Oración Contemplativa: Viernes, 7 de agosto de 2020

Amado Jesús Caridad, ¡buenos días y feliz día! Gracias por ayudarnos y enseñarnos a negarnos a nosotros mismos, tomar la cruz y seguirte más y más duc in altum en este nuevo camino del mar que nos abres para adorarte con todo el crecimiento, para adorarte más y más movidos por el Espíritu, dejándonos conducir en medio de todos los cambios que se avecinan aceptando que todo viene de Ti, que todo es para Tu gloria, que todo es parte de Tu designio para hacer nuevas todas las cosas, todos los corazones, toda la historia… confesando más y más que eres Dios Amor vivo, que esta historia es Tuya, que eres Tú Quien la escribe derecho con renglones torcidos, porque para Ti no hay nada imposible… eres Tú Quien hace posible todos estos cambios para nuestro bien, eres Tú quien restaura y sana nuestra historia personal y también como pueblo, convirtiéndonos en el estado de nueva fraternidad que somos llamados a ser para hacer vida la sanación social que nos das sencillamente porque nos amas, porque deseas lo mejor para Tu Pueblo, porque deseas que resplandezcamos como los hijos felices, amados, plenos, iguales, dignos, libres, elegidos, llamados, santos, consagrados… que nos llamas a ser negándonos a nosotros mismos, tomando la cruz y siguiéndote… negando los propios intereses personalistas para servir al bien común, asumir todo sacrificio que sea necesario asumir para sacar a nuestro pueblo y familia adelante y seguirte juntos plasmando Tu obra viva de Amor, plasmando familia humana, eclesial y civil según Tu plan, plasmando Tu proyecto de evangelización personal, plasmando Tu revolución de Amor, ayudando a todos a resplandecer como los hermanos que somos llamados a ser, creando hogar, Iglesia y humanidad a la luz de Tu mirada… creando hogar, Iglesia y humanidad que crean Cielo, que crean comunión, que crean Eucaristía, que crean belleza, que crean alegría, que crean unidad, que crean fe, que crean esperanza, que crean caridad, que crean bendición, que crean nueva fraternidad… convirtiéndonos en los mensajeros de la paz que Tú nos llamas a ser… siendo Iglesia viva, siendo Iglesia fiel al Esposo, siendo Iglesia una con el Esposo que hace vida el misterio de la comunión como cirio pascual doméstico que resplandece haciendo visible la luz de Tu comunión, siendo faro vivo que resplandece haciendo visible la luz de Tu comunión: somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos Eucaristía, somos santos, somos las estrellas del Cielo que Tú nos llamas a ser, somos mártires de la caridad que lo entregan todo por plasmar iglesia doméstica que ayude a ser, a hacer, a crecer y a irradiar a todos resplandeciendo en comunión, sirviendo a Dios, a la familia, a la Iglesia y a la nación con heroicidad, ofrendando nuestros cuerpos y a nosotros mismos como ofrenda agradable al plasmar faro vivo tal cual nos corresponde plasmarlo, al plasmar iglesia doméstica como nos corresponde plasmarla… revistiéndonos de caridad viva, soñando como Tú sueñas para Tu Iglesia viva, pada Tu humanidad viva, para Tu Patria viva… elevando más y más Tu Amor como ciudadanos luz y evangelizadores que son testigos de la luz que cantan Tu cántico nuevo plasmando Iglesia doméstica como Tú nos enseñas a hacerlo, nos llamas a hacerlo y nos concedes la libertad y el carisma de luz para hacerlo… como llamados a ser servidores de la Palabra, servidores de la luz, servidores de la unidad, servidores del Espíritu, servidores de la verdad que hacen vida la unidad eclesial viviendo en más y más unidad a Tu Corazón, dándote a conocer transparentando más y más Tu esperanza, Tu caridad viva y Tu fe viva haciendo vida Tu Palpitar en nuestro palpitar, haciendo presente Tu historia de la salvación encarnada como historia de Amor que hace vida Tu tiempo del nuevo albor, Tu tiempo de oración en el Espíritu, Tu tiempo de santidad, Tu tiempo del Sí-Dar, Tu tiempo de alianza de la caridad consumada, Tu tiempo de nueva fraternidad consumada, Tu tiempo de consagrar el corazón del hermano a vivir la caridad, Tu tiempo de plasmar iglesia doméstica, consagración familiar que crea hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea comunión, aue crea Eucaristía, que crea caridad, aue crea nueva fraternidad, que crea estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de comunión, estado de justicia y de derecho del Cielo… que crea cielos nuevos y tierra nueva en Tu Amor, con más y más obras de paz que hacen vida la paz que viene de Ti, la paz de hacer vida la voluntad de Dios, la paz de ayudar a todos a resplandecer como hermanos, haciendo vida la pasión de Tu corazón con obras de ternura y de pasión aue hacen visible la entrañable ternura y pasión de Tu Corazón, con obras que dan a luz a la la Palabra, con obras de caridad, con obras de unidad que consagran el corazón del hermano a vivir la caridad, a dar a concer el Amor de Dios encarnado como Tú das a conocer el Amor del Padre, siendo comunión, haciendo unidad con vínculo de luz, con fraternidad sacramental hace vida el orden de la caridad plasmando iglesia doméstica con carisma sacramental, con carisma de luz que plasma ícono vivo de la Eucaristía ensanchando la barca de la misma forma que se dilata el corazón para ayudar a crecer a todos como hermanos, acogiendo la vida y la gracia incondicionalmente haciedo vida Tu alianza de la caridad, compartiendo la alianza de la caridad como correspode ser compartida, haciendo vida el orden de la caridad en el sentido humano (nueva familiarización, dejarnos edificar como nueva familia del Amor-con-nosotros), eclesial (nuevo pentecostés, dejarnos encender por el fuego del Amor de Dios) y civil (nueva fraternidad, dejarnos fraternizar como nueva civilización del Amor que crece en comunión), emprendiendo Tu plan, Tu proyecto, Tu revolución… adorándote con nueva adoración, nueva fraternidad, nueva historia, nueva visión, nuevo caminar, nuevo palpitar… nuevo corazón transconsagrado en faro vivo que irradia Tu Eucaristía viva como haz, del que mana más y más comunión viva, más y más nueva fraternidad… tranconsagrado en faro vivo que es Iglesia viva unida al Esposo, unidad cuyo misterio solo puede pronunciarse viviéndola, siendo comunión, siendo Eucaristía viva irradiada como haz, siendo Tu custodia viva, irradiando más y más Tu luz como el faro vivo que nos llamas a ser, ofrendando cuanto nos corresponde ofrendar a la Trinidad plasmando nueva fraternidad, ofrendándonos a la usanza del fiat de nuestra Madre del Cielo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas, fiat fraternitas, fiat caritas, plasmando familia viva, Patria viva, humanidad viva e Iglesia viva con fraternidad sacramental, sirviendo con orgullo fraterno que plasma faro vivo, familia luz, Iglesia Luz, Patria luz… sirviendo con orgullo fraterno que plasma goeiz, espíritu vivo en Espíritu que nos mueve a crear hogar, a plasmar iglesia más y más doméstica y Patria más y más doméstica, en la que todos resplandecen como hermanos, como familia humana, como familia del Amor, como familia de Dios que hace vida la Eucaristía haciendo vida Tu consagración a vivir la caridad con ofrenda viva dada con más y más orgullo fraterno, sirviendo a la humanidad con Fiat Unitas, ayudándo a todos a verse como hermanos al plasmar familia a imagen y semejanza de la Trinidad, como ícono vivo de la Trinidad, plasmado con más y más aventura de luz que contempla en cada ocasión oportunidades para adorarte con todo el crecimiento, oportunidades para hacer resplandecer más y más la luz de Tu comunión plasmando toda la formación personal a imagen y semejanza de Tu caridad, haciendo más y más vida Tu sueño y ayudando a soñar como Tu sueñas con más y más fe, esperanza, caridad, paz, nueva fraternidad… haciendo vida Tu sentir y Tu pensar, Tu ofrendar y Tu consagrar, Tu ágape de luz, Tu largo y entrañable abrazo de luz uniendo nuestras manos sobre Tu Corazón, besando nuestra alianza, haciendo vida nuestra historia de Dios Amor-con-nosotros al dejarnos convertir en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que somos llamados a ser creando hogar más eterno aquí en la tierra, haciendo vida Tu alianza y Tu consagración, dándote acción de gracias más y más viva, dándote ofrenda más y más viva haciendo más y más vida la paz de descansar en Tu abrazo de luz, haciendo más y más vida la paz de palpitar como un solo Corazón y una sola alma… creciendo más y más en Tu amistad, Maestro del corazón, mejor amigo del corazón abierto a Tu gracia incondicional, dejándonos urgir más y más por Tu Amor a salvar, iluminar, renovar, amar y liberar a todos… haciendo más y más vida la victoria de Tu corazón, con más y más carisma de luz, con más y más santidad doméstica, siguiendo más y más el ejemplo de nuestra Madre del Cielo pronunciando “Fiat Amor” emprendiendo juntos sin miedos todos los cambios necesarios para convertirnos en quienes Tú nos llamas a ser en Ti, por Ti, Contigo, para Ti, predicando con predicación de luz que afirma la dignidad de todos eligiendo una y otra vez vivir el Amor, la fe, la esperanza haciendo más y más visible el Amor como profetas de la luz que plasman teofanía de la luz más y más y más edificados en el Amor, plasmando más y más carisma sacramental al trabajar más y más por la salvación de todos como pueblo… testimoniando heróicamente y públicamente la fe transformando todo en irradiación de luz, viviendo más en Ti, por Ti, Contigo, viviendo más y más para tomar la cruz y seguirte, para edificar más y más Iglesia que combate el buen combate de la fe navegando como Tú navegas, asumiendo la nueva identidad que nos das como profetas del Amor de Dios, dándote el culto vivo y nuevo que deseas, haciendo el bien como nos llamas a hacerlo, caminando como Tú caminas, dejándonos convertir en acción de gracias viva creyendo más y más en Dios Amor-con-nosotros haciendo familia según Su designio, haciendo vida Tu compromiso de Luz haciendo nuevas todas las cosas como Tú lo haces, aprendiéndolo todo de Ti, viviendo más y más en el Espíritu, dejándonos desposar por el Esposo eterno como Tú deseas desposarnos, dejándonos cubrir mutuamente por Tu manto, dejándonos hablar al corazón como Tú nos hablas al corazón… cantando juntos Tu cántico nuevo, Tu cántico de nueva fraternidad, trabajando juntos por el Amor, sembrando más y más Tu justicia profetizando a un Dios Amor cercano, siendo fuentes de comunión que dan gratuitamente lo que gratis han recibido, dejando hablar al Espíritu con más y más resiliencia de luz, siguiéndote más y más en lo cotidiano haciendo más y más vida Tu memorial… sembrando más y más la buena semilla siendo buena semilla, haciendo vida Tu bienaventuranza… dejándonos sorprender más y más por Ti, buscando hacer vida la justicia de Dios, la justicia del Cielo, buscando acoger e irradiar más y más Tu llamada a la conversión, para gloria de Dios Amor, amando con sencillo corazón que hace más y más vida Tu revelación descansando más y más en Tu Corazón, palpitando más y más como Tu Corazón manso y humilde, dándote el culto vivo de misericordia que deseas recibir, acogiendo juntos la nueva vida que nos das para vivir Tu misericordia… dejándonos elegir por el Espíritu que nos convierte en buena semilla de comunión… sembrando más y más buena semilla de caridad descansando en el Espíritu… haciendo vida el milagro de nuestra conversión caminando con más y más humildad hacia Ti, haciendo más y más familia según Tu plan, dejándonos convertir en más y más nueva creación, dejándonos convertir en modelos de fe que emprenden Tu misión de luz… aprendiendo a reconocer que sin Ti nada podemos, aprendiendo a que seas Tú Quien viva en nosotros… dejándonos convertir en tierra más y más fértil al dejarnos convertir en pastores conforme a Tu Corazón… sirviendo con corazones más y más humildes y servidores que atesoran Tu gracia como en vasijas de barro… plasmando reino de Dios como corresponde, con la certeza de que todo obra para el bien de quienes te aman… ayudando a crecer al reino de Dios uniendo las manos para ayudar a crecer al árbol de la esperanza y colocarlo en su tiesto en forma de corazón, adorándote con todo el corazón, con nuevo corazón… con corazón fecundo, centrado humacéntricamente, Cristocéntricamente, amorcéntricamente, persocéntricamente… con corazón que cree que eres Dios Amor vivo que hace nuevas todas las cosas, con corazón que vive devorando Tu Palabra, abrazado a Tu Palabra…dejándonos modelar el corazón por Ti, Divino Alfarero, dejándonos convertir en el velero vivo de pesca que Tú nos llamas a ser… siendo profetas de la conversión que emprenden Tu apostolado de luz… dejándonos saciar de Tu Amor para así hacer vida la unidad de Tu amor caminando juntos más y más duc in altum, caminando sin temor ni miedo alguno… dejándonos conducir por Tu visión abajándote como Tú te abajas, dejándonos amar por Tu Amor eterno pidiendo con más y más fe, dejándonos transfigurar por Tu Amor, brillando como lámparas encendidas en medio de la oscuridad, negándonos a nosotros mismos, tomando la cruz y siguiéndote, dejándonos convertir en los mensajeros de la paz que Tú nos llamas a ser…

Somos llamados, Amado, por Ti a negarnos a nosotros mismos, a tomar nuestra cruz y a seguirte dejándonos convertir en los mensajeros de la paz que Tú nos llamas a ser, anunciando Tu restauración, Tu reconstrucción, Tu alianza… Anunciando Tu llamada a no responder violencia con violencia ni a odio con odio, sino a dar la vida por Amor, darla por la familia que nos llamas a formar, darla por la Patria que nos llamas a restaurar, a darla para ser los mensajeros de la paz que Tú nos llamas a ser para servir a la Iglesia y al bien común plasmando la iglesia doméstica que nos llamas a ser y la Patria doméstica que nos llamas a ser haciendo más y más vida Tu consagración, compartiendo Tu alianza de la caridad como corresponde ser compartida, profetizando la paz y el nuevo futuro de esperanza y prosperidad que das a Tu pueblo… al que nos llamas a anunciar la paz con más y más sanación social que transforma todo lo que nos impide resplandecer como hermanos en irradiación de más y más comunión, siguiendo el ejemplo de nuestra Señora del Nuevo Albor que al cubrirnos con su dulce manto nos enseña a ser mensajeros de la paz haciendo lo que Tú digas, dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, a Tu pueblo del nuevo albor, a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en más y en más comunión… dejándonos convertir en las estrellas del Cielo que Tú nos llamas a ser, en el pueblo del nuevo albor que nos llamas a ser para profetizar Tu paz transconsagrando el corazón en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— y en el velero vivo —altar vivo, altar doméstico— que nos llamas a ser dejándonos conducir por Ti, que a la vez nos enseñas a conducir a Tu pueblo a la felicidad, a la plenitud y a la santidad, a la paz…dando la vida como Tú nos llamas a darla, pues quien da la vida por Ti y por la Patria y la Iglesia a las que nos llamas a amar la gana y quien la guarda la pierde… teniendo sentimientos que nos abren a Tu grandeza, a Tu nueva fraternidad, a vivir en clave generosa buscando la plenitud en la donación propia del Amor… poniendo en juego la libertad, viviendo en clave de Amor, saliendo de nosotros mismos, porque vivir en clave de Amor implica salir de nosotros mismos, acoger límites y fragilidades, y desde la propia realidad construir la fraternidad que nos hace plenos, renunciando a todo egoísmo, negándonos a la dinámica del pecado, recordando que de nada vale ganar el mundo entero si se pierde la vida, de nada vale vivir para nosotros mismos, y Tú nos presentas una vida verdadera frente a las trampas y los engaños que llevan a la ambición, al aparentar, al engaño, dándonos como clave Tu propia vida, invitándonos a contemplarte y a conocerte íntimamente, para que podamos identificarnos Contigo y lanzarnos a amar como único modo de plenificar la vida, optando por el camino del Amor, lo que siempre significa negarnos a nosotros mismos y cargar con la cruz día a día, planteándonos seguirte en libertad, saliendo del Amor propio, eligiendo vivir como Tú vives, amar como Tú amas, servir como Tú sirves, caminar como Tú caminas, enseñar como Tú enseñas, profetizar como Tú profetizas, ayudar a resplandecer como Tú ayudas a resplandecer, viviendo Tu misión de salvación de la humanidad, viviendo una vida con sentido, libremente, amando hasta el extremo, hasta dar la vida, identificándonos con Tu camino del Amor… celebrando la fiesta de Tu comunión, restaurando la dignidad de Tu pueblo, convirtiendo la mentira y la corrupción en irradiación de Tu comunión, reconociéndote como Señor de la vida y de la muerte, eligiendo la libertad de negarnos a nosotros mismos, eligiendo la libertad de negarnos a todo lo que nos aleje del Amor de Dios, a todo apego terreno, a todo lo que nos impida amar como Tú amas, a todo lo que nos impida orar en lo cotidiano, haciéndolo todo por Amor, no quedándonos en lo terreno, no perdiendo el alma que es lo más importante, pues no hay millones que puedan salvar el alma si la perdemos, y eres Tú Quien paga a cada uno según su conducta, según cuanto amamos en la tierra, pues eso es lo que Tú nos vas a preguntar, no cuantos bienes tenemos… eligiendo gustar de Tu gloria, para que cuando llegue el momento de la entrega tengamos claros que Tú eres Dios, cifrando nuestras vidas en Ti, confiando en que Tú nos darás cuanto necesitemos… rezando por nuestra comunidad pastoral, rezando por las vocaciones, rezando por los soldados que mueren en las guerras entregando sus vidas por la Patria como Tú nos llamas a darla, rezando por el fin de toda pandemia… rezando por asumir las dos condiciones que nos pones para seguirte, negarnos a nosotros mismos y tomar Tu cruz, convirtiendo todo desprecio, persecución por causa del Evangelio y humillación en irradiación de luz, pues seguirte no solo vale la pena, vale la vida… haciendo vida la alegría de Tu comunión, la alegría de Tu paz, de hacer vida Tu voluntad, de ayudar a todos a resplandecer como hermanos, más y más colmados de gracia, de fe, de esperanza, de caridad, como mensajeros de la paz que anuncian el nuevo futuro de esperanza y prosperidad que traes a Tu pueblo, colmándonos de más y más crecimiento en comunión, como tierra santa, tierra colmada de Tu santidad, Tu plenitud, Tu felicidad, colmada de nuevos horizontes profesionales que provean de pan y trabajo a más hermanos, afirmando así la dignidad de absolutamente todos, pues el trabajo confiere dignidad y progreso al pueblo que busca de Ti para resplandecer como le corresponde resplandecer… ganándolo todo en Ti, perdiendo el egoísmo, la mentira, el pecado y la corrupción para ganarlo todo en Ti, denunciando con claridad y valentía todo sufrimiento innecesario causado por la corrupción social, aliviando todo sufrimiento causado por corrupción social y transformando todo sufrimiento necesario en unidad a Ti, convirtiéndolo en ofrenda de luz como Tú lo haces, siendo solidarios con el sufrimiento de los demás, no siendo indiferentes a su dolor y necesidad, uniendo todo sufrimiento al poder redentor de Tu Amor que todo lo transforma en luz, en nueva irradiación de nueva vida que resplandece en más y en más comunión, cambiando el mundo a mejor, haciendo un mundo más feliz para todos… dejándonos abrazar más y más por Tu abrazo de luz que nos mueve a darnos más y más como Tú te das, irradiando más y más Tu luz y Tu ternura para gloria de Dios Amor con nosotros… resplandeciendo en más y en más unidad a Tu Corazón, reflexionando cuanto nos amas, reflexionando la nueva vida que nos das, reflexionando Tu fraternidad sacramental, como sale lo hermoso de Tu Corazón, pues mirar el Amor de Dios es mirar Tu Corazón… y te damos gracia por Tu Corazón manso y humilde, gracia por la fuerza y el consuelo que nos das, pidiendo por el fin de toda corrupción que impida resplandecer en más y más comunión, en más y más correspondencia a Tu voluntad, construyendo el reino de los Cielos con la gracia que nos infunde Tu Corazón que nos revela el Amor del Padre y nos llama a revelarlo como Tú lo revelas, dejándonos herir por Tu haz, por Tu Sí Dar, reparando pecados, reparando corrupción como mensajeros de la paz que cumplen Tu consagración, que restauran la dignidad de Tu pueblo, que reconstruyen Tu pueblo… dejándonos hablar por Tu Palabra del Amor de Dios abrazando la muerte de cruz para pasar a la vida, siguiendo el camino que nos abre Tu Corazón, el camino de la gloria, el camino de la humildad, el camino de la gracia que elige permanecer en Ti, el camino de dar la vida como Tú nos llamas a darla, desapegándonos de todo lo mundano, valorando la vida que Tú nos das, haciendo vida Tus valores, Tu gracia, viviendo conforme a la conducta de quien ama a Dios, siendo cristianos de hechos, no solo de nombre, pues obras son amores y no buenas razones, demostrando como amamos a Dios y como confiamos en Ti, como esperamos en Ti, sin quedarnos en la periferia de la vida cristiana, profundizando en el Amor de Dios, yendo más allá, creyendo en Tus promesas, dejándonos colmar de Tu seguridad, haciendo vida Tu paz, conscientes de que Tú nos cuidas, de que Tú nos amas, de que Tú nos arropas con Tu manto de misericordia y ternura entrañable, confiando más y más en Tu Corazón, rezando por la Iglesia que nace de Tu Corazón, por los gobernantes y autoridades que buscan honrar los derechos humanos, por los enfermos y moribundos, por los cansados… haciendo más y más vida el encanto de descansar en la providencia de Tu Corazón, ensalsando como mensajeros de la paz al Dios Paz…