Oración Contemplativa: Viernes, 19 de Junio de 2020 (Día del Sagrado Corazón)

[Hoy, día del Sagrado Corazón, compartiré la oración contemplada al soñar como diálogo contemplativo contemplativo de corazón a Corazón con Jesús Caridad. Lo hago de esta forma porque está pidiendo algo muy concreto en esta oración, y quien lo pide es Él, no esta servidora…

La oración de hoy es en la barca, abrazados, el corazón cubierto con Su manto y el cuerpo cubierto con el manto de nuestra Madre del Cielo… Nuestra Madre del Cielo está a nuestro lado. El cuy y la lámpara esponsal de la Iglesis Viva están cerca, junto a la red de caridad encarnada. El sol cada vez está más cerca del Zenit, pero la brisa hace que no haga calor. El faro brilla con una luz que no solo enciende el horizonte, sino también y sobre todo el corazón adentro, a la usanza de la brújula creativa que se enciende más y más haciendo vida la voluntad de Dios Amor-con-nosotros]

Estrellas del Cielo, Iglesia viva, Iglesia Mía, dialoguemos de corazón a Corazón, de faz a faz, haciendo visible todo el misterio de Mi comunión viva…

[Me contempla con entrañable ternura viva]

Jamás dejarán de contemplarme a lo largo de la vida de esta forma, estrellas del Cielo, de corazón a Corazón, contemplándome en los ojos del hermano al que son llamados a ayudar a convertirse en quien es llamado a ser…

[Le estreché el pecho con más cercanía…]

No me creo que vaya a ser lo mismo…

[Jesús Caridad sonríe con más ternura entrañable aún]

Si, lo será. Es comenzar a vivir el Cielo en la tierra, estrellas del Cielo, contemplándome en el hermano al que ayudan a crecer en comunióm, haciendo vida el Mandatum Novum…

[Jesús Caridad me estrecha con más cercanía aún al corazón…]

El candor entrañable de esta alianza que se enciende de corazón a Corazón no cambiará. Seguirá encendiendo al mundo entero haciendo más y más visible a Dios Amor con nosotros, haciendo vida Mi misión, Mi ministerio de crecimiento en comunión, con más y más humildad y mansedumbre de corazón, aprendiendo más y más de Mí, maestro del Corazón, a hacer vida Mi consagración, a compartir Mi alianza como les corresponde hacerlo…

[Le contemplo de corazón a Corazón con una sonris]

¿Y qué nos corresponde hacer, Amado de nuestro corazón?

[Nuestra Madre del Cielo me aprieta la mano con ternura mientras sigo abrazada a Su pecho…]

Hagan lo que Él les diga, estrellas del Cielo… Hagan sencillamente lo que Él les diga…

[Sonrío a nuestra Señora del Nuevo Albor]

Dinos, Amados Jesús Caridad, ¿qué nos pides en esta oración? ¿Cómo deseas que hagamos vida Tu consagración?

[Jesús Caridad sonríe con una sonrisa muy luminosa que lo enciende todo en comunión y en justicia…]

Quiero compartirles un deseo entrañable de Mi Corazón, amadas estrellas del Cielo. Créanme, Yo mismo les ayudaré a hacerlo posible, Yo mismo les guardaré, les acogeré, les vigilaré sus pasos y les enseñaré a caminar como Yo camino tal cual lo hago ahora…

[Una hermosa luz resplandece en el corazón]

Deseo ustedes, Stella Coeli y tú, funden un nuevo orden. Deseo que se funde un nuevo orden: el orden de la caridad. En este orden habrá matrimonios consagrados al servicio de la diócesis, a la usanza del orden de las vírgenes consagradas

[hay precedentes en la iglesia primitiva de matrimonios consagrados a la Iglesia y hay precedente de institutos religiosos consagrados que consagran a matrimonios (Holy Family Institute)… parece una idea nueva pero no lo es tanto]

Este orden no es una orden religiosa… 

[No es un orden a la usanza de los dominicos, por ejemplo…] 

Este orden es un “orden diocesano”, un orden incardinado a la diócesis y a la jerarquía eclesial, como los diáconos, por ejemplo… es un orden al servicio del obispo diocesano, un orden que consagra el matrimonio, a ambos, al servicio de la diócesis en un ministerio de crecimiento en comunión concreto…

El matrimonio consagrado haría votos de obediencia y castidad (matrimonial) al obispo diocesano

El matrimonio consagrado al servicio de la diócesos como ministros de crecimiento en comunión tendrá su propio patrimonio familiar, no ha de hacer voto de pobreza. Si que han de recibir su justo sueldo y beneficios por el servicio profesional que brinde a la diócesis como matrimonio consagrado.

[Una luz muy entrañable se contempla en Su Corazón…]

Han de estar al servicio de la diósesis como ministros de crecimiento en comunión, ayudando a crecer en comunión al servicio de un ministerio concreto asignado por el obispo, ayudando a plasmar Iglesia viva y humanidad viva en ese ministerio concreto. 

El matrimonio consagrado ha de recibir por parte del obispo exactamente la misma formación que reciben seminaristas y sacerdotes, solo que sus prácticas lo son en pastoral familiar. Los hijos también han de recibir formación particular (campamentos de verano, charlas, dirección espiritual y convivencias para ellos, etc).

Los matrimonios consagrados son los idóneos para hacer vida el fiat Amor plasmando iglesia doméstica y patria doméstica gestionando los santuarios de la vida de cada diócesis, brindando la formación espiritual, familiar e intelectual pertinente a las iglesias domésticas que deseen ser parte del Ubi Caritas proyect y que sencillamente deseen recibir formación espiritual familiar…

[Una gran luz de justicia se contempla manando de Su Corazón]

Si se considera que los santuarios de la vida podrían ser los encargados del discernimiento de recibir comunión de personas en circunstancia irregular (divorciados), esto significa que las personas divorciadas encontrarían la compasión y la guía espiritual para volver a ser admitidos en comunión por parte de pares casados, que conocen las circunstancias de un matrimonio y las dificultades que sobrellevaron, encontrando en la madre Iglesia, junto a los hijos, el camino de sanación eclesial, espiritual y sacramental que necesitan para reemprender el viaje como iglesia doméstica restaurando todo lo que haya que restaturar… 

[Esfo me parece algo muy bello. Esto alude a una contemplació previa aue debe ser comentada y corroborada por las autoridades eclesiales pertinentes: en determinadas circunstancias a los divorciados se les ha de permitir comulgar tras un proceso de debido discernimiento, si el divorcio se debió a maltrato físico al cónyuge o a los hijos y se vio forzado a pedir el divorcio para protegerse a sí mismo y a los hijos, o si el divorcio fue no querido, o sea, fue el cónyugue el aue forzó el divorcio. Sé que esta contemplación es un poco distinta al magisterio pastoral familiar vigente, por eso insisto: ha de ser corroborado por las autoridades eclesiales vigentes… Yo sencillamente comparto lo que contemplo para que se entienda  este diálogo contemplativo…

Sigo contemplando la bellísima y tierna luz que emana Su Corazón en unidad de corazón a Corazón…]

Estrellas del Cielo, para funda este orden de la caridad no solo han de contar con esta visión, han de contar con la visión del Papa. Le han de contar todo y le han de consultar todo como un padre espiritual. Han de hacerlo todo en profunda unidad eclesial, consultándolo todo y obedeciendo en todo a la voluntad del Papa. Es así que todo se plasma conforme a Mi Corazón, haciendo vida la unidad eclesial también como unidad familiar… Esta visión le abre la visión al Papa, pero ambas se complementan, han de hacerlo todo en obediencia a la jerarquía eclesial…

[El Corazón de Jesús Caridad sigue refulgiendo…]

Estrellas del Cielo, para la admisión a este orden de la caridad se puede requerir, salvo excepciones muy pronunciadas, ciertos años de matrimonio para poder acceder a él. Por ejemplo: 7 años de matrimonio sólido y firme… También es posible en determinadas circunstancias que se acuerde comenzar la preparación para la consagración en el momento mismo del matrimonio, si los directores espirituales así lo aprueban…

[La alegría que irradia Su Corazón es inmensa…]

El día de la consagración a la Caridad es febrero 14, día de Jesús Caridad, día del Amor que crece en comunión, día de la Iglesia doméstica…

Cada matrimonio consagrado y todo miembro del orden de la caridad ha de tener un ministerio concreto en la diócesis relacionado con su profesión y también con su formación espiritual… Todo miembro de la orden de la caridad ha de servir al pueblo de Dios de una forma concreta, no necesariamente profesionalmente (en algunos casos hay profesiones que no son compatibles con ministerio ordenado) pero sí siempre pastoralmente, por ejemplo, dando formación concreta en la parroquia o ayudando a gestionar una parroquia…

[Una gran luz vuelve a manar de Corazón a corazón…]

En determinadas circunstancias, estellas del Cielo, a un matrimonio consagrado se le puede encomendar una misión apostólica concreta, incluso pidiéndoles mudarse, de acuerdo a sus circunstancias. En este caso, se habla de discernimiento matrimonial: lo disciernen los dos, junto al obispo… En toda la consagración del orden de la caridad ha de primar el discernimiento matrimonial, pero prima muy en especial cuando se trata de asignarles una misión que implica la mudanza de toda la familia…

[Seguimos navegando de corazón a Corazón más y más duc in altum…]

A este orden, estrellas del Cielo, se le  llama “orden de la caridad” porque el servicio que dan los matrimonios consagrados al pueblo de Dios es siempre algún aspecto de vivir la caridad, exactamente como se contempla en un diácono, haciendo más y más visible a Dios Amor encarnado como Dios Amor-con-nosotros…

[De hecho, se contempla el mismo tipo de luz en ambos, en el orden de la caridad y en los diáconos…]

De hecho, ser un matrimonio consagrado no es incompatible con el diaconado ni con otros ministerios… Se integran como consagración de todo el matrimonio a vivir la caridad en un ministerio diocesano concreto, siempre en obediencia a la jerarquía eclesial…

[Jesús Caridad resplandece de corazón a Corazón como estrella de la Mañana de forma muy bella…]

Para el logo de esta orden, la estrella de cinco puntas significa: “helping to be, helping to do, helping to grow, helping to radiate, helping to shine in communion” (ayudar a ser, ayudar a hacer, ayudar a crecer, ayudar a irradiar, ayudar a resplandecer en comunión). También puede ser una estrella de cuatro puntas, como la de la brújula creativa, con un tono metálico que significa helping to shine in communion [helping to shine as the brothers and sisters we are called to be]. La estrella puede estar sola como logo o como sello dentro de un faro… y dentro del faro, en la puerta abierta, poner un velero, como en el Fiat Caritas… 

[El Fiat Caritas es el faro que esculpí y en el que coloco el rosario en cada foto del rosario patriótico por la equidad, al rezar por la conversión de Puerto Rico en el estado de nueva fraternidad que le corresponde ser, también por petición de Jesús Caridad si se entiende como “modo de ser fraterno”, no solo como un cambio político… Todo cambio, incluyendo cambios políticos, es fruto del cambio de corazón, de estar dispuestos a contemplarnos incondicionalmente como hermanos, plasmando nueva historia con nueva fraternidad, dejando que el Amor de Dios restaure nuestra historia y nos convierta en la obra viva de Amor que somos llamados a ser para hacer brillar más y más nueva fraternidad… 

El Corazón de Jesús Caridad sigue resplandeciendo con una luz muy tierna y muy viva…]

La fundación de este orden de la caridad, estrellas del Cielo, puede unirse al Ubi Caritas project: los encargados de dar formación a la familia doméstica serían los matrimonios consagrados, incluyendo la formación para preparación matrimonial, la formación para nuevos padres, la formación para padres de niños y adolescentes, la formación para padres que tengan hijos con llamada a vocación consagrada… La formación familiar es más diversa que la formación eclesiástica, ha de adaptarse a la situación familiar, siempre fundamentándose en la Palabra, ayudando a vivir a la escucha de la Palabra como iglesia doméstica y como Patria doméstica, tal cual lo aspira el Ubi Caritas Project…

[Jesús Caridad sigue resplandeciendo de corazón a Corazón como estrella de la Mañana]

Pertenecer al orden de la caridad, estrellas del Cielo, no es incompatible a estar en otras organizaciones de formación espiritual, como Juan XXIII o legión de María

[estos son los dos ejemplos que me vienen a la mente, pero sabemos aue hay infinidad de ejemplos…] 

si dichas organizaciones aceptan dar formación espiritual al miembro del matrimonio consagrado que sea parte de ellos conforme al rol eclesial de su ministerio… El detalle es importante, estrellas del Cielo, porque en el ámbito diocesano ha de haber pluralidad de espiritualidades, la diócesis no tiene espiritualidad propia sino que acoge a todo tipo de espiritualidades, de ahí la importancia de que entre quienes sean servidores de la diócesis, y esto incluye a los matrimonios consagrados, haya “pluralidad espiritual”…

[Jesús Caridad me contempla de corazón a Corazón con entrañable ternura, colmándolo todo de luz viva de Su comunión…]

Este orden ayudará a ser ayudando a ser santos domésticos, ayudando a plasmar Iglesia doméstica y Patria doméstica informada a imagen y semejanza de la Trinidad, informada por santidad doméstica, haciendo vida el Fiat Lux, el Fiat Amor, el Fiat Pax, el Fiat Unitas, el Fiat Caritas… como Fiat mihi secundum vergum tuum… como “hágase en ustedes según Mi Caridad”… emprendiendo nueva humanización ayudando a ser la mejor persona que se pueda ser, ayudando a ser el mejor ser humano que se pueda ser, ayudando a reconocer a todos como hermanos en el Amor, ayudando a crear corazón que es hogar de Dios Amor-con-nosotros, pues el corazón es el primer hogar de Mi Corazón… Para contemplar con Mi Corazón se ha de contemplar con un corazón unido a Mi Corazón, a Mi vivificación…

Este orden ayudará a hacer actuando como otros Cristos, ayudando a plasmar en todo acto Mi personalidad, ayudando a actuar con Mi olor, plasmando toda la acción en conformidad a Mi acción eucarística, haciendo más y más vida Mi consagración al hacer de toda acción un lienzo para hacer más y más visible el Amor de Dios encarnado actuando con solidaridad fraterna que hace vida Mi fraternidad sacramental ayudando a Mi pueblo a encontrarse con Dios Amor vivo, con Dios Amor que es Verbo Amor encarnado…

Este orden ayudará a crecer creando hogar, Iglesia y humanidad que ayude a crecer creando Cielo, creando comunión, creando caridad, creando Eucaristía, creando nueva fraternidad, creando bendición… ayudando a crecer en gracia, edad, sabiduría, madurez y santidad, creciendo humacéntricamente, Cristocéntricamente, Amorcéntricamente, persocéntricamente, creciendo juntos a imagen y semejanza de Mi Corazón, a imagen y semejanza de la comunión de la Trinidad… dejando que todo el crecimiento personal y familiar sea transformado según la voluntad de Dios Amor, plasmando crecimiento al plasmar iglesia doméstica y patria doméstica transformadas según el haz de Mi Corazón… 

Este orden ayudará a irradiar ayudando a reformar el proyecto de vida cuantas veces sea necesario para que corresponda con más y más fidelidad a la voluntad de Dios, plasmando juntos la obra viva del Amor de Dios que son llamados a plasmar, Mi plan, Mi proyecto, Mi revolución, irradiando como las estrellas del Cielo que son llamados a ser, como el pueblo del nuevo albor que son llamados a ser… ayudando a irradiar en más y más comunión, ayudar a irradiar como más y más familia del Amor, plasmando juntos Mi ícono vivo del Amor de Dios encarnado, Mi ícono vivo de la Trinidad, Mi santuario vivo del Amor de Dios encarnado, haciendo más y más vida la misión que son llamados a cumplir haciendo vida Mi glorificación para gloria de Dios Amor, 

haciendo vida la victoria de Tu Corazón como ministros de crecimiento en comunión que ayudan a irradiar con más y más carisma de luz, emprendiendo una nueva evangelización que es nueva humanización, nueva eclesialización y nueva fraternidad emprendidas en unidad que ayuda a irradiar en más y más comunión, a imagen y semejanza de la comunión de la Trinidad-con-nosotros, a imagen y semejanza de Dios Amor-con-nosotros…

Este orden ayudará a ser, a hacer, a crecer y a irradiar ayudando a resplandecer en más y más comunión, ayudando a ser en más y más comunión, ayudando a hacer en más y más comunión, ayudando a crecer en más y más comunión, ayudando a irradiar en más y más comunión… ayudando a ser, a hacer, a crecer y a irradiar resplandeciendo más y más como hermanos, haciendo brillar más y más nueva fraternidad obrando en más y más unidad a Mi Corazón, ayudando a ser, a hacer, a crecer y a irradiar obrando en unidad de ser y acto, de manos y de corazón, de palabra y de obrar a Mi obrar…

[El velero sigue ondeando en el mar. El faro sigue resplandeciendo junto a las estrellas del Cielo, las estrellas de nueva fraternidad y las estrellas vivas. La transconsagración sigue encendida a nuestro alrededor, colmada de star dust y de communion sparks. La brisa sigue ondulando nuestros cabellos y nuestros pies tan descalzos como el corazón…

Me apoyo con más confianza aún en Su pecho…]

Me pones en una posición vulnerable, ¿sabes? Dependo del sí a Dios de una criatura para decirte sí… Esta es una misión conjunta… 

[Él me sonríe con gran ternura…]

Dios también conoce esa vulnerabilidad, Dios sabe lo que es necesitar el sí de una criatura, de la misma forma que está contando con su fiat Amor… Esta dependencia es una dependencia al sí de Dios, es la sana dependencia de la criatura a Su Creador, pues este “sí” depende de que ambos hacer vida la voluntad del Padre, la voluntad de Dios Amor-con-nosotros…

[El contempla a nuestra Madre del Cielo con entrañablísima ternura]

Yo conozco esa vulnerabildiad, Yo necesité el fiat de ella, de su sí a Dios…

[Nuestra Señora del Nuevo Albor me estrecha la mano…]

Y yo necesité el fiat de José, su sí a los sueños de Dios…

[Jesús Caridad me estrecha con ternura junto a Su Corazón]

Dios quiere contar con el sí de ambos… ¿y quien eres tú, amada criatura, para oponerse a Su voluntad? Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre…

[Le sonreí, más arropada aún por Su manto…]

Hágase en nosotros, Amado, según Tu caridad. Hágase en nosotros, Dios Amor enamorado de Su Iglesia, según Tu Palabra…  Hágase en nosotros según Tu llamada a ser adorado como Dios Amor-con-nosotros, hágase en nosotros según Tu llamada a adorarte con todo el crecimiento, hágase en nosotros según Tu visión y Tu Sueño, Dios Amor, hágase en nosotros según Tu misericordia, hágase en nosotros según Tu entrega, hágase en nosotros, Amado, según el deseo y el sueño de Tu Corazón… Hágase en nosotros según Tu plenitud… Hágase en nosotros según Tu llamada a resplandecer como Tu pueblo del nuevo albor, pueblo de la tierra más pequeña llamado a resplandecer como estado de nueva fraternidad… Hágase en nosotros según Tu llamada a reconocerte como Dios Amor que haces nuevas todas las cosas, como Dios Amor que mantiene Su alianza, como Dios Amor que nos pide hacer vida Su mandatum novum amando como Tú nos amas primero… Hágase en nosotros según Tu bendición, según Tu sanación, según como nos colmas de gracia y de ternura, como defiendes a los oprimidos y enseñas Tus caminos, según Tu compasión, según Tu clemencia… Hágase en nosotros según Tu llamada a amarnos unos a otros pues así conocemos a Dios Amor, según Tu llamada a vivir por medio de Ti, haciendo vida Tu ofrendazgo de luz, según Tu llamada a vivir colmados de Tu Espíritu, dando testimonio de que Dios es Amor que salva, ama, libera, iluminany renueva… confesando que Dios es Amoe y quien permanece en el Amor permanece en Dios, y Dios en él… Hágase en nosotros según Tu revelación, según el cómo te revelas a los sencillos y pequeños, aprendiendo más y más de Ti, maestro del Corazón… Hágase en nosotros según el tesoro de nuestros corazones, Tu Corazón… Hágase en nosoros según Tu llamada a acoger Tu vida y Tu gracia incondicionalmente, a hacer vida la creatividad viva, la entrega fiel y la fecundidad viva de la Trindad honrando y respetando los hijos que nos quieras enviar, haciendo lo posible para que ser ejemplos de santidad para ellos, amándolos y respetándolos y haciendo todo lo posible para que se puedan desarrollar física, mental y espiritualmente con toda la plenitud posible, pues los niños son regalos y bendiciones de Dios, no son nuestra propiedad sino nuestra semilla para ayudar a crecer, incluyendo los hijos espirituales: son hijos Tuyos cuyo crecimiento nos encomiendas, así que nuestro deber es presentarle la Buena Nueva y comunicarles la fe que Tú nos irradias con Tu nuevo albor, moviéndonos con Tu luz a ser buenos padres, buenos esposos, buenos ministros de crecimiento en comunión y buenos seres humanos que ayudan al prójimo y que educan y forman a sus hijos —también a los hijos espirituales— para convertirse en personas, cristianos y ciudadanos de bien… haciendo vida la entrañable ternura de Tu Corazón, haciendo más y más visible a los hijos que Dios es Amor, profundizando juntos el Amor inmenso de Dios por nosotros, descansando más y más en Tu Corazón teniendo experiencia personal del Amor de Dios hacia nosotros, mostrando a todos los hijos la bella experiencia personal de que Dios es Amor… Hágase en nosotros según Tu Star Challenge, comenzando por ayudar a resplandecer en comunión a los hermanos que nos pones más cerca del corazón, haciendo vida Tu obra viva de Amor, Tu plan, Tu proyecto, Tu revolución, con movimiento profético que también es consagración familiar que transforma el corazón en el faro vivo —familia luz, Iglesia Luz, Patria Luz— que nos llamas a ser para irradiar Tu Eucaristía viva como haz, plasmando el ícono vivo de la Eucaristía que nos llamas a plasmar con más y más orgullo humano, cristiano y civil que irradia más y más orgullo fraterno, pescando con ministerio de crecimiento en comunión, pescando con redes de caridad encarnada, viviendo la caridad al ofrendar todo el crecimiento haciendo vida Tu consagración familiar, ofrendándonos por la santificación de Tu Iglesia y su sacerdocio doméstico como Iglesia doméstica que hace vida Tu consagración…

[Me colma Su alegría…]

Hágase en nosotros según Tú nos has amado primero… Hágase en nosotros según Tu alianza, según Tu consagración…

[Jesús Caridad me estrecha con gran alegría y ternura…]

Hágase en ustedes según Mi llamada a conducir a nuestra iglesia doméstica a la plenitud, a la alegría, a la santidad… Hágase en ustedes según Mi ministerio de crecimiento en comunión… Hágase en ustedes según Mi discite a Me… hoy a hoy…

[Me besas la mano donde esta la alianza de la caridad y la colocas sobre tu corazón, mientras estoy sobre tu pecho]

y para siempre, estrellas del Cielo…

[Sencillamente descanso sobre Su Corazón mientras el velero sigue ondenado en el mar…]

Hágase en nosotros, Amado, según Tu Amor… Fiat Amor, Dios Amor-con-nosotros…

[Me estrechaste más tiernamente sobre Tu Corazón]

Hágase en ustedes, estrellas del Cielo, según Mi plenitud, según Mi ofrendazgo de luz, según Mi llamada a dar la vida al servicio de Dios, del hermano, de la Iglesia y de la Patria plasmando iglesia doméstica y Patria doméstica informada, conformada, transformada y reformada según Mi corazón…

[Descanso aún más profundamente en Tu Corazón…]

Fiat Lux, Fiat Amor, Fiat Pax, Fiat Unitas, Fiat Caritas, Fiat fraternitas… hoy a hoy y para siempre, amado Jesús Caridad… Hágase según Tu voluntad en nuestras vidas, hágase según la hermosa paz con la que inundas nuestros corazones…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s