Oración Contemplativa: Viernes, 14 de Agosto de 2014

Amado Jesús Caridad, ¡feliz y buenos días! Gracias por enseñarnos y ayudarnos a hacer vida Tu visión en la medida que vamos navegando más y más duc in altum caminando este nuevo camino que nos abres para adorarte más y más con todo el crecimiento, honrando más y más Tu voluntad, Amado: lo que Tú has unido, que no lo separe el hombre… esta unión que has hecho posible entre Stella Coeli y yo has sido Tú quien la ha ha hecho posible: de la misma forma que ha sido Dios Quien ha hecho posible la unión entre hombre y mujer desde el principio de los tiempos, eres Tú, Amado, quien hace posible esta unidad con Stella Coeli, unidad que hace vida el misterio de Tu unidad con Tu Iglesia, la unidad del cuerpo con la cabeza, la unidad de manos y de corazón, de ser y de acto, de palabras y obrar que hace vida Tu obrar creando hogar, Iglesia y humanidad que crean Cielo, que crean comunión, que crean Eucaristía, que crean belleza, que crean gracia, que crean unidad, que crean ternura, que crean caridad, que crean fe, que crean esperanza, que crean libertad, que crean verdad, que crean bendición, que crean nueva fraternidad… dejándonos unir las manos y corazones como Tú las unes, dejándonos unir la andanza cotidiana como Tú la unes, compartiendo esta alianza de la caridad como Tú nos llamas a compartirla, plasmando juntos Tu obra viva de Amor, Tu plan, Tu sueño, Tu revolución… conscientes, felizmente conscientes, de que si Tú eres quien nos enseña somos capaces de bailar esta danza, somos capaces de caminar esta andanza, somos capaces de hacer vida Tu visión, somos capaces de emprender esta aventura de santidad, somos capaces de plasmar iglesia doméstica y Patria doméstica según Tu plan, somos capaces de hacer vida esta consagración doméstica que transforma nuestras vidas en velero vivo y en faro vivo, en consagración viva, más y más movidos por el Espíritu a navegar más y más duc in altum, más y más movidos a hacer vida Tu misterio, dejándonos cubrir por Tu manto de ternura entrañable… siendo Iglesia viva, siendo Iglesia fiel al Esposo, siendo Iglesia una con el Esposo que hace vida el misterio de la comunión como cirio pascual doméstico que resplandece haciendo visible la luz de Tu comunión, siendo faro vivo que resplandece haciendo visible la luz de Tu comunión: somos familia, somos Iglesia, somos misión, somos Eucaristía, somos santos, somos las estrellas del Cielo que Tú nos llamas a ser, somos mártires de la caridad que lo entregan todo por plasmar iglesia doméstica que ayude a ser, a hacer, a crecer y a irradiar a todos resplandeciendo en comunión, sirviendo a Dios, a la familia, a la Iglesia y a la nación con heroicidad, ofrendando nuestros cuerpos y a nosotros mismos como ofrenda agradable al plasmar faro vivo tal cual nos corresponde plasmarlo, al plasmar iglesia doméstica como nos corresponde plasmarla… revistiéndonos de caridad viva, soñando como Tú sueñas para Tu Iglesia viva, pada Tu humanidad viva, para Tu Patria viva… elevando más y más Tu Amor como ciudadanos luz y evangelizadores que son testigos de la luz que cantan Tu cántico nuevo plasmando Iglesia doméstica como Tú nos enseñas a hacerlo, nos llamas a hacerlo y nos concedes la libertad y el carisma de luz para hacerlo… como llamados a ser servidores de la Palabra, servidores de la luz, servidores de la unidad, servidores del Espíritu, servidores de la verdad que hacen vida la unidad eclesial viviendo en más y más unidad a Tu Corazón, dándote a conocer transparentando más y más Tu esperanza, Tu caridad viva y Tu fe viva haciendo vida Tu Palpitar en nuestro palpitar, haciendo presente Tu historia de la salvación encarnada como historia de Amor que hace vida Tu tiempo del nuevo albor, Tu tiempo de oración en el Espíritu, Tu tiempo de santidad, Tu tiempo del Sí-Dar, Tu tiempo de alianza de la caridad consumada, Tu tiempo de nueva fraternidad consumada, Tu tiempo de consagrar el corazón del hermano a vivir la caridad, Tu tiempo de plasmar iglesia doméstica, consagración familiar que crea hogar, Iglesia y humanidad que crea Cielo, que crea comunión, aue crea Eucaristía, que crea caridad, aue crea nueva fraternidad, que crea estado del nuevo albor, estado de nueva fraternidad, estado de comunión, estado de justicia y de derecho del Cielo… que crea cielos nuevos y tierra nueva en Tu Amor, con más y más obras de paz que hacen vida la paz que viene de Ti, la paz de hacer vida la voluntad de Dios, la paz de ayudar a todos a resplandecer como hermanos, haciendo vida la pasión de Tu corazón con obras de ternura y de pasión aue hacen visible la entrañable ternura y pasión de Tu Corazón, con obras que dan a luz a la la Palabra, con obras de caridad, con obras de unidad que consagran el corazón del hermano a vivir la caridad, a dar a concer el Amor de Dios encarnado como Tú das a conocer el Amor del Padre, siendo comunión, haciendo unidad con vínculo de luz, con fraternidad sacramental hace vida el orden de la caridad plasmando iglesia doméstica con carisma sacramental, con carisma de luz que plasma ícono vivo de la Eucaristía ensanchando la barca de la misma forma que se dilata el corazón para ayudar a crecer a todos como hermanos, acogiendo la vida y la gracia incondicionalmente haciedo vida Tu alianza de la caridad, compartiendo la alianza de la caridad como correspode ser compartida, haciendo vida el orden de la caridad en el sentido humano (nueva familiarización, dejarnos edificar como nueva familia del Amor-con-nosotros), eclesial (nuevo pentecostés, dejarnos encender por el fuego del Amor de Dios) y civil (nueva fraternidad, dejarnos fraternizar como nueva civilización del Amor que crece en comunión), emprendiendo Tu plan, Tu proyecto, Tu revolución… adorándote con nueva adoración, nueva fraternidad, nueva historia, nueva visión, nuevo caminar, nuevo palpitar… nuevo corazón transconsagrado en faro vivo que irradia Tu Eucaristía viva como haz, del que mana más y más comunión viva, más y más nueva fraternidad… tranconsagrado en faro vivo que es Iglesia viva unida al Esposo, unidad cuyo misterio solo puede pronunciarse viviéndola, siendo comunión, siendo Eucaristía viva irradiada como haz, siendo Tu custodia viva, irradiando más y más Tu luz como el faro vivo que nos llamas a ser, ofrendando cuanto nos corresponde ofrendar a la Trinidad plasmando nueva fraternidad, ofrendándonos a la usanza del fiat de nuestra Madre del Cielo: fiat lux, fiat Amor, fiat pax, fiat unitas, fiat fraternitas, fiat caritas, plasmando familia viva, Patria viva, humanidad viva e Iglesia viva con fraternidad sacramental, sirviendo con orgullo fraterno que plasma faro vivo, familia luz, Iglesia Luz, Patria luz… sirviendo con orgullo fraterno que plasma goeiz, espíritu vivo en Espíritu que nos mueve a crear hogar, a plasmar iglesia más y más doméstica y Patria más y más doméstica, en la que todos resplandecen como hermanos, como familia humana, como familia del Amor, como familia de Dios que hace vida la Eucaristía haciendo vida Tu consagración a vivir la caridad con ofrenda viva dada con más y más orgullo fraterno, sirviendo a la humanidad con Fiat Unitas, ayudándo a todos a verse como hermanos al plasmar familia a imagen y semejanza de la Trinidad, como ícono vivo de la Trinidad, plasmado con más y más aventura de luz que contempla en cada ocasión oportunidades para adorarte con todo el crecimiento, oportunidades para hacer resplandecer más y más la luz de Tu comunión plasmando toda la formación personal a imagen y semejanza de Tu caridad, haciendo más y más vida Tu sueño y ayudando a soñar como Tu sueñas con más y más fe, esperanza, caridad, paz, nueva fraternidad… haciendo vida Tu sentir y Tu pensar, Tu ofrendar y Tu consagrar, Tu ágape de luz, Tu largo y entrañable abrazo de luz uniendo nuestras manos sobre Tu Corazón, besando nuestra alianza, haciendo vida nuestra historia de Dios Amor-con-nosotros al dejarnos convertir en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que somos llamados a ser creando hogar más eterno aquí en la tierra, haciendo vida Tu alianza y Tu consagración, dándote acción de gracias más y más viva, dándote ofrenda más y más viva haciendo más y más vida la paz de descansar en Tu abrazo de luz, haciendo más y más vida la paz de palpitar como un solo Corazón y una sola alma… creciendo más y más en Tu amistad, Maestro del corazón, mejor amigo del corazón abierto a Tu gracia incondicional, dejándonos urgir más y más por Tu Amor a salvar, iluminar, renovar, amar y liberar a todos… haciendo más y más vida la victoria de Tu corazón, con más y más carisma de luz, con más y más santidad doméstica, siguiendo más y más el ejemplo de nuestra Madre del Cielo pronunciando “Fiat Amor” emprendiendo juntos sin miedos todos los cambios necesarios para convertirnos en quienes Tú nos llamas a ser en Ti, por Ti, Contigo, para Ti, predicando con predicación de luz que afirma la dignidad de todos eligiendo una y otra vez vivir el Amor, la fe, la esperanza haciendo más y más visible el Amor como profetas de la luz que plasman teofanía de la luz más y más y más edificados en el Amor, plasmando más y más carisma sacramental al trabajar más y más por la salvación de todos como pueblo… testimoniando heróicamente y públicamente la fe transformando todo en irradiación de luz, viviendo más en Ti, por Ti, Contigo, viviendo más y más para tomar la cruz y seguirte, para edificar más y más Iglesia que combate el buen combate de la fe navegando como Tú navegas, asumiendo la nueva identidad que nos das como profetas del Amor de Dios, dándote el culto vivo y nuevo que deseas, haciendo el bien como nos llamas a hacerlo, caminando como Tú caminas, dejándonos convertir en acción de gracias viva creyendo más y más en Dios Amor-con-nosotros haciendo familia según Su designio, haciendo vida Tu compromiso de Luz haciendo nuevas todas las cosas como Tú lo haces, aprendiéndolo todo de Ti, viviendo más y más en el Espíritu, dejándonos desposar por el Esposo eterno como Tú deseas desposarnos, dejándonos cubrir mutuamente por Tu manto, dejándonos hablar al corazón como Tú nos hablas al corazón… cantando juntos Tu cántico nuevo, Tu cántico de nueva fraternidad, trabajando juntos por el Amor, sembrando más y más Tu justicia profetizando a un Dios Amor cercano, siendo fuentes de comunión que dan gratuitamente lo que gratis han recibido, dejando hablar al Espíritu con más y más resiliencia de luz, siguiéndote más y más en lo cotidiano haciendo más y más vida Tu memorial… sembrando más y más la buena semilla siendo buena semilla, haciendo vida Tu bienaventuranza… dejándonos sorprender más y más por Ti, buscando hacer vida la justicia de Dios, la justicia del Cielo, buscando acoger e irradiar más y más Tu llamada a la conversión, para gloria de Dios Amor, amando con sencillo corazón que hace más y más vida Tu revelación descansando más y más en Tu Corazón, palpitando más y más como Tu Corazón manso y humilde, dándote el culto vivo de misericordia que deseas recibir, acogiendo juntos la nueva vida que nos das para vivir Tu misericordia… dejándonos elegir por el Espíritu que nos convierte en buena semilla de comunión… sembrando más y más buena semilla de caridad descansando en el Espíritu… haciendo vida el milagro de nuestra conversión caminando con más y más humildad hacia Ti, haciendo más y más familia según Tu plan, dejándonos convertir en más y más nueva creación, dejándonos convertir en modelos de fe que emprenden Tu misión de luz… aprendiendo a reconocer que sin Ti nada podemos, aprendiendo a que seas Tú Quien viva en nosotros… dejándonos convertir en tierra más y más fértil al dejarnos convertir en pastores conforme a Tu Corazón… sirviendo con corazones más y más humildes y servidores que atesoran Tu gracia como en vasijas de barro… plasmando reino de Dios como corresponde, con la certeza de que todo obra para el bien de quienes te aman… ayudando a crecer al reino de Dios uniendo las manos para ayudar a crecer al árbol de la esperanza y colocarlo en su tiesto en forma de corazón, adorándote con todo el corazón, con nuevo corazón… con corazón fecundo, centrado humacéntricamente, Cristocéntricamente, amorcéntricamente, persocéntricamente… con corazón que cree que eres Dios Amor vivo que hace nuevas todas las cosas, con corazón que vive devorando Tu Palabra, abrazado a Tu Palabra…dejándonos modelar el corazón por Ti, Divino Alfarero, dejándonos convertir en el velero vivo de pesca que Tú nos llamas a ser… siendo profetas de la conversión que emprenden Tu apostolado de luz… dejándonos saciar de Tu Amor para así hacer vida la unidad de Tu amor caminando juntos más y más duc in altum, caminando sin temor ni miedo alguno… dejándonos conducir por Tu visión abajándote como Tú te abajas, dejándonos amar por Tu Amor eterno pidiendo con más y más fe, dejándonos transfigurar por Tu Amor, brillando como lámparas encendidas en medio de la oscuridad, negándonos a nosotros mismos, tomando la cruz y siguiéndote, dejándonos convertir en los mensajeros de la paz que Tú nos llamas a ser siendo sal y luz del mundo, proclamando el Amor de Dios a tiempo y a destiempo, caminando más y más en la fe, dejándonos convertir en el velero vivo que nos llamas a ser, siendo corazones que dan fruto abundante sembrando con alegría… haciéndonos pequeños por el Reino de los Cielos haciendo vida Tu promesa desde lo pequeño, pidiéndote juntos con la seguridad de que nos concedes lo que te pedimos, acogiendo juntos Tu vocación… agradeciendo el regalo de perdonar como Tú perdonas, de dejarnos convertir en signos vivos de Tu Amor encarnado… haciendo más vida Tu visión, dejándonos cubrir por Tu manto de ternura y misericordia entrañable…

Sí, Amado, somos llamados a hacer más y más vida Tu visión, dejándonos cubrir más y más por Tu prayer blanket, por Tu manto de ternura y misericordia entrañables que nos hace capaces de volar juntos esta chiringa-mariposa haciendo vida Tu sueño, dejándonos abrazar por Ti, dejándonos revestir del velo que nos colocas colmado de mariposas, dejándonos revestir por el vestido de luz con el que nos revistes para hacer vida Tu alianza, Tu consagración doméstica, Tu orden de la caridad, dejándonos colocar la alianza de la caridad que deseas que sea compartida de esta forma, haciendo vida Tu compromiso de luz… siendo humildes, muy humildes, aceptando el regalo que nos concedes para dar testimonio del Amor de Dios convirtiéndonos en don del Espíritu para el hermano, testimoniando que lo que Dios ha unido, el hombre no puede separarlo, testimoniando que eres Tú Quien une corazones de esta forma, que eres Tú Quien da este envío, esta misión, este ministerio de crecimiento en comunión, esta entrega que hace vida Tu entrega haciendo vida Tu ofrendar como familia que es ofrenda viva y agradable a Dios Amor-con-nosotros que nos enseña a hacer vida Tu misericordia y Tu ternura de la misma forma que Tú nos cubres con Tu manto, siguiendo el ejemplo de nuestra Señora del Nuevo Albor que nos enseña a hacer lo que Tú nos digas, a volar esta chiringa-mariposa con quien nos corrsponde volarla, a hacer vida Tu sacramento y Tu unidad como nos corresponde hacerla, dando a luz a la Palabra, dando a luz a Dios Amor-con-nosotros, dando a luz a Tu nueva familia del Amor-con-nosotros, dando a luz a Tu pueblo de nuevo albor, dando a luz a Tu nueva civilización del Amor que resplandece en comunión… dejándonos convertir en la Iglesia-novia que Tú nos llamas a ser, revestidos de Tu alianza de compromiso, de Tu alianza de luz, de Tu velo de luz, de Tu vestido esponsal… dejándonos convertir en la Iglesia-esposa que nos llamas a ser, revestidos de Tu alianza esponsal, revestidos de Tu manto de ternura y misericordia entrañables… dejándonos convertir en la iglesia doméstica y en la Patria doméstica que nos llamas a ser, en las estrellas del Cielo que nos llamas a ser para hacer visible Tu misterio, Tu comunión… en el pueblo del nuevo albor que nos llamas a ser transconsagrando el corazón en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— y en el velero vivo —altar vivo, altar doméstico, altar de la Patria— que nos llamas a ser para irradiar Tu Eucaristía viva como haz, para hacer brillar más y más nueva fraternidad plasmando a toda persona y a toda la persona a imagen y semejanza de la Trinidad, plasmando familia que ayuda a ser, que ayuda a hacer, que ayuda a crecer y que ayuda a irradiar resplandeciendo incondicionalmente en comunión, plasmando cultura de nueva vida, plasmando estado de nueva fraternidad, plasmando nación de Amor que resplandece en comunión, plasmando humanidad unida y fraterna que hace vida la paz que viene de ti, la paz de hacer vida Tu voluntad, la paz de ayudar a todos a resplandecer como hermanos… haciendo familia humana, eclesial y civil según Tu plan, dando testimonio de que lo que Dios ha unido no lo separe el hombre, plasmando reino de los Cielos tal cual Tú nos llamas a hacerlo, haciendo vida Tu consagración doméstica, Tu orden de la caridad, dejándonos plasmar como ícono vivo de Tu Amor encarnado, como ícono vivo de la Trinidad, como santuario vivo del Divino Amor, como santuario de la vida… ayudando a crecer en edad, en madurez y en sabiduría haciendo más y más vida el Fiat Amor: hágase, Amado, según Tu Caridad, hágase, Amado, según Tu proyecto de evangelización familiar, hágase, Amado, según Tu alianza, hágase, Amado, según esta vocación que los das, esta forma de enamorarnos que viene de lo alto, de enamorarnos del hermano porque estamos enamorados del Dios que nos lo entrega como preciado regalo en nuestras manos, para ayudarle a volar más y más alto, elevando el Amor de Dios como Tú lo elevas… amando como Tú amas, sirviendo como Tú sirves, iluminando como Tú iluminas, enseñando como Tú enseñas, profetizando como Tú profetizas, ofrendándonos como Tú te ofrendas, caminando como Tú caminas, viviendo como Tú vives, ayudando a ser, a hacer, a crecer y a irradiar como Tú lo haces… consagrando el corazón del hermano y de la familia que nos llamas a formar a vivir la caridad de la misma forma que Tú nos consagras el corazón haciéndonos un solo corazón con Tu Corazón al elegir la opción de vida que Tú nos llamas a elegir para Tu gloria, para orientar toda nuestra vida desde la opción fundamental del reino de Dios, teniendo fe en el Dios Trinidad que es Amor, viviendo el vínculo fundamental Contigo, que consiste en amar al hermano como Tú le has amado, valorando la libertad, valorando nuestras elecciones desde esa opción sacramental —hacer en todo visible el Amor con el que Tú nos amas— que conlleva vivir el Amor con lucidez, cuidado y perseverancia… viviendo en pareja como un signo que manifiesta la unidad a la que Tú invitas a todos a vivir, Tu unidad con la Iglesia, unidad de Dios y entre nosotros, un Amor que implica fidelidad, compromiso, cuidado cotidiano, la apertura al perdón y al ser perdonado, viviendo el matrimonio como ofrenda sublime, preparando el corazón para ello, conociendo al hermano de corazón a Corazón, recibiéndole tal cual es, con sus fortalezas y fragilidades, también dejándonos amar como somos y abrazar como somos, aprendiendo a vivir caminos de Amor con mayor conciencia y plenitud, haciendo vida la creatividad viva, la entrega fiel y la fecundidad gozosa de la Trinidad, buscando perseverar, superar tormentas, viviendo el camino matrimonial con ternura e ilusión, con apuesta al otro, con confianza, con perdones, con un “sí, quiero” sostenido en Dios, conscientes de que esta es una vocación a la que somos llamados dentro de la opción sacramental de hacer visible el Amor de Dios, haciendo vida el carisma sacramental y bautismal: convertirnos en signos vivos del Amor de Dios, dejarnos sanar y reconstruir por Su alianza, por Su consagración, hasta comvertirnos en el signo vivo del Amor de Dios que somos llamados a ser, en los santos que somos llamados a ser, haciendo vida familiar como nos corresponde hacerlo, plasmando iglesia doméstica y Patria doméstica como nos corresponde hacerlo, viviendo Tu fraternidad sacramental como consagración doméstica, haciendo más y más vida Tu sueño juntos como familia que elige servir a Dios Amor, gastando la vida en gestos concretos que construyan reino de justicia y de Amor, que construyan reino de solidaridad y de esperanza, compartiendo el nuevo horizonte de prosperidad y esperanza que plasmas en nuestra entrega, haciendo vida la esponsalidad de Tu entrega como signo gratuito, viviéndolo como opción sacramental que solo se sostiene en la fe, como testigos de la verdad: eres Dios Amor que hace nuevas todas las cosas, todos los corazones, toda la historia, que nos llama a imitar ese Amor del Padre que se manifiesta en Ti, que nos llama a hacer vida la realidad querida por Dios para el matrimonio, la unidad entre el hombre y la mujer, pues ya no son dos sino uno, Dios nos ha creado para complementarnos, alcanzando juntos la perfección, buscando hacer vida la opción sacramental en una relación que es hasta que la muerte nos separe, haciendo vida la comunión con la que Tu mirada nos irradia hoy a hoy y para siempre, haciendo vids las renuncias que haya que hacer y los sacrificios que haya que hacer para hacer fructificar esa complementariedad, siendo fieles a la alianza que Tú consumas con Tu Iglesia, acogiendo la vocación matrimonial como una invitación a la felicidad plena en el Amor de Dios, acogiendo Su gracia incondicional para profetizar el Amor de Dios domésticamente, teniendo fe como un granito de mostaza, celebrando más y más Tu comunión… iluminando juntos todo Auschwitz, toda pandemia, toda violación de derechos humanos, todo aborto social, todo cuanto nos impida resplandecer como hermanos, con la luz de Tu Amor… en irradiación de la luz de Tu comunión, en irradiación de la ternura de Tu manto con el que deseas cubrir a la humanidad entera, trabajando por Tu gloria asemejándonos a Ti hasta el martirio de la caridad, haciendo visible como tienes compasión de Tu pueblo del nuevo albor, como nos haces vivir en Tu Amor, como extiendes Tu manto sobre Tu pueblo, como nos bañas con agua viva, como nos revistes con alianza esponsal, con alianza eterna, con vestido esponsal… teniendo una fe admirable en la intercesión de nuestra Madre del Cielo, haciendo cuando esté en nuestras manos para luchar contra la ideología de género y contra cualquier otro tipo de deshumanización y cualquier otro atentado contra el matrimonio y la familia querida por Dios, ofrendándolo todo por ayudar a ser, a hacer, a crecer y a irradiar resplandeciendo en más y más comunión, amando a nuestra Madre, informando, conformando, transformando y reformando toda la formación personal conforme a Tu voluntad tal cual lo hace ella junto a la Sagrada Familia… permaneciendo más y más cerca de Ti de corazón a Corazón, dejando que Tú beses nuestra alianza, coloques nuestra alianza de la caridad sobre Tu Corazón y la transformes con Tu candor entrañable en alianza de compromiso, en danza de luz, en alianza esponsal que hace vida Tu vocación matrimonial encendidos en Tu fuego de la caridad, haciendo vida la bondad de Tu Amor, no atentando contra Su unidad pretendiendo separar lo que Tú has unido, dándonos completamente a la persona que nos has llamado a entregarnos, viviendo como marido y mujer que ayudan a crecer uno al otro, abarcando todas las dimensiones de la vida y de la formación personal, haciendo fructificar todo, también la unión sexual, en correspondencia a Tu voluntad, abiertos incondicionalmente a la gracia y a la nueva vida que resplandecen en comunión, afirmando el matrimonio y la familia según el designio de Dios —el matrimonio es entre hombre y mujer— haciendo vida la verdadera equidad: la de la dignidad, cada cual afirmando la complementariedad masculina y femenina que somos llamados a afirmar como matrimonio conforme a la voluntad de Dios, complementariedad que está enraizada que está enraizada en su mismo ser, incluso a nivel de cromosomas… pues Dios nos ha creado hombre y mujer para ayudarnos mutuamente a crecer, para ayudarnos a consumar juntos la alianza de Dios Amor-con-nosotros con toda nuestra formación personal plasmada a imagen y semejanza de la Trindad-con-nosotros, pues el matrimonio es una unión que toma la forma de “para siempre” siendo algo más que una unión civil o formalismo social, pues está enrraizado en la entrega espontánea de la persona conforme al designio del Creador: el matrimonio es para los creyentes también una alianza sacramental, una alianza ante Dios que requiere fidelidad a Su alianza y a Su plan, siendo fieles también al hermano al que somos llamados a crecer en más y más comunión, ayudándole a convertirse en el signo vivo del Amor de Dios que somos llamados a ser dejándonos abrazar más y más por Tu abrazo de luz, dejándonos cubrir más y más por Tu manto de misericordia entrañable y de ternura viva que nos irradia con Tu comunión hoy a hoy y para siempre…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s