidad cuyo misterio solo puede pronunciarse viviéndola, siendo comunión, siendo Eucaristía viva irradiada como haz, siendo Tu custodia viva, irradiando más y más Tu luz como el faro vivo que nos llamas a ser, ofrendando cuanto nos corresponde ofrendar a la Trinidad plasmando nueva fraternidad, ofrendándonos a la usanza del fiat de nuestra Madre del Cielo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas, fiat fraternitas, fiat caritas, plasmando familia viva, Patria viva, humanidad viva e Iglesia viva con fraternidad sacramental, sirviendo con orgullo fraterno que plasma faro vivo, familia luz, Iglesia Luz, Patria luz… sirviendo con orgullo fraterno que plasma goeiz, espíritu vivo en Espíritu que nos mueve a crear hogar, a plasmar iglesia más y más doméstica y Patria más y más doméstica, en la que todos resplandecen como hermanos, como familia humana, como familia del Amor, como familia de Dios que hace vida la Eucaristía haciendo vida Tu consagración a vivir la caridad con ofrenda viva dada con más y más orgullo fraterno, sirviendo a la humanidad con Fiat Unitas, ayudándo a todos a verse como hermanos al plasmar familia a imagen y semejanza de la Trinidad, como ícono vivo de la Trinidad, plasmado con más y más aventura de luz que contempla en cada ocasión oportunidades para adorarte con todo el crecimiento, oportunidades para hacer resplandecer más y más la luz de Tu comunión plasmando toda la formación personal a imagen y semejanza de Tu caridad, haciendo más y más vida Tu sueño y ayudando a soñar como Tu sueñas con más y más fe, esperanza, caridad, paz, nueva fraternidad… haciendo vida Tu sentir y Tu pensar, Tu ofrendar y Tu consagrar, Tu ágape de luz, Tu largo y entrañable abrazo de luz uniendo nuestras manos sobre Tu Corazón, besando nuestra alianza, haciendo vida nuestra historia de Dios Amor-con-nosotros al dejarnos convertir en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que somos llamados a ser creando hogar más eterno aquí en la tierra, haciendo vida Tu alianza y Tu consagración, dándote acción de gracias más y más viva, dándote ofrenda más y más viva haciendo más y más vida la paz de descansar en Tu abrazo de luz, haciendo más y más vida la paz de palpitar como un solo Corazón y una sola alma… creciendo más y más en Tu amistad, Maestro del corazón, mejor amigo del corazón abierto a Tu gracia incondicional, dejándonos urgir más y más por Tu Amor a salvar, iluminar, renovar, amar y liberar a todos… haciendo más y más vida la victoria de Tu corazón, con más y más carisma de luz, con más y más santidad doméstica, siguiendo más y más el ejemplo de nuestra Madre del Cielo pronunciando “Fiat Amor” emprendiendo juntos sin miedos todos los cambios necesarios para convertirnos en quienes Tú nos llamas a ser en Ti, por Ti, Contigo, para Ti, predicando con predicación de luz que afirma la dignidad de todos eligiendo una y otra vez vivir el Amor, la fe, la esperanza haciendo más y más visible el Amor como profetas de la luz que plasman teofanía de la luz más y más y más edificados en el Amor, plasmando más y más carisma sacramental al trabajar más y más por la salvación de todos como pueblo… testimoniando heróicamente y públicamente la fe transformando todo en irradiación de luz, viviendo más en Ti, por Ti, Contigo, viviendo más y más para tomar la cruz y seguirte, para edificar más y más Iglesia que combate el buen combate de la fe navegando como Tú navegas, asumiendo la nueva identidad que nos das como profetas del Amor de Dios, dándote el culto vivo y nuevo que deseas, haciendo el bien como nos llamas a hacerlo, caminando como Tú caminas, dejándonos convertir en acción de gracias viva creyendo más y más en Dios Amor-con-nosotros haciendo familia según Su designio, haciendo vida Tu compromiso de Luz haciendo nuevas todas las cosas como Tú lo haces, aprendiéndolo todo de Ti, viviendo más y más en el Espíritu, dejándonos desposar por el Esposo eterno como Tú deseas desposarnos, dejándonos cubrir mutuamente por Tu manto, dejándonos hablar al corazón como Tú nos hablas al corazón… cantando juntos Tu cántico nuevo, Tu cántico de nueva fraternidad, trabajando juntos por el Amor, sembrando más y más Tu justicia profetizando a un Dios Amor cercano, siendo fuentes de comunión que dan gratuitamente lo que gratis han recibido, dejando hablar al Espíritu con más y más resiliencia de luz, siguiéndote más y más en lo cotidiano haciendo más y más vida Tu memorial… sembrando más y más la buena semilla siendo buena semilla, haciendo vida Tu bienaventuranza… dejándonos sorprender más y más por Ti, buscando hacer vida la justicia de Dios, la justicia del Cielo, buscando acoger e irradiar más y más Tu llamada a la conversión, para gloria de Dios Amor, amando con sencillo corazón que hace más y más vida Tu revelación descansando más y más en Tu Corazón, palpitando más y más como Tu Corazón manso y humilde, dándote el culto vivo de misericordia que deseas recibir, acogiendo juntos la nueva vida que nos das para vivir Tu misericordia… dejándonos elegir por el Espíritu que nos convierte en buena semilla de comunión… sembrando más y más buena semilla de caridad descansando en el Espíritu… haciendo vida el milagro de nuestra conversión caminando con más y más humildad hacia Ti, haciendo más y más familia según Tu plan, dejándonos convertir en más y más nueva creación, dejándonos convertir en modelos de fe que emprenden Tu misión de luz… aprendiendo a reconocer que sin Ti nada podemos, aprendiendo a que seas Tú Quien viva en nosotros… dejándonos convertir en tierra más y más fértil al dejarnos convertir en pastores conforme a Tu Corazón… sirviendo con corazones más y más humildes y servidores que atesoran Tu gracia como en vasijas de barro… plasmando reino de Dios como corresponde, con la certeza de que todo obra para el bien de quienes te aman… ayudando a crecer al reino de Dios uniendo las manos para ayudar a crecer al árbol de la esperanza y colocarlo en su tiesto en forma de corazón, adorándote con todo el corazón, con nuevo corazón… con corazón fecundo, centrado humacéntricamente, Cristocéntricamente, amorcéntricamente, persocéntricamente… con corazón que cree que eres Dios Amor vivo que hace nuevas todas las cosas, con corazón que vive devorando Tu Palabra, abrazado a Tu Palabra…dejándonos modelar el corazón por Ti, Divino Alfarero, dejándonos convertir en el velero vivo de pesca que Tú nos llamas a ser… siendo profetas de la conversión que emprenden Tu apostolado de luz… dejándonos saciar de Tu Amor para así hacer vida la unidad de Tu amor caminando juntos más y más duc in altum, caminando sin temor ni miedo alguno… dejándonos conducir por Tu visión abajándote como Tú te abajas, dejándonos amar por Tu Amor eterno pidiendo con más y más fe, dejándonos transfigurar por Tu Amor, brillando como lámparas encendidas en medio de la oscuridad, negándonos a nosotros mismos, tomando la cruz y siguiéndote, dejándonos convertir en los mensajeros de la paz que Tú nos llamas a ser siendo sal y luz del mundo, proclamando el Amor de Dios a tiempo y a destiempo, caminando más y más en la fe, dejándonos convertir en el velero vivo que nos llamas a ser, siendo corazones que dan fruto abundante sembrando con alegría… haciéndonos pequeños por el Reino de los Cielos haciendo vida Tu promesa desde lo pequeño, pidiéndote juntos con la seguridad de que nos concedes lo que te pedimos, acogiendo juntos Tu vocación… agradeciendo el regalo de perdonar como Tú perdonas, de dejarnos convertir en signos vivos de Tu Amor encarnado… haciendo más vida Tu visión, dejándonos cubrir por Tu manto de ternura y misericordia entrañable… emprendiendo siempre camino hacia adelante, elevando el Amor de Dios como Tú lo elevas… teniendo más y más fe en Dios Amor-con-nosotros, dejándonos convertir en casa viva de oración, haciendo más y más vida Tu perfección afirmados en la piedra angular… compartiendo más y más las riquezas del Cielo como los últimos… creciendo juntos como hijos del Padre bueno, cuidando en primer lugar a los más vulnerables y pobres… dejándonos revestir de Tu vestido de caridad encendida, dejándonos convertir en nuevo corazón… haciendo vida Tu mandatum novum como profetas del Amor de Dios que profetizan Tu renovación aprendiendo de Ti a ser más y más humildes de corazón, a iluminar toda la tierra con la luz de Tu gloria confesando que eres Jesús Caridad, edificando Iglesia sobre roca…haciendo más y más visible todo lo bueno que surge de esta tierra al seguirte, resplandeciendo más y más como hijos de la luz… manteniendo el corazón limpio y puro, manteniéndonos firmes y fuertes en el Amor, manteniendo un corazón sincero y transparente trabajando en el Amor, con el Amor y por el Amor… manteniendo en vela el corazón hoy a hoy y para siempre manifestando Tu historia de conversión en nuestras vidas… manteniendo más y más encendida la lámpara esponsal haciendo vida Tu historia de Amor… dando más y más testimonio de la luz haciendo resplandecer la esperanza…

Sí, Amado Jesús Caridad, somos llamados a dar más y más testimonio de la luz que viene de lo alto haciendo resplandecer más y más la esperanza, danzando la danza de la esperanza viva rodeados de mil haces de esperanzas revoloteando a nuestro alrededor (mil haces de luciérnagas que se ven en la luz del día) al compás de la brisa del Espíritu que nos mueve a dar testimonio más y más entrañable de la verdad que es imposible no confesar mientras danzamos abrazados con tanta ternura: eres Dios Amor que hace nuevas absolutamente todas las cosas, todos los corazones, toda la Patria… eres Dios Amor capaz de hacerlo todo nuevo haciendo fructificar el como derramamos la vida por Tu Iglesia y por nuestra Patria, ofrendando la vida por ayudar a todos a ser, hacer, crecer e irradiar resplandeciendo en más y más comunión, haciendo vida el martirio de la caridad como ofrenda gozosa de la vida que vive heróicamente la caridad anunciando a la usanza de Juan el Bautista Tu nuevo futuro colmado de esperanza cuajada, de prosperidad, de nueva fraternidad… nuevo futuro que es profecía de buena esperanza que hace vida lo que aprendemos de nuestra Madre del Cielo, haciendo lo que Tú nos dices, dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor, dando a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… haciendo resplandecer más y más la esperanza de derramar nueva vida por Ti, para Ti, Contigo, dejándonos convertir en las estrellas del Cielo que somos llamados a ser, en los santos que somos llamados a ser, en los mártires de la caridad que somos llamados a ser dando testimonio de la verdad con heroicidad, en el pueblo del nuevo albor que somos llamados a ser dejándonos transconsagrar el corazón en faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— y en velero vivo —altar vivo, altar doméstico, altar de la Patria— que irradia más y más Tu Eucaristía viva como haz como profetas de la luz que anuncian la buena esperanza de la nueva vida que irradia el Amor a nuestros corazones, a nuestra Iglesia, a nuestra Patria, haciendo irradiar más y más nueva fraternidad plasmando a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de Tu comunión, plasmando familia que ayuda a ser, a hacer, a crecer y a irradiar resplandeciendo incondicionalmente en más y en más comunión, plasmando cultura de nueva vida, plasmando estado de nueva fraternidad, plasmando nación de Amor que resplandece en comunión, plasmando humanidad unida y fraterna que hace vida Tu voluntad, Tu sueño, Tu bondad, Tu designio, que todos resplandezcan en más y en más comunión, más y más irradiados por la fe, la esperanza y la caridad de la luz que irradia Tu danza de luz, Tu danza de buena esperanza que nos irradia con Tu comunión hoy a hoy y para siempre, haciendo vida Tu sueño día a día hasta que lleguemos al hogar más eterno, al encuentro definitivo Contigo tras ofrendar la vida como nos corresponde ofrendarla… encendiendo más y más esperanza, acogiendo los nuevos desafíos y los caminos más hondos que nos presentas para encender más y más esperanza al estar preparados para el encuentro Contigo, Esposo Divino, de la forma que Tú quieras encontrarte con nosotros, también como martirio de la caridad… haciendo vida la esperanza, la expectativa y la alegría que se entrecruzan como buena esperanza que da a luz a la Palabra, iluminando y encendiendo al mundo con más y más esperanza, ayudando a encontrarse Contigo en medio de un mundo frío repleto de individualismos, transmitiendo la luz que viene de Ti, de hacer vida la Eucaristía… de hacer vida Tu sabiduría haciendo resplandecer el poder de la luz, dejándonos injertar en Ti, plasmando Tu obra viva de Amor, nuestra santificación, nuestra redención, Tu justicia… gloriándonos siempre y en todo en Ti, siendo heróicamente fieles al Evangelio declarándonos abiertamente en pro del Amor de Dios y denunciando con valentía el mal proceder que atente contra la nueva fraternidad que viene de ese Amor… incluso ofrendando la vida sin importar las torturas, la humillación ni la muerte, sin acobardarnos ante la sociedad corrompida, eligiendo iluminar, conduciendo nuestra vida a la ofrenda incondicional siendo cristianos de tiempo completo, tomando partido por la justicia, la paz, el Amor, sin escondernos de la verdad: eres Dios Amor que hace nuevas todas las cosas y que nos llama a ofrendar la vida por amor a la verdad que Tú revelas… siendo como Juan el Bautista testigos de la luz, reflejando Tu luz en los corazones, capaces de contagiar Tu luz al mundo profetizando que es hora de enderezar los caminos, tal cual lo hizo Juan el Bautista… acogiendo la identidad de hijos de la luz que nos das, acogiendo la identidad que nos das como profetas del Amor que dan testimonio de Tu luz, de Tu llamada a la conversión, insistiendo en hacer vida el bautismo y la fraternidad del mandatum novum, siendo como despertadores que anuncian la luz de un nuevo día, de una nueva era, siendo espejos que iluminan agujeros profundos y hendiduras oscuras reflejando Tu luz en lugares innacesibles, haciendo brillar la luz en la oscuridad, siendo testigos humildes que no se dan importancia, reflejando la luz sencillamente porque transparentamos lo que se nos da, siendo testigos que revelan lo que Tú haces ver del Amor, de la fuente de la comunión y de como se calma la sed de felicidad que hay en el ser humano, dejándonos iluminar por Ti, atrayendo a Ti y despertando confianza e interés por Ti, dando testimonio de que estás en medio de nosotros, dándote a conocer como testigos de Tu luz, transmitiendo la fe como irradiación, dando la vida como ofrenda de comunión, como ofrenda viva y agradable al Padre, que sigue el ejemplo del testimonio del Bautista como profeta de la luz, como profeta luz, viviendo el depósito de la fe, denunciando las injusticias, compartiendo la experiencia del Amor de Dios, reforzando la espiritualidad de la Iglesia, siendo contemplativos en la acción, acogiendo al Espíritu Santo que nos hace testigos del Amor de Dios encarnado, reanimando nuestras vidas y generando entre nosotros “testigos del Dios vivo”… sembrando Tu paz y Amor luchando con fortaleza por irradiar Tu enseñanza, como mártires de la justicia y de la paz… aunque luchen contra nosotros, porque no nos podrán, y no dejaremos de contar Tu auxilio… no dejaremos de profetizar radicalmente Tu Amor, buscando la conversión dejándonos convertir en profetas que anuncian Tu Amor y denuncian la corrupción… incluso cuando hoy se sigue persiguiendo y se sigue eliminando a los que anuncian con valentía Tu Amor, transformando todo en irradiación de Tu Reino haciendo de la vida signo de denuncia de las estructuras de pecado, haciendo vida Tu misión de solidaridad con toda la humanidad, denunciando todo sistema de dehumanización, denunciando todo lo que se oponga a Tu plan de salvación, todo lo que haga perder el sentido de lo sagrado, siendo testimonio de la luz, dando testimonio de Tu resurrección, siendo testigos que son cirios pascuales que irradian Tu luz, iluminando todo relativismo denunciando con claridad el pecado, viviendo con autenticidad el seguimiendo a Dios Amor con todas las consecuencias, anunciando la verdad y denunciando el pecado… sirviéndote con todos los talentos y dones que nos concedes, pues todo ser humano viene con grandes talentos, dones y cualidades y todo es para servir, mientras más se tenga más se ha de servir… y ante Ti importa la fidelidad ante el uso de los dones, talentos y carismas que se nos das, pues somos llamados a administrar siendo fieles en lo poco, administrando todos los dones y bienes que Tú nos das con generosidad, con lealtad, con Amor, con paciencia, con alegría, con Espíritu de servicio, con bondad, con capacidad de exhortar con la Palabra, con capacidad de perdonar, con capacidad de conciliación con los demás… siendo fieles en lo pequeño para que se nos encomienden misiones más altas, recibiendo talentos y cualidades más importantes… pues no importa tanto producir otros dos o cinco o diez talentos, sino la respuesta fiel y generosa cada día, la fidelidad que es más valiosa e importante ante los ojos de Dios… todos somos invitados a ser fieles, Tú deseas que todos entren en Tu gozo, en el banquete del Cielo, en la felicidad plena, en la totalidad de la vida… y somos invitados a entrar en el Cielo si somos fieles en la vida, con los dones y carismas que Tú nos has dado para plasmar Tu ícono vivo del Amor de Dios, Tu ícono vivo de la Trinidad, Tu santuario vivo del Divino Amor… pues el mayor regalo que podemos darte es administrar y vivir bien la propia vida, haciendo vida la vocación a la que nos llamas, a la nueva evangelización a la que nos llamas, dando testimonio de la nueva vida que das con todo lo que nos das, pues a quien tiene se le dará, pero a quien no tiene se le quitará hasta lo que tiene, pues los dones espirituales que Tú das se acrecientan usándolos y se pierden guardándolos, al contrario de los bienes del mundo: el dinero si lo guardas crece con intereses, con los dones de Dios no pasa así, si tenemos el carisma del Amor ese Amor crece en la medida en que servimos más y más, generando vida nueva multiplicando la caridad… afirmando la dignidad de todo hermano incondicionalmente, afirmando que la vida es sagrada, afirmando que la familia es sagrada, iluminando todo adulterio —toda manifestación inapropiada de la intimidad, especialmente de la intimidad sexual, de una persona casada con otra persona que no es su cónyuge— con la luz de la Palabra, lo que Dios ha unido no lo separe el hombre… permitiendo que haya sanación si es posible ante un adulterio, discerniendo cual es la respuesta apropiada a la luz de la fe: reconciliación, divorcio civil en casos serios o anulación sacramental en casos bien fundamentados… buscando dar testimonio de la verdad con plena libertad, lo que Dios une el hombre no lo puede separar… pues en el falso entendimiento de la libertad reside la crisis del matrimonio y la familia y todos somos llamados a dar testimonio heróico de la verdad en toda circunstancia, también en el matrimonio y la familia, dejándonos convertir en testigos de la luz que al dejarse abrazar más y más entrañablemente en Tu danza de buena esperanza hacen posible, colmados de Tu ternura hoy a hoy y para siempre, la transmisión de la luz del Amor de Dios haciendo resplandecer más y más fe, esperanza y caridad…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s